Connect with us

Panamá

La interesante historia de la Casa del Marqués de Valdehoyos desde donde el presidente Iván Duque habló de las relaciones entre Colombia y Panamá

Published

on

El presidente colombiano Iván Duque dijo que ante lo que se vislumbraba como la peor crisis humanitaria y migratoria en Latinoamérica, era necesario el establecimiento de una política de protección para miles de familias que cruzan la frontera huyendo de la grave situación que se vive en Venezuela.

El mandatario dijo que el pueblo colombiano ha sido solidario con los migrantes venezolanos y sus familias.

«Sabemos que esto tiene costos, riesgos y retos grandes pero en estos momentos no podemos ser indiferentes ante una gran afectación que ha dejado la dictadura en Venezuela», puntualizó Duque.

En entrevista concedida a Radio Panamá desde la Casa del Marqués de Valdehoyos en la ciudad de Cartagena de Indias, el presidente Iván Duque destacó que la frontera entre Colombia y Venezuela es sumamente extensa y tiene sus complejidades.

Sin embargo, Radio Panamá poco reseñó la interesante historia de la Casa del Marqués de Valdehoyos, que aquí presentamos.

Casa del Marqués de Valdehoyos

Desde abril de 2015, la Cancillería colombiana dispone de uno de los más importantes inmuebles del período colonial, para alojar a los huéspedes ilustres que visiten a Cartagena de Indias. El presidente Juan Manuel Santos y la Canciller María Ángela Holguín hicieron realidad este propósito.

Sobre la participación de Colombia en la industria marítima y portuaria,  el presidente Iván Duque resaltó que la expansión del Canal de Panamá les ha obligado a tomar acciones para adecuar sus infraestructuras.

 

Se trata de la Casa del Marqués de Valdehoyos, una bella mansión situada en la calle de la Factoría en el norte del centro histórico, sector donde residía la clase dirigente y los comerciantes acaudalados de la ciudad colonial. La casa fue construida hacia 1765, por el Marqués que le dio su nombre y la dotó no sólo de las comodidades propias de una vivienda señorial, sino también de los requerimientos de una casa de comercio.

Los Marqueses

Con la herencia de su madre y el producto de grandes concesiones comerciales y numerosas haciendas en los alrededores de Valledupar y Mompox, Josefa Tomasa asumió con habilidad los negocios relacionados con el comercio de importación de harinas y esclavos, privilegio que le fue concedido al Marqués por la corona española, que a la muerte de este le fue transferido a ella. Usaría la casa de la calle de la Factoría como sede de su actividad comercial y vivienda. A su lado, en una casa baja posteriormente demolida en tiempos de don Pedro Maciá Domenech, ahora reconstruida parcialmente por la Cancillería para instalar la cocina, funcionó la factoría de harina de Castilla. Aparte de las casas alta y baja, el Marqués poseía en la misma calle, dos casas altas más, vecinas a la casa solariega.

La casa del Marqués de Valdehoyos hacía parte del mayorazgo del mismo nombre que se fundó en 1750 alrededor del título nobiliario de su propietario, al igual que otras 26 casas en Cartagena. El mayorazgo consistía en un régimen especial de propiedad y sucesión hereditaria, en el que los bienes incluidos en él no podían ser gravados ni enajenados. Se transfería a la muerte de su poseedor a su primogénito o a otra persona determinada en la fundación.

La sucesión

Hijo de los Marqueses, don Gregorio de Hoyos y Fernández de Miranda, segundo Marqués de Valdehoyos, fue como su padre Caballero de la Orden de Calatrava y, además, Teniente Coronel del Regimiento de Caballería de Algarbe. Nacido en Cartagena fue criado en La Habana, donde se habían establecido y murieron sus progenitores a fines del Siglo XVIII. A Cartagena volvió después de la muerte de su padre, haciéndose cargo del mayorazgo que le fue transferido, en el cual se encontraban las casas ya mencionadas además de extensas haciendas en la región de Valledupar. Fue amigo del Virrey Antonio Amar y Borbón quien lo nombró alcalde de Valledupar en 1806, donde cometió numerosas tropelías que fueron causa de un levantamiento popular. Posteriormente, el Virrey Fernando Abascal del Perú lo nombró en 1813 Gobernador de La Paz, donde murió a manos de sus súbditos amotinados el 28 de agosto de 1814.

