Connect with us

Panamá

Panamá tiene su propio Goebbels, pero su maquinaria propagandística ha sido un rotundo fracaso para la administración Cortizo

Published

on

Por Elena Muñoz
Opinión

La mayoría de los presidentes latinoamericanos parecen tener su propio Goebbels. Paul Joseph Goebbels fue “ministro para la Ilustración Pública y Propaganda” del Tercer Reich entre 1933 y 1945, además de haber sido uno de los colaboradores más cercanos de Adolf Hitler. El alemán Goebbels se encargaba del manejo de los medios de comunicación en la Alemania nazi y fue quien masificó dentro y fuera del país europeo el mensaje de Hitler, utilizando las tecnologías que en ese momento los nazis tenían a su disposición, como la prensa impresa, la radio y el cine, donde la imagen del líder del Tercer Reich era proyectada positivamente de manera constante.

Paul Joseph Goebbels

Como su mano derecha, Goebbels fue el responsable de hacer llegar el mensaje de Hitler a las masas, entre otras formas, convocando a grandes concentraciones para promover el discurso nazi. Joseph Goebbels se encargaba de que durante horas, Hitler practicara sus discursos sobre una tarima y ante un podio que lo hiciera lucir mucho más alto de lo que en realidad era. Goebbels era también quien aconsejaba a Hitler sobre los gestos que debía hacer con sus brazos, manos y dedos, que hoy para el común de las personas occidentales resultarían prácticamente demenciales. Tales gestos eran continuamente practicados por el líder nazi y no eran producto del azar, la improvisación o la inspiración del momento.

Pero volviendo al tema de los presidentes latinoamericanos, como ya se ha dicho, se puede afirmar que la mayoría de ellos tienen su Goebbels. Se ha visto en Colombia con el equipo catalán de Gustavo Petro, vinculado al movimiento separatista de Cataluña. Está también el caso de El Salvador, donde el presidente Nayib Bukele ha contado con un equipo de asesores encabezado por la venezolana Sara Hanna. También está el caso del exministro de Información y ahora presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Jorge Rodríguez, quien ha ejercido una influencia muy marcada en el discurso de la administración de Maduro. Hugo Chávez tuvo también su Goebbels en un pensador europeo que lo asesoró en sus primeros años de Gobierno en Venezuela. Esto solo por referirnos a algunos casos.

Un Goebbels panameño

En el caso específico de Panamá, se pudiera decir que algunos ciudadanos no parecen haberse dado cuenta que también existe un Goebbels en el Gobierno de Laurentino “Nito” Cortizo. Y no es otro que Juan Carlos Tapia, quien se dio a conocer como comentarista deportivo y como promotor de famosos encuentros de boxeo, logrando también fortuna como empresario e inversionista.

Un Goebbels panameño

Tapia ha participado en el negocio de la energía eólica, que no tuvo éxito en Panamá y en el que el comentarista perdió buena parte de su inversión. A través de su espacio “Lo Mejor del Boxeo”, pagado y producido por él en la televisión panameña, Tapia realizaba comentarios políticos que llamaban la atención de los ciudadanos. En algún momento el empresario ha asomado la posibilidad de ser candidato a la presidencia de Panamá, causando con ello innumerables comentarios a favor y en contra, pues el comentarista se presentaría como un candidato antisistema, que se ha creído, pudiera estremecer las estructuras políticas establecidas en el país.

El empresario es ahora la “mano que mece la cuna”, el asesor y la principal ficha comunicacional del Gobierno de Laurentino Cortizo. Pero lejos de sumar, su labor parece haber restado mucho a un Gobierno que cada vez da más muestras de estar yéndose por un despeñadero. Es el mismo Gobierno que está recibiendo un fuerte rechazo por parte de la mayoría de los ciudadanos en Panamá, debido a sus desacertadas políticas.

Desde el principio del Gobierno de Cortizo, uno de los encargados de imponer al equipo comunicacional más próximo al jefe de Gobierno, fue justamente Tapia, quien logró incluir allí a su propio yerno, un karateca que era más conocido por pertenecer a la misma logia masónica de la que forma parte el comentarista de boxeo y el vicepresidente José Gabriel Carrizo. Pero el yerno de Tapia fracasó en su tarea y fue finalmente relegado a otras funciones dentro del Gobierno panameño.

Sin embargo, el yerno del empresario nunca ha dejado de estar cerca del entorno comunicacional de Cortizo, equipo que es manejado desde afuera por Tapia, quien, entre otras cosas, tomaría supuestamente decisiones relativas a contrataciones.

A la sombra del Gobierno de Cortizo, Tapia ha logrado realizar negocios que le han generado ingresos de cuantía. El comentarista impuso también a su hija en un puesto dentro del Gobierno y de una u otra forma se puede decir que domina el entorno comunicacional alrededor del presidente panameño, quien confiaría ciegamente en él.

Ocasionalmente el empresario reaparece con algún tema de interés público, en un aparente intento de sanear su imagen y deslindarla del Gobierno de Cortizo, aunque muchas otras señales parecen indicar que su relación con el entorno presidencial sigue siendo muy buena, no solamente en el Palacio de las Garzas, sino también en los equipos de comunicación de los despachos ministeriales, en donde serían bien oídas las recomendaciones de Tapia.

Actualmente existe una tendencia por parte de muchos presidentes y políticos latinoamericanos, de no contratar a periodistas, sino a publicistas, para manejar sus asuntos comunicacionales, bajo la premisa de estar más curtidos en el tema de las redes sociales. Es allí donde surgiría un hilo comunicante entre Panamá y Venezuela, pues el equipo afín a Tapia, encabezado por su yerno, ha sido el que le ha propuesto al jefe de Gobierno panameño, la contratación de una empresa dedicada a manipular la opinión a través de las redes sociales, call centers o mediante bots (robots) que difunden mensajes en Twitter y en otras redes sociales. La misma empresa ha cumplido igual función para el Gobierno de Maduro en Venezuela, donde ha tenido mucho éxito, reimpulsando desde hace meses la alicaída imagen del mandatario venezolano, que ahora parece estar en un mejor momento, según las más recientes encuestas, y con el pronóstico de seguir creciendo.

 

En esos servicios, los jefes de la actual administración panameña hacen una importante inversión, basándose en el éxito que la empresa ha tenido no solamente en Venezuela, sino en otros países como República Dominicana, donde la misma compañía hace lo propio con el Gobierno del presidente Luis Abinader.

Las de Panamá, Venezuela y República Dominicana son realidades sociopolíticas distintas, pero no por ello la empresa deja de percibir altas ganancias abarcando tales mercados, aunque con resultados muy disímiles, pues mientras en Venezuela ha estado teniendo algún éxito, en Panamá no ha tenido mucho acierto, aun cuando en todos los casos, la estrategia de la empresa ha sido la misma.



 
 

Semanario El Venezolano – Edición Internacional, del 04 al 18 de agosto de 2022

 
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Panamá Dos Cucharas es tu destino...

"Laboratorio Fútbol” ofrecerá a los fanáticos una nueva manera de vivir el deporte rey

Envían de vacaciones a los fiscales Ruth Morcillo, Adecio Mojica, Zuleyka Moore y Nahaniel Murgas tras denuncia de exministra por simulación de hecho punible y otros delitos

Únete y forma parte del comité que tendrá la tarea de construir un nuevo templo en Ciudad del Lago

Excandidato presidencial Juan Carlos Navarro es víctima de campaña de desprestigio y persecución judicial por parte de fuerzas oscuras con intereses políticos

Advertisement
Advertisement

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.

Contacto