Connect with us

Panamá

La lucha de la DEA contra Bagdad, la pandilla más grande de Panamá

Published

on

Agentes antidrogas y autoridades estadounidenses en Panamá han atacado recientemente a una de las pandillas más grandes del país, revelando su capacidad para coordinar los envíos de drogas hacia el norte. Pero el grupo, conocido como la banda de Bagdad, puede no ser capaz de soportar la presión de la investigación.

Luego de una investigación de más de un año, las fuerzas de seguridad de Panamá y la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos, llevaron a cabo una serie de operativos contra Bagdad, en la denominada Operación Neptuno. En medio de estas se puso en custodia a por lo menos 20 presuntos miembros de la banda criminal, entre ellos varios conectados con la masacre en la prisión La Joyita, ocurrida en 2019, y que dejó 15 muertos, informa InSight Crime.

La investigación fue exhaustiva. Fuentes informativas panameñas reportaron que los investigadores siguieron a los pandilleros, intervinieron sus teléfonos e identificaron sus propiedades, empresas fachadas y cuentas bancarias. También rastrearon las rutas que usaba el grupo en el océano Pacífico para mover cocaína hacia el norte, para pasarla a otros actores criminales.

Bagdad está conformada por una “federación” de 30 a 40 bandas más pequeñas, que siguen las órdenes de Jorge Rubén Camargo Clarke, alias “Cholo Chorrillo”, quien habría sido encarcelado por cargos de homicidio y pandillerismo, pero fue excarcelado en 2018.

Un avance clave en la investigación se logró a finales de 2020, cuando las fuerzas de seguridad tuvieron vigilada la fiesta de cumpleaños de la novia de Camargo Clarke, a la que asistieron la mayoría de líderes de Bagdad. Esa misma noche, se realizaron varios operativos sorpresa. Uno de ellos a la casa de la hermana de Camargo Clarke, como informó Panama Press, pues los fiscales creen que ella maneja las finanzas de Bagdad y aparece como presidenta o representante legal de muchas de sus empresas fachada.

En su casa, los investigadores hallaron un cuaderno con una lista de agentes de policía que presuntamente estaban en la nómina de la pandilla. Un agente incluso atendía la seguridad de la fiesta y había estado pasando información a Bagdad sobre los movimientos de la policía, según Panamá América.

Pero en los operativos no se logró la captura de Camargo Clarke, de quien se sospecha, como declararon fuentes de inteligencia a La Prensa, que huyó del país con otros altos miembros de Bagdad.

Análisis de InSight Crime

Una investigación como estas, de largo aliento y coordinada por la DEA, apunta a que Bagdad ha llevado una trayectoria de crecimiento hasta convertirse en un eslabón crucial de la cadena transnacional de la cocaína entre Colombia y Estados Unidos.

Aunque Panamá ha ido aumentando su importancia como país transportista, tanto hacia Europa como a Estados Unidos, el interés especial de la DEA en la pandilla es un indicio importante.

El grupo ha pasado de ser una pandilla de «tumbadores», o ladrones especializados en robar drogas de otros grupos, a controlar los cargamentos de cocaína que cruzan Panamá.

El grupo actúa con particular brutalidad dentro de las fronteras panameñas, y es capaz de causar estragos en la población civil y perpetrar masacres en prisión. Según autoridades panameñas, Bagdad también controla cerca del 50 por ciento de las ventas domésticas de drogas en el país, junto con su rival, Calor Calor.

Bagdad ha demostrado ser capaz de coordinar sofisticadas operaciones de transporte terrestre y marítimo por Panamá. Uno de los miembros del grupo, alias Dutary, dirigió la distribución y el transporte de estupefacientes por el archipiélago de Las Perlas y Boca la Caja, para lo cual reclutó a pescadores en sus operaciones en calidad de informantes y mensajeros, a cambio de combustible.

Más aún, el grupo ha logrado imponer su control en territorios claves del país. Según un fiscal, Bagdad no solo ha mantenido control sobre sus plazas fuertes tradicionales en los barrios de Curundú, El Chorrillo y Santa Ana, en Ciudad de Panamá, sino que también se ha expandido, consolidando el control sobre Boca la Caja y San Miguel, y más allá de la capital hasta las provincias de Panamá Oeste y Veraguas.

Lo que puede ser aún más revelador es que las autoridades admitan que el grupo ha logrado cooptar las fuerzas de seguridad del Estado. Panamá Press informó sobre las acusaciones de que agentes de policía hallados en la nómina de Bagdad ayudaron a los pandilleros a evitar ser capturados y a planear operaciones de narcotráfico.