Desaparecido el segundo Marqués y aunque tuvo otros hijos, el mayorazgo pasó a su hija María de los Dolores de Hoyos y su esposo Pedro Ramírez de Virues, terceros Marqueses. En la década de 1830 aparece ya transferido a don Martín Ramírez de Hoyos, cuarto Marqués, quien al igual que sus padres vivía en España y vino a Colombia por aquellos años a reclamar los bienes del mayorazgo que habían sido incautados por el gobierno republicano. En 1839 los bienes del mayorazgo eran 26 casas en Cartagena, valoradas en $266.250. En 1825 la casa del Marqués de Valdehoyos le fue adjudicada al general Mariano Montilla por la Comisión Principal de Repartimiento de Bienes Nacionales, en pago por sus sueldos como militar en la guerra de la independencia por la suma de $32.523.00.

En ella tuvo Montilla -quien era a la sazón comandante de la plaza de Cartagena- el privilegio de hospedar por pocos días al Libertador, cuando llegó enfermo y decepcionado a esta ciudad en mayo de 1830, a pocos días de su fallecimiento en Santa Marta. Disuelta la Gran Colombia regresa Montilla a Venezuela en 1835 y la casa es adquirida ese mismo año, luego de un sonado pleito, por el catalán don Pedro Maciá Domenech, apoderado de la familia Valdehoyos en Cartagena, quien la habitó hasta su muerte. Una hija suya, Josefa Maciá Macaya, contrajo matrimonio con Antonio Teodoro Tono. Los descendientes de esta unión ocuparon la casa por cuatro generaciones.

Muchos personajes importantes tuvieron relación con esta casa. Entre ellos podemos mencionar al almirante Rafael Tono Llopis, héroe de la batalla del lago de Maracaibo, padre de Antonio Teodoro Tono; Daniel Lemaitre Tono, conocido escritor, músico, industrial y alcalde de Cartagena, nieto de Antonio Teodoro; Luis Carlos “El Tuerto” López, famoso poeta, autor del famoso soneto “A mi ciudad nativa”, casado en 1881 con Aura Marina Cowan, nieta de Antonio Teodoro.

En 1969, Marina López de Ramírez y Regina Escobar de Perdomo descendientes de Teresa Maciá y Antonio Cowan, propietarias del inmueble, lo vendieron a la Corporación Nacional de Turismo, gerenciada entonces por Raúl Eduardo Arbeláez. A este lo sucede el cartagenero Nicolás del Castillo Mathieu, quien emprendió la restauración de la casa con proyecto y dirección de Roberto de la Vega Visbal. En 1998, cuando se suprimió la Corporación Nacional de Turismo y se ordenó su liquidación, la casa del Marqués de Valdehoyos fue transferida al otrora Ministerio de Desarrollo Económico que la traspasó, en el año 2000, al Ministerio de Relaciones Exteriores, su actual propietario, para ser la sede alterna de la Cancillería en cumplimiento de la ley de la República de 1963 impulsada por el entonces  senador cartagenero Eduardo Lemaitre Román.

La casa original

La casa colonial cartagenera es una creación única que se desarrolló en los estrechos solares del trazado urbano de la ciudad. Su esquema es similar al de las casas del sur de España, herederas de las tradiciones del Mediterráneo -con marcada influencia árabe- que gira alrededor del patio central, donde la vida familiar cobra una particular intimidad aislada del mundo exterior. Su originalidad es producto del clima tropical, de los materiales y de las técnicas de construcción disponibles en la región.

