Connect with us

Panamá

Los emblemas de la explotación dentro del fútbol panameño y cómo Panamá ha perdido a talentosos futbolistas

Published

on

Compartir

Por S. Cano

A pesar que el exfutbolista panameño Jaime Penedo publicó su biografía autorizada en 2018, titulada «Nunca te rindas», vuelve a ser noticia en Panamá. En su libro el exfutbolista relata algunos desencuentros que tuvo con directivos del fútbol panameño durante su carrera. La oportunidad es propicia para sacar a la luz algunos aspectos que guardan relación con el tema.

¿Quién es Jaime Penedo?

Jaime Manuel Penedo Cano nació el 26 de septiembre de 1981 en Panamá. Como futbolista ocupaba la posición de guardameta. Es miembro del departamento de Desarrollo Técnico de la Federación Panameña de Fútbol.

Debutó en el Estudiantes de Panamá en el 1998 y jugó hasta el 2002. Luego se fue al Club Deportivo Plaza Amador de Panamá y allí jugó desde 2003 hasta 2004. En el 2004 lo fichó Club Deportivo Árabe Unido, que también es de Panamá, donde jugó hasta el 2005. En ese 2005 partió a Europa para jugar en el Cagliari Calcio de Italia hasta el 2006. En ese 2006 cambió de país europeo para jugar en el Club Atlético Osasuna «B» de España hasta el 2007. En ese 2007 llegó para quedarse en el Club Social y Deportivo Municipal de Guatemala jugando por seis años o sea hasta el 2013. Era el 2013 y lo fichaba Los Ángeles Galaxy de Estados Unidos jugando hasta el final del 2015. En el 2016 lo compró Deportivo Saprissa de Costa Rica y jugó hasta mitad de 2016. Para la segunda mitad lo compró F.C. Dinamo Bucarest de Rumania ahí permaneció hasta anunciar su retiro el 21 de febrero de 2019

Fue el mejor portero del medio Guatemalteco siendo fundamental para la obtención del torneo apertura 2009 atajando todos los tiros de los jugadores de Comunicaciones y con ello lograron el título de la mano de Habegger que continuó el trabajo de Carlos Ruíz.

En Panamá ganó con el Árabe Unido el torneo Apertura 2004 y Clausura 2004, en Guatemala con el CSD Municipal ganó la Apertura 2008, Apertura 2009, Clausura 2010, Apertura 2011.

Con la Selección de Panamá tiene 105 participaciones con la absoluta, siendo el segundo en la historia por detrás de Gabriel Gómez (110), en 2009 ha ganado la Copa Centroamericana. Participó en la Copa Mundial Rusia 2018. El 16 de agosto de 2018 Penedo anunció su retiro de la Selección de Panamá a los 36 años de edad.

Luego de haber sido elegido como el mejor portero de la Copa de Oro de la Concacaf de 2013, fue fichado por Los Angeles Galaxy de la Major League Soccer en agosto de 2013 y consiguió el título 2013-2014.

Liga Nacional de Ascenso

La Liga Nacional de Ascenso es el equivalente panameño a lo que en otros países representa la Segunda División del fútbol. Sin que nada haya sucedido, en el pasado reciente ha habido en Panamá, casos de equipos de fútbol, como los del Atlético Deportivo Panamá Viejo, antes conocido como Panamá Viejo Fútbol Club o el Río Abajo Fútbol Club que tuvieron como financistas a personas vinculadas al narcotráfico y al pandillerismo. Sin embargo ello no acarreó a que hubiera un «fair play» un juego limpio financiero o una investigación por parte de las autoridades locales, incluida la Fiscalía o de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut), Pandeportes o de cualquier otro ente deportivo, incluido la FIFA. Y aunque era un Secreto a voces en Panamá, nadie se pronunciaba al respecto y muchos preferían guardar silencio ante tal presencia en Panamá en el fútbol de Segunda División.

 

Equipos

Sociedad Deportiva Atlético Nacional

Otro caso es el de la Sociedad Deportiva Atlético Nacional, un equipo financiado, constituido y formado con dinero de la Policía Nacional de Panamá, algo cuya legalidad está en discusión. Su caso se puede comparar al de otro equipo que fue financiado por el municipio de Capira, y que luego se convirtió en blanco de un escándalo que lo llevó a perder el financiamiento municipal y también a su ruina.

El solo financiamiento de la Policía Nacional representa un claro ventajismo por parte del Atlético Nacional, pues inclusive empleados de la policía formaban parte del equipo. Pero nunca por esto hubo un pronunciamiento.