“Bagdad no es una banda ni una organización criminal, es una corporación criminal con todas las capas económicas y lavadores de dinero necesarios para cometer delitos a nivel nacional, así como los tentáculos y la asociación con corporaciones criminales extranjeras”, fueron las palabras de un fiscal asignado al caso, recogidas por el medio.

Pero la Operación Neptuno no es solo un símbolo de prestigio criminal. Atraer el interés activo de la DEA y de otras autoridades estadounidenses, muchas veces ha sido el golpe de gracia para otros grupos narco en Centroamérica, como lo evidencian los Huistas y los Lorenzana en Guatemala y Los Valle en Honduras.

Y siguen los Cachiros, cuya posición al momento de su caída se parecía mucho a la que tiene Bagdad actualmente. En 2013, la DEA mostró especial interés en los Cachiros, uno de los mayores grupos transportistas de Honduras. Lo que siguió fueron una serie de decomisos, arrestos y presión financiera, además de esfuerzos por desarticular la red de corrupción en la policía que auxiliaba al grupo, todo lo cual tiene paralelos con los actuales operativos en Panamá. Las autoridades hondureñas incluso llamaron los decomisos con el mismo nombre: Operación Neptuno.

Para 2015, los líderes de Los Cachiros estaban negociando su entrega con la DEA.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Panamá

La vacunación VIP a los Pérez Valladares y otros escándalos que desataron la indignación de panameños en las redes sociales

Published

on

By

«Nadie que te importe». Esa fue la respuesta del expresidente Ernesto «El Toro» Pérez Valladares cuando le preguntaron en las redes sociales quiénes habían sido las diez personas vacunadas en su casa contra la COVID-19 y con cuál vacuna.

Es justamente la vacunación VIP a la familia Pérez Valladares el tema que ocupa la posición número 28 en una lista de 48 escándalos recientes relacionados con gobernantes, políticos y otras figuras públicas panameñas, algunos de estos atizados durante la pandemia.

También en las redes sociales se ha propagado el video de una ciudadana que reflexiona con indignación sobre mucho de lo malo que sucede en Panamá.

Continue Reading

Panamá

Vicepresidente de Panamá José Gabriel Carrizo quiere proceder legalmente contra los “infundidos” de “mentes malsanas”

Published

on

By

El Vicepresidente y Ministro de la Presidencia de Panamá, José Gabriel Carrizo, ha advertido con emprender acciones legales contra periodistas y personas que interactúan en las redes sociales, quienes han mencionado la presunta vinculación de individuos de su entorno familiar con hechos irregulares.

Carrizo ha rechazado menciones a su familia, anunciando que procederá legalmente contra quienes resulten responsables de estos ataques.

Carrizo escribió mensajes en Twitter en el que reaccionó a escritos que circulan en redes sociales donde “señalan vínculos supuestos en asuntos indebidos, que solo pueden ser concebidos por mentes malsanas.

“Durante largos meses he soportado con estoicismo un sinfín de infundidos, oprobios y calumnias, pese a que estos carecen de fundamento alguno. He procedido así en virtud de ser un funcionario electo y convencido que, como tal, debo respetar el escrutinio público” han sido las primeras publicaciones de Carrizo, quien quizás intentó referirse a los «infundios» y no «infundidos», que según el vicepresidente cree, esparcen algunas personas.

El vicepresidente agregó que: “No obstante, resulta intolerable que, ante el hecho de no responder a señalamientos por completo injustos, los ataques se dirijan hacia miembros de mi familia, señalando vínculos supuestos con asuntos indebidos, que solo puede ser concebidos por mentes malsanas”.

“Me reservo el derecho de proceder legalmente contra quienes puedan resultar autores materiales o promotores de estas infamias.

Continuaré cumpliendo con mis responsabilidades al servicio del país, de las cuales puedo rendir cuentas puntuales”, señaló el ministro de la Presidencia.

“Agradezco el apoyo recibido de todos los que repudian este tipo de prácticas contrarias a la verdad y a la esencia de la democracia”, puntualizó.