La de Valdehoyos es de las llamadas casas altas con entresuelo, la tipología más importante de la arquitectura doméstica cartagenera. Tiene patio central, traspatio y huerta. La fachada es sencilla, como todas las de la ciudad en el período colonial, con rejas de balaústres de madera en las ventanas de los locales de la planta baja y en los entresuelos. Un amplio balcón de madera prolonga la sala sobre la calle. La portada es de piedra, característica de las casas principales de la ciudad. Se ingresa a través de un espacioso zaguán, muy alto, con techos sobre vigas de madera. A ambos lados se sitúan sendos escaños de piedra donde esperaban los menesterosos la limosna, lo que explica la existencia de la otra puerta entre el zaguán y el vestíbulo. Hay quienes dicen que esos escaños se utilizaban para montarse a los caballos, dadas las gradas que tienen en sus extremos. El zaguán es atravesado por un puente con balaustrada de madera que comunica los entresuelos de ambos lados de la casa

Del zaguán se pasa al vestíbulo en cuyo lado derecho está la escalera. A continuación se llega al patio, cuyos extremos este y oeste están claustrados con arcos de medio punto peraltados, muy propios de la arquitectura cartagenera de la época. Por uno de los lados del patio vuelan las balconadas del entresuelo y del piso superior. El lado norte está cerrado por un muro que no supera la altura de la planta baja, permitiendo que las brisas refresquen la casa. Debajo del patio hay un aljibe subterráneo cubierto con dos bóvedas de cañón para almacenar el agua lluvia para el uso doméstico. Pasado el patio se llega a las crujías donde tuvieron sus habitaciones los sirvientes y esclavos de la casa, y a un traspatio que comunica con la huerta.

En el frente de la planta baja y en los entresuelos estaban los almacenes y las oficinas. Estos espacios constituían la “factoría” que le dio el nombre a la calle, pues en el siglo XVIII, factoría era un establecimiento comercial. Los fardos de harina eran izados hasta los almacenes secos y ventilados que ocupaban los entresuelos. Hoy se encuentran ahí parte de las habitaciones con que ha sido acondicionada la casa para su nuevo destino de alojamiento.

La Casa del Marqués de Valdehoyos, además de tener su propia historia interesante, ha sido fuente de inspiración para varios relatos de ficción, algunos de ellos contenidos en las novelas ‘El amor en los tiempos del cólera’ y ‘Del amor y otros demonios’ de Gabriel García Márquez, y ‘La tejedora de coronas’ y ‘Cuando besan las sombras’ de Germán Espinosa. Algunas escenas de las versiones cinematográficas de las de García Márquez, fueron rodadas en esta casa. El genial poeta Luis Carlos López y Daniel Lemaitre Tono, con estrechos vínculos familiares con los herederos de la casa, también se refirieron a ella y sus habitantes. Se dice que en las noches deambula por la casa el fantasma de una bella dama de cabellera larga y vestido blanco vaporoso.

El nuevo destino

El inmueble ha sido acondicionado por la Cancillería para hospedar invitados especiales. Consta de diez confortables habitaciones distribuidas en los entresuelos y el piso principal; el gran salón, acondicionado para conciertos; biblioteca, salas de estar y el restaurante ubicado en la antigua caballeriza al fondo de la hermosa huerta sombreada por árboles tropicales, ornada con esbeltas palmeras.

En el patio posterior o traspatio se encuentra la piscina con bar y terrazas. Cuenta también con una azotea en una tercera planta y el mirador que la corona, desde el cual se puede divisar una hermosa vista sobre el mar Caribe para evocar los afanes del Marqués, que no cesaban hasta avizorar en lontananza los galeones que le traían su propia mercancía.

En imágenes: Canciller Holguín y el Presidente Santos hicieron la reapertura de la Casa del Marqués de Valdehoyos

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Panamá

¿Eran falsas o auténticas las vacunas que aplicaba clandestinamente en Panamá Matías Pérez Escudero, el “Dr. Abraham”?