También hubo clubes, como el Alianza Fútbol Club, financiado con fondos dudosos pertenecientes a un expresidente centroamericano prófugo de la justicia. Esto sin mencionar el caso de otro equipo financiado por un expresidente ecuatoriano, con ganada fama de no estar en sus cabales. Pero en estos y otros casos tampoco se dijo algo al respecto, pues solo parecía importar que los equipos recibieran el dinero.

Los jugadores de la Primera y Segunda División del fútbol panameño carecen de beneficios socioeconómicos. Muy pocos tienen la posibilidad de contar con cotización en el Seguro Social. Muchas veces solo reciben un salario durante los meses de juego, pero no en el resto del tiempo en el que permanecen inactivos. Tampoco cuentan con buena alimentación. Ha habido situaciones tales en los que a los jugadores se les suministra ginseng como si se tratase de vitaminas. Suelen carecer de atención médica o seguro médico, fisioterapeuta, gimnasio, una dieta balanceada o del equipamiento necesario.

La Asociación de Jugadores ocasionalmente levanta su voz pero luego calla y se supedita a la Federación y a los propietarios de la Liga, que está constituida por familias prominentes con muchos negocios en Panamá, que obtienen beneficios no de la Liga en sí, sino de su figuración pública y de la influencia que les representa pertenecer a la Liga.

Muchos de los jugadores son explotados, esclavizados y no se les libera. Está, por ejemplo, el caso de un futbolista de apellido Moreno, quien ha jugado en Perú y Emiratos Árabes Unidos, pero nunca ha sido liberado, en una suerte de esclavitud moderna. Y están también los de otros jugadores que han sido vendidos a otros países, en donde pasan muchas necesidades económicas, a los que hasta han tenido que rescatar por estar pasando hambre en lugares donde incluso han llegado a proponerles dedicarse a la prostitución, sin que nadie en Panamá diga algo al respecto.

En el país no hay canchas suficientemente adecuadas, ni con el debido mantenimiento para los equipos de primera y segunda división. Las instalaciones deportivas presentan condiciones infrahumanas, aunque a veces se le hace creer al mundo que se trata de instalaciones de primer nivel.

No se conoce bien el destino y la administración de los aportes que la Federación realiza a los equipos de la Liga y no hay ente alguno que se atreva a realizar auditorías. Tampoco se conoce cómo la Federación hace uso propio de los recursos o quiénes se benefician con los fondos. El mundo debería conocer todo lo que sobre esto sucede en Panamá.

Chorrillo Fútbol Club

Uno de los casos más preocupantes es el del Chorrillo Fútbol Club, ahora convertido en Unión Deportivo Universitario, cuya máxima autoridad es el actual presidente de la Federación.

En el equipo se vuelve a repetir el tema de la explotación de los jugadores, a quienes se les realizan contratos que los mantienen prácticamente en una situación de semiesclavitud, permanentemente atados.

Los directivos se han beneficiado de los patrocinios. Ha sucedido con la empresa de estaciones de servicio Terpel y la cadena de comida rápida McDonald’s, casos en los que se desconoce con cuánto se quedaba la agencia que manejaba los patrocinios y cuánto obtenía uno de los directivos del equipo en comisiones.

Pero más allá de esto también están los escándalos sexuales a lo interno del equipo o las relaciones impropias entre algunos miembros de la directiva y empleados, de ambos sexos, respectivamente.

Por mencionar un ejemplo, hay un directivo que posee una cadena de comida tradicional y aprovechándose de su posición dentro del equipo, consiguió contratos con la Policía Nacional y el sistema penitenciario.

Hubo otro directivo que consiguió contratos durante el Gobierno del expresidente Ricardo Martinelli, para la construcción de canchas sintéticas.

Lo cierto del asunto es que muchos en la directiva se beneficiaron del equipo, menos los jugadores, a veces utilizándolo como una especie de plataforma para la obtención de contratos y negocios, algo que al parecer continuaría sucediendo en la actualidad, esta vez con el Unión Deportivo Universitario.

Club Deportivo Plaza Amador

El Club Deportivo Plaza Amador tampoco es la excepción. En el equipo los jugadores no gozan de los beneficios necesarios y la explotación se hace palpable. Tampoco cuentan con instalaciones deportivas adecuadas. Un expresidente del equipo lo utilizó como trampolín para convertirse en abogado del expresidente Juan Carlos Varela. Otros directivos, de apellidos extranjeros, también hicieron negocios valiéndose de la plataforma que le significaba el equipo.