 

Continue Reading

Panamá

Los involucrados en las vacunas «clandestinas» de Pfizer en Panamá

Published

on

By

Por Frenadeso | Kaos en la Red

Se hacía un show en cada llegada de las vacunas a través de los medios de comunicación. Se transmitía hasta en horas de la madrugada. Se filmaba la “cadena de custodia”. Pero nadie se percató que algunas vacunas de los lotes que llegaban iban a parar a una clínica en el lujoso residencial de Coco del Mar

El nombre que ha salido a relucir es el de la Dra. Denisse Alexandra Vega Croker, hija y hermana de dos reconocidos ginecólogos obstetras, de igual nombre, Mario Gilberto Vega Rich y Mario Gilberto Vega Croker de Panamá Fertility y de Salud Pacífica donde son socios de Camilo Alleyne del PRD. Junto a sus padres y hermanos, Denisse Vega aparece en varias empresas, también con su madre, Alice Grace Croker de Vega y su otra hermana, Ana Patricia Vega.

Las empresas envueltas en el centro de vacunación clandestino son Cordón de Vida, S.A, cuyos directoras son Alice Grace Coker de Vega y sus hijas, Denisse Alexandra Vega de Murzi y Ana Patricia Vega de Cannavagio, y la otra, Laboratorio VDATEC, S.A. donde también aparecen como directores, Alice Grace Coker de Vega y Denisse Vega de Murzi, el esposo de ésta última, Domingo Antonio Murzi Arias, y, ¡sorpresa!, el ex administrador del Canal de Panamá, Alberto Alemán Zubieta y su socio, José Álvaro Restrepo.

Es decir, la élite económica y el administrador del Canal implicados en un centro clandestino de vacunación de Pfizer. Este país no deja de asombrar al mundo.

En 2014, Capital Financiero reseñaba:

“Aprovechamos también esta ocasión para darle nuestra más cordial bienvenida al país al ingeniero Álvaro Restrepo, un panameño brillante que lideró al equipo de innovación de Procter & Gamble por décadas como vicepresidente Global de Investigación y Desarrollo y que ha decidido volver a su Patria y sumarse a la firma de consultoría Abco Global, en la que trabajará en calidad de socio con Alberto Alemán Zubieta y José Barrios Ng.”

“La innovación logística será uno de los grandes desafíos de Panamá en los próximos años y estamos seguros de que Don Álvaro tiene mucho que aportarle al país para la construcción del hub logístico de Las Américas.”

Restrepo se asoció con Alemán Zubieta en Abco Global, una firma que el administrador del Canal creó luego de su salida de ese cargo. José Álvaro Restrepo Arango, aparece también como director en otras firmas, por ejemplo, en Compañía Panameña de Licores con la ex ministra de Economía y Finanzas, Eyra Chinchilla de Varela y Luis José Varela Rodríguez (Varela Hermanos y hermano del ex presidente Juan Carlos Varela) y en Destiladora Nacional, S.A. con este último.

¿Cómo aparecen los nombres de los ingeniero Alemán Zubieta y Restrepo Arango en un laboratorio clandestino en Coco del Mar?, es algo que ellos deben explicar.

Alice Grace Coker de Vega apareció también en los famosos Panama Papers de Mossack Fonseca a través de la empresa Revo Inc..

Curiosamente, en una de las tantas empresas en las que figura Denisse Vega está como directora Denise Eisenmann Vallarino, la hija de Ithiel Roberto Eisenmann Field, fundador de La Prensa y su verdadero dueño. ¿La “investigación” de Flor Mizrachi de La Prensa no habrá sido fuego amigo?

Denisse Vega está casada, como dijimos, con Domingo Antonio Murzi Arias, quien es hijo del venezolano Domingo Antonio Murzi Simonpietri y de Elvira Arias Vallarino, quién es a su vez prima hermana de Isabel Ida Vallarino Arias, esposa de Felipe “Pipo” Virzi López.

Como ven, siempre en actos de esta naturaleza salen a relucir los mismos apellidos de siempre. Lo de vacunación clandestina no es un caso aislado. Es esta clase empresarial, coimera y corrupta que crearon este Estado mafioso. Es su modus operandi. Así se hicieron ricos, mientras sus medios de comunicación impulsan campaña de odio y miedo contra las organizaciones populares.

Formulamos estas preguntas:

¿Desde cuándo se aplicaron vacunas en el centro clandestino de Coco del Mar?

¿Que protección se dio a la escena del crimen si los familiares de la implicada entraron como Pedro por su casa al mismo ?

¿Cuántas vacunas fueron?

¿Si eran del lote de Pfizer a Panamá, a cuántos panameños se le arrebataron sus dosis y los que se vacunaron qué se le aplicó, agua, como se venía denunciando?

¿Cuál es la relación de Denisse Vega de Murzi con la ministra “consejera”, Eyra Ruiz?

¿Qué confianza puede haber de ahora en adelante con la vacunación

Están jugado y negociando con la salud del pueblo.

FRENADES

Panamá, 9 de junio de 2021.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.