Published

on

By

El Dr. Abraham, así era conocido Matías Pérez Escudero, un hombre que se hacía pasar como médico que ofrecía de manera clandestina el servicio de poder aplicar la vacuna de Pfizer a personas de alto poder adquisitivo y por el cual cobraba 200 dólares.

Matías Pérez Escudero es el hombre que aparece en las fotos registradas por el fotógrafo de la prensa en donde se observa como llega acompañado por otro sujeto. Todo comienza a principios de Febrero, cuando un miembro de la comunidad judía en Panamá le comenta a la periodista Flor Mizrachi, que cuando el se entera que “alguien” (Pérez Escudero) estaba ofreciendo el servicio de las vacunas de Pfizer pero que había que pagar. El hombre acude a otro lugar a recibir la vacuna, no en el laboratorio de Vidatec y cuando le pregunta al hombre que se la iba a poner como se llamaba el dice: “Soy el Dr. Abraham, pero no le muestra ninguna credencial. Poco después el Dr. Abraham resultaría ser Matías Pérez Escudero, informó Julia Alvear en Panamá Press.

Parte de la investigación de la Vacunación clandestina quedó evidenciada en la audiencia de Garantías donde el Juez declaró legal la detención provisional y acogió la formulación de la Fiscalía Anticorrupción le imputa cargos por la presunta comisión de delitos de estafa, fe pública (falsedad ideológica) y ejercicio ilegal de la profesión .

En menos de una semana la Fiscalía Anticorrupción ha podido establecer que se trata de un grupo criminal dedicado a cometer este ilícito que venían realizando casi desde principios de año, y que fácilmente pueden haber vacunado a más de mil personas.

En la investigación hay acreditadas al menos 20 personas, que recibieron la vacuna, pero 10 de las cuales se han hecho de manera privada un examen para determinar si estos recibieron en realidad la vacuna de Pfizer que los protegería contra la covid-19. “Todo indica que les aplicaron fue solución salina, de allí el delito de estafa, dijo a Panamá Press uno de los abogados que asiste a las víctimas de estos estafadores.

El modus operandis de Matías y su grupo era vacunar en diversos puntos del país, hacían ver que contaban con las vacunas, y lo ofrecían a gente con el suficiente recurso económico.

En el caso de Vidatec, el lugar no era el centro de operaciones sino que familiares de Denisse Vega acudieron a ese lugar a recibir la vacuna, cuando fueron abordados por la periodista Mizrachi. Matías, es la persona que llega al lugar junto con otro sujeto tal cual queda registrado por la noticia divulgada por Mizrachi.

Entre los casos donde se ha investigado a Pérez Escudero se remonta al año del 2014, donde la víctima es María Zubieta trabajadora del MOP en ese entonces.

Entre las personas que se vacunaron estarían familiares del Dr. Mario Vega, y personal que trabaja en estas empresas.

Aún se buscan a otros compinches de Pérez Escudero, quien ha sido investigado por delitos de estafa en el 2014.

Dudas

Pero hay dudas sobre si se trataba de vacunas auténticas que habían sido negociadas a través del ministerio de Salud o si las vacunas no eran tales sino solamente solución salina. Al respecto El Gallinazo comentó en las redes sociales:

Voy a escribir una novela de ficción: El Ministerio se Salud de un país muy corrupto hace un negociado vendiendo vacunas a gente VIP. Cuando son descubiertos hacen creerle al país que no eran vacunas sino solución salina. El aprendido acepta la culpa a cambio de mucho dinero.

Continue Reading

Panamá

Exfuncionarias denunciaron irregularidades en la Lotería Nacional de Beneficencia ante la fiscalía anticorrupción

Published

on

By

El abogado Aníbal Chery, ha dado a conocer que sus representadas han acudido a la fiscalía anticorrupción para aportar su declaración testimonial por las investigaciones que se realizan por supuestas irregularidades en la Lotería Nacional.

Detalló, que acusaron a los altos mandos del organismo político porque les exigían que inscribieran personas en el colectivo dependiendo del área, sino tenían que pagar una cuota, informó Celia Douglas en Radio Panamá.