Tauro Fútbol Club

Los dueños del Tauro Fútbol Club, de ascendencia italiana, también utilizaron en su momento la figuración del equipo para impulsar sus negocios con el Estado panameño. Los jugadores del Tauro tampoco han recibido el mejor trato, siendo también explotados, aunque en menor medida en comparación con otros equipos de la Liga panameña.

Los directivos del Tauro se han vuelto muy famosos por imponer y sustituir directores técnicos, preparadores de porteros de la selección nacional y por imponer a miembros de su plantilla en la selección mayor.

En algún momento contrataron a un preparador de porteros de origen colombiano, que literalmente solo «intoxicó» al fútbol panameño, colmándolo de engaños y fraudes.

Alianza Fútbol Club

Uno de los clubes que peor fama se ha labrado en cuanto a la explotación de jugadores y por la manera como sus directivos se han lucrado de la formación de la cantera deportiva, cobrando por la impartición de clases privadas en instalaciones del Estado panameño, es el Alianza Fútbol Club. El club ha recibido financiamiento dudoso de un expresidente centroamericano y de un expresidente ecuatoriano. Uno de sus directivos fue director de Pandeportes, utilizando también la proyección qué le dio su presencia en el equipo para conseguir ese cargo público.

Algunos presumen que el equipo también le sirvió para darle legitimidad a su cuestionada prosperidad económica, luego de haber estado al frente de Pandeportes.

San Francisco Fútbol Club

El San Francisco Fútbol Club es uno de los clubes panameños que menos explota a sus jugadores. Con sede en la ciudad de La Chorrera, de la Provincia de Panamá Oeste, cuenta con mejores instalaciones que la mayoría de los demás equipos.

Sin embargo, es de los que más han sacado provecho del tema futbolístico en Panamá, pues sus directivos están ligados a canales de televisión, teniendo mucha participación en el aspecto promocional y televisivo.

Prestan mucha atención al tema del rating en los partidos eliminatorios y a los ingresos que mediante sus patrocinantes pudieran tener gracias a ello.

Casos de jugadores

Kevin Melgar

Desde el punto de vista de casos específicos de jugadores, el de Kevin Melgar es muy particular. Se trata de un jugador explotado durante años, desde antes de cumplir la mayoría de edad, por el Alianza Fútbol Club, donde directivos del equipo prácticamente han hecho con Melgar todo lo que han querido.

A Melgar le truncaron su futuro. Nunca lo convocaron a la selección mayor. Este jugador fue un prospecto que género mucha expectativa en países como Italia y Brasil, cuando estaba en ligas menores, pero no pudo salir al exterior, ni siquiera a jugar a otro país de Centroamérica, porque el Alianza Fútbol Club lo mantuvo atado a su plantilla de jugadores con un contrato que solo beneficiaba al equipo, que ser menor de edad, había firmado su representante legal. Además de ello, el contrato sufrió algunas alteraciones sin consentimiento de Melgar, prolongándolo por mucho más tiempo, sin que nadie investigara o le reclamara al equipo o a la Federación.

Junior Torres

Otro ejemplo es el de Junior Torres, quien era uno de los mejores prospectos de porteros que ha tenido durante mucho tiempo el fútbol panameño. A pesar de haber tenido propuestas en otros países de Centroamérica, no logró la oportunidad de ser fichado por un equipo de fútbol extranjero. Torres fue capitán del Chorrillo Fútbol Club, etapa en la cual el equipo se tituló campeón.

Pero los momentos de Torres en el fútbol panameño quedaron solo para el recuerdo. El exfutbolista tuvo un accidente automovilístico estando bajo los efectos del alcohol y por negligencia de la Federación y del equipo, le realizaron intervenciones quirúrgicas en la rodilla que desde el principio no fueron bien hechas por parte de un médico de la Federación.

Gracias a esto, Torres perdió sus capacidades físicas y nunca pudo volver a estar como antes, luego de su recuperación. No pudo volver a caminar igual y su pierna no respondió de manera correcta.

Alberto Zapata

Alberto Zapata es un futbolista retirado. Fue uno de los mejores jugadores de todos los tiempos en la historia de Panamá. En la Liga israelí vistió la camiseta de un equipo que fue dirigido por uno de los grandes jugadores y entrenadores del mundo entero. Nos referimos al exfutbolista y entrenador alemán Lothar Matthäus. Además de varios equipos de la Liga profesional de Panamá, Zapata también jugó en China y en varios países de Centroamérica.

Alberto Zapata fue un jugador con grandes méritos y grandes talentos. Su última etapa la pasó en el San Francisco Fútbol Club, aunque jugó buena parte de su carrera en la Sociedad Deportiva Atlético Nacional.