Por su parte, Keyla Labastil señaló que fue una de las trabajadoras que fue destituida por no seguir indicaciones de algunos dirigentes del partido Molirena.

Otra exfuncionaria habló también sobre las supuestas irregularidades cuando fungía como cajera en la agencia de la lotería en San Miguelito, también fue despedida por no pagar la cuota.

La denuncia que presentaron ante la Fiscalía Electoral contra la Lotería Nacional que incluía a un diputado por el supuesto mal manejo de la entidad, fue archivada.

Detalles del informe con Josué Villao

Continue Reading

Panamá

Hermanos Btesh, llamados a juicio por casos de corrupción, comparten asesor de seguridad con el presidente Laurentino Cortizo

Published

on

By

Un asesor de seguridad del presidente Laurentino Cortizo, de nombre José Gómez, actúa a la vez como coordinador de seguridad de los hermanos empresarios Gabriel «Gaby» Btesh y Mike Btesh, empleando para ello a personal retirado del Servicio de Protección Institucional (SPI).

Lo particular del tema es que los hermanos Btesh son investigados por la fiscalía debido a su vinculación con diferentes casos de corrupción, entre los que se encuentran el de New Business y Financial Pacific.

Ambos hermanos fueron llamados a juicio el pasado mes de marzo por el Fiscal Primero Especializado Contra la Delincuencia Organizada, por la posible comisión de delito contra el orden económico en modalidad de Blanqueo de Capitales, en el caso New Business, entre más de una veintena de otros investigados.

¿Quién es Gabriel Btesh Btesh, número 5 en la lista de supuestos infractores?

‘Gaby’ es un experimentado empresario cuya astucia  le han permitido conectarse con los círculos políticos más poderosos y hacer millonarios negocios.

Gabriel Btesh heredó de su padre, Jack Btesh, la visión empresarial que ha caracterizado a toda su familia desde que llegaron al istmo a finales de los años 50 para dar vida a una de las tiendas de modas más reconocidas de la última época, Ben Betesh.

Pero Gaby, como lo conocen sus amigos, superó con creces las expectativas familiares, aseguró en 2015 el diario La Estrella de Panamá.

Considerado uno de los magnates de la crema y nata empresarial, Btesh acumula una fortuna multimillonaria y un emporio empresarial con diversas actividades, pero hay quienes aseguran que no puede demostrar su procedencia.

Es empresario de bienes raíces, negocio en el que incursionó a finales de los 90, cuando participó en la construcción del Centro Comercial Los Pueblos.

Para entonces, el empresario de origen hebreo soñaba con crecer en la industria inmobiliaria. ‘La costa es nuestro siguiente proyecto. En los próximos años se convertirán en ciudades, con viviendas’, dijo en una entrevista que le concedió a World Investment News, en 2005.

La inmobiliaria que fundó con el exvicepresidente Felipe Alejandro Virzi, que hoy está acusado por presuntos delitos contra la administración pública y blanqueo de capitales, ha sido su negocio emblemático.

Pero, sus intereses se enfocaron hacia otros nichos de negocios. Ha inscrito más de 150 sociedades, según registro que reposa en los anales públicos, y en menos de medio siglo de vida ha incursionado en un sin número de negocios que van desde la construcción de hidroeléctricas e inmobiliarias hasta empresas de exportación agropecuaria.

Ha hecho negocios con prominentes empresarios como Mayor Alfredo Alemán Chiari, aunque los nombres de sus socios más comunes, recurrentes en las sociedades en las que aparece como titular, son Felipe Virzi, Ricardo Calvo, Elvira María Virzi.

Su reputación alcanza, así mismo, la esfera política, sin exclusividad partidista.

EL BRAZO DEL PODER

Es precisamente Virzi, con quien comparte cargos directivos en muchas de sus sociedades, quien le inicia en los círculos del poder político del país.

De Gaby se sabe que fue uno de los benefactores de la campaña de Ernesto ‘El Toro’ Pérez Balladares, que ganó las elecciones para gobernar entre 1994 y 1999. En su gestión lo acompañaría en la vicepresidencia el socio y amigo de Btesh, Felipe Virzi.

Es precisamente durante esta administración de gobierno que nacen tres de sus empresas (Inversiones Inmobiliaria del Istmo S.A., Consorcio Hidroeléctrico Tabasará, S.A. —hoy Barro Blanco—, y Pavilion Financial Company Inc.).

El empresario se convirtió en ‘la sombra’ del entonces segundo vicepresidente de la República, hoy conocido como el ‘Tío Pipo’. Era su ‘guardaespaldas’ en las reuniones políticas.

En varias ocasiones asistió a importantes reuniones en su representación. Es así como se empieza a dar a conocer entre los miembros del Partido Revolucionario Democrático.

En 1999, en plena campaña electoral, se convierte en parte del equipo económico del entonces candidato del PRD, Martín Torrijos Espino.

Ese año, el partido torrijista perdió las elecciones frente a Mireya Moscoso (1999-2004).

Su estrecha relación con los Torrijos no le impide acercarse a la panameñista.

Fue el gobierno de la viuda de Arnulfo Arias el que le otorgó una concesión para la construcción del proyecto hidroeléctrico Tabasará I en las provincias de Chiriquí y Veraguas. La directiva de este consorcio hidroeléctrico la compartió con Virzi.

FLORECEN MÁS NEGOCIOS

En 2004, Btesh vuelve a apoyar a su amigo Martín Torrijos como uno de los coordinadores de las donaciones de campaña, en esa ocasión, alcanzando el triunfo que hizo crecer su buena racha.

De la época de Martín Torrijos (2004 – 2009) se conoce que ‘en su oficina tenía fotos de la familia del entonces presidente’, dijo al diario La Estrella de Panamá un excontralor de la República. Incluso se ha comentado que se le había asignado seguridad institucional. De lo que no existe duda es de que Btesh tenía la bendición de Torrijos.

En junio de 2007, compra una finca de 54 hectáreas en Río Hato a la Universidad de Panamá, a través de una transacción entre Fursys, S.A. —empresa que surtía de mobiliario de oficina al gobierno y que pertenece a Mike Btesh— y la recién creada Agro Playa Blanca Turística.

En esta época los negocios del empresario florecían como las veraneras en la estación seca.

LA ÉPOCA DORADA

El final del periodo de Torrijos se acercaba, pero llegaba la época dorada de los negocios de Btesh con el Estado panameño .

Gaby tuvo los suficientes tentáculos para mantener sus vínculos con el máximo poder político del país. Todo apunta a que fue otra vez su antiguo socio Felipe Virzi quien le acercó a Ricardo Martinelli, presidente entre 2009 y 2014.

A inicios del periodo de Martinelli, Btesh fue acusado por Mitchell Doens de intentar sobornarlo y de ser puente con el máximo dirigente de Cambio Democrático. Todo a cambio de cesar los ataques y cuestionamientos a la gestión Martinelli.

Entre los miembros del círculo empresarial cercano al gobernante era un estratega.

‘El arquitecto de los negocios que realiza el Ejecutivo con un selecto grupo de empresarios’ fue como lo llamó el hoy presidente Juan Carlos Varela, cuando aún era candidato y denunciaba irregularidades en el gobierno del que formó parte con Martinelli.

SIN HUELLAS

Durante la pasada administración, Gaby logró obtener millonarias concesiones, pero, esta vez, cuidando el rastro. Sólo fue posible relacionarlo con algunos de los jugosos negocios que concretó en el pasado periodo presidencial mediante minuciosas investigaciones, como la que se hizo con el escandaloso caso del terreno que vendió al ‘florista de Paitilla’.

César Segura, que vendía flores en Paitilla, recibió del gobierno de Martinelli un terreno de 5,700 metros cuadrados valorado en $11 millones que luego cedió al grupo Btesh &Virzi por $1.9 millones. Él mismo denunció la trama porque no recibió su parte del acuerdo.