A pesar de sus grandes aptitudes y capacidades, hoy en día no dirigen y forma parte del cuerpo técnico de la Federación, quizás por no estar bien conectado, como otros. Zapata siempre tuvo un comportamiento deportivo profesional y nunca se le conocieron vicios, manteniendo siempre la rectitud en todos sus actos.

Humberto Peláez

Humberto Peláez fue miembro de la selección nacional Sub-19 de Panamá. Su contrato con el Club Deportivo Plaza Amador incluía cláusulas solo favorables para el equipo. Peláez nunca fue convocado a la selección mayor de forma permanente, a pesar de haber jugado en la Liga Universitaria en Estados Unidos, titulándose campeón en varias oportunidades. Solo jugó con la selección absoluta en contadas ocasiones, para partidos de la Concacaf y de poca trascendencia.

Hoy Peláez se encuentra retirado del fútbol y se dedica a formar a porteros en Estados Unidos. Nunca ha sido llamado para ser preparador de porteros de la selección nacional de Panamá.

Peláez siempre estuvo a otro nivel en el fútbol panameño, contando con estudios universitarios. No fue un jugador a quien los equipos pudieran fácilmente explotar, como sucede con otros jugadores en Panamá.

Alan Hernández

Alan Hernández fue también uno de los mejores jugadores de todos los tiempos en Panamá. Se formó en las ligas menores del Inter de Milán, donde jugó junto al italiano Mario Balotelli. Hernández jugó en la Serie A, en el Associazione Calcio ChievoVerona, cuando el club italiano estaba en Primera División. Este futbolista panameño terminó sus días jugando en el Chorrillo Fútbol Club y en el Atlético Chiriquí.

Las lesiones obligaron a Hernández a retirarse del fútbol, luego de años de explotación. En la actualidad el exfutbolista es ingeniero industrial, se desempeña como modelo y participa en reality shows de competencias deportivas con mucha audiencia y proyección dentro de las fronteras panameñas.

El de Alan Hernández fue otro caso de explotación en el fútbol panameño, como se infiere de su época junto a Guillermo Villegas, uno de los llamados rostros de la explotación futbolística a lo interno de las ligas menores en Panamá. Villegas intentó mercadear internacionalmente tanto a Hernández como a otros jugadores, solo que para más provecho propio que de los futbolistas.

Alan Hernández fue otro de los talentos que se perdió en el fútbol panameño, gracias también al silencio de muchos.

Hernández fue llamado en una sola ocasión para jugar en la selección nacional. En el Chorrillo Fútbol Club vivió años de explotación, sin que le brindaran la atención médica necesaria.

Otras figuras en el fútbol panameño

Guillermo Villegas Dutary es abogado. Tuvo a su cargo una franquicia en las ligas menores panameñas de los equipos italianos Associazione Calcio Milan, del Associazione Calcio ChievoVerona y actualmente del Parma Calcio 1913.

El nombre del abogado es sinónimo de explotación de futbolistas de las ligas menores en Panamá, quienes son mercadeados en el exterior, una situación igual de deleznable que el tráfico humano.

Se ha tratado de una explotación contra la que la Federación o alguna otra institución panameña nunca se ha pronunciado.

Hernán Darío Gómez

Hernán Darío «El Bolillo» Gómez es un exfutbolista y entrenador colombiano ampliamente conocido en el fútbol latinoamericano. Entre los años 2014 y 2018 fue entrenador de la selección absoluta de Panamá y hoy es el entrenador del equipo Independiente Medellín en Colombia.

Gómez también ha sido entrenador de las selecciones absolutas de Colombia, Guatemala y Ecuador. Muchos reconocen sus méritos deportivos y personales.

En el pasado tuvo una relación cercana con el exfutbolista René Higuita y algunos llegaron a relacionar el nombre de «El Bolillo» con elementos del narcotráfico.

El entrenador colombiano fue acusado de ser permisivo con el consumo de droga dentro de la selección nacional de Panamá.

Se asegura que durante su época de entrenador de la absoluta de Panamá se permitió el consumo libre de marihuana por parte de integrantes de la selección nacional panameña.

También hay otros casos de entrenadores de entrenadores que han participado en la Liga Panameña de Fútbol, quienes tenían problemas de alcoholismo, de drogas o psiquiátricos, a los cuales nunca se les prestó atención, pero que sin embargo, tenían la responsabilidad de formar a jugadores.



 
 

Semanario El Venezolano – Edición Internacional, del 04 al 18 de agosto de 2022

 

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.

Contacto