Pero este no sería el único escándalo en que se mencionaría el nombre de Gabriel Btesh. El 27 de febrero de 2011, la entonces contralora, Gioconda de Bianchini, refrendó un contrato de concesión otorgado de forma directa por la directiva de Tocumen, S.A. a la sociedad Oasis Global Group S.A., una concesión por 10 años con un canon de arrendamiento de $1.1 millones para explotar tiendas de conveniencia en el aeropuerto de Tocumen

Una miembro de la directiva de esta sociedad formó parte de otras empresas con la inmobiliaria de Btesh y Virzi, se trata de Ailedsabel González.

A Btesh también se le vincula con una concesión por 20 años para administrar los estacionamientos de la principal terminal aérea del país.

La sociedad Republic Parking, S.A. recibió un ‘contrato directo’ para explotar este negocio por sólo $500 mil anuales cuando generó alrededor de $3 millones en el mismo periodo.

TOCUMEN

La administración de Tocumen también benefició con una concesión por 20 años a la sociedad Grand Bell, para construir galeras para los duty free por $3.3 millones. Esa sociedad fue creada en abril de 2008 y tiene como suscriptora a la abogada Ailedsabel González.

Otras concesiones que desde hace años mantuvieron parientes del empresario en el aeropuerto eran Inversiones Gabyn S.A. y Tequendama S.A.

A Btesh y a Virzi también se les ha vinculado con la concesión por 20 años a Vertikal Corporation Inc. para el suministro de combustible al aeropuerto.

El representante legal de la empresa es Lucas De León, un empleado de la división de proyectos de Btesh & Virzi.

Con el actual gobierno, Btesh no ha tenido tanta suerte y ya ha sido mencionado en distintas investigaciones que adelanta el Ministerio Público por delitos contra la administración.

Por lo menos dos empresas de su entorno fueron beneficiadas con millonarios contratos del cuestionado PAN.

Btesh recibió, además, $360 mil del dinero que, según el propio Virzi, se repartió de su ‘comisión’ de $5 millones por gestionar un contrato con Hidalgo e Hidalgo, empresa que se ganó el fallido proyecto de riego en Tonosí.

Btesh también recibió dinero que provenía de las cuestionadas comisiones que se ganó la empresa Cobranzas del Istmo.

Hoy, el paradero de Gabriel Btesh es desconocido, aunque se especula que está en Israel. No lo han llamado a indagatoria por ninguno de los casos en los que se le ha mencionado.

Los que lo conocen lo definen como ‘un hombre astuto’ que jamás repite equipo, para evitar que conozcan más a fondo sus actividades. ‘Siempre cambia sus jugadores. Nunca mantiene a los mismos colaboradores’, dijo un economista que trabajó para él.

Hay quienes lo definen como un hombre jovial y hasta amable. Él se considera ‘perseverante’, otros lo llaman ‘escurridizo’.

Encontrar registros suyos es una odisea. No existen fotos ni apariciones sociales o declaraciones. Pero su presencia es constante en los ámbitos empresariales y políticos desde hace 20 años, igual que ‘el hijo de casa de fuego’, significado de Ben Betesh.

Retenido en Estados Unidos

El empresario Gabriel Gaby Btesh, ligado a varios casos de alto perfil investigados por el Ministerio Público, fue retenido en 2018 por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos.

El incidente ocurrió el 22 de marzo de 2018. Btesh habría sido retenido por ingresar a territorio estadounidense sin la debida inspección (» entry without inspection»). El ICE -que es parte del Departamento de Seguridad Nacional- es la agencia estadounidense encargada de identificar actividades criminales transfronterizas. A través de su Oficina de Detención Deportación (ERO, por sus siglas en inglés), el ICE «identifica y captura a extranjeros que representan un peligro para la seguridad nacional, detiene dichos individuos cuando es necesario y remueve a extranjeros indocumentados de los Estados Unidos».

El comerciante era requerido a través de una alerta roja de Interpol, para que explique su participación dentro del caso New Business, sobre la compra de las acciones de Editora Panamá América, S.A. (Epasa) supuestamente con fondos públicos.

Viceministro

Carlos Cayito García Molino es el tercer viceministro de la Presidencia en la administración de Laurentino Cortizo. El nuevo viceministro reemplazó a Juan Carlos Muñoz, quien renunció en medio de un escándalo por la compra de ventiladores con sobreprecios de entre el 700% y el 900%. Se supone que García Molino debe dar transparencia a los procesos de compra en la Presidencia, que han recibido duros cuestionamientos, y por las que decenas de miles de panameños exigen al vicepresidente y ministro de la Presidencia, José Gabriel Gaby Carrizo, su renuncia de la cartera, informó Mary Triny Zea en La Prensa.

Pero el que vino a poner orden -el nuevo viceministro- tiene un pasado que hace dudar del manejo que le dará a los procesos de compra. Sin importar los cuestionamientos que se le hagan, García Molino dice tener su “conciencia limpia”.

Carlos Cayito García fue Director de Aduanas en la época del militarismo, cuando conformó un escuadrón especial para seguir los contenedores, que se encargaba de rendirle cuentas directamente a García. Uno de los miembros del escuadrón es hoy funcionario de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP).

Pero en la descripción de su hoja de vida que divulgó la Presidencia no hay nada alusivo a esos años en los que sirvió de cerca a un empresario conocido por sus cuestionados y multimillonarios negocios con el Estado: Gabriel ‘Gaby’ Btesh, en especial, durante el gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014), y los que obtuvo en el gobierno de Martín Torrijos (2004-2009).

El presidente Cortizo, en cambio, lo describió como una persona de larga “trayectoria y experiencia” en la administración pública.

Entre sus títulos académicos destaca una maestría en auditoría forense, especialidad que habría sido de utilidad para ocupar el cargo de secretario general de la Contraloría General de la República durante la pasada administración.

Precisamente, en la Secretaría General de la Contraloría se tramitan auditorías. Una de sus funciones era “dirigir y controlar, de forma general, las comisiones de trabajo y coordinar reuniones con auditores del interior de la República”, indica el informe de gestión de la entidad de 2015.

Y en cuanto a su trabajo en la empresa privada, es decir, con Gaby Btesh, él era firmante de cuentas bancarias de, al menos, tres empresas de Btesh -considerado uno de los integrantes del llamado “círculo cero” de Martinelli.

Boda

En junio de 2014 tuvo lugar en Aruba la boda de la pareja Tawil Btesh. El ahora esposo es un venezolano de apellido Tawil y la ahora esposa una panameña de apellido Btesh. El evento no tuvo nada que ver con un político venezolano, contrario a las especulaciones de algunos medios.

El banquete se llevó a cabo en el Hotel Riz Carlton y los invitados debieron pagar sus pasajes y habitaciones. Entretanto el desayuno, almuerzo, cena y bebidas corrieron por cuenta de la pareja.

El jueves 12 de junio de 2014 en la noche inició la celebración y luego la ceremonia religiosa que se prolongó viernes y sábado. Las carpas y decoración fueron totalmente importadas. La comida, alimentos kosher, fueron importados desde Miami y Panamá.

La boda de Harry Tawil y Sarita Btesh dio de qué hablar dentro y fuera de Venezuela. Harry es venezolano y su familia estaría vinculada a la ejecución de contratos estatales, particularmente de índole petrolero, describen algunas fuentes. La joven Btesh pertenece a una prominente familia judía panameña, que vinculan con altos miembros del gobierno del expresidente Ricardo Martinelli. El padre de Sarita es un millonario judío-panameño, que ha ejecutado grandes obras de construcción con el gobierno de Panamá. También tiene empresas en el ámbito financiero, bancario, inmobiliario y otros negocios más”. Más de 500 invitados ocuparon el Hotel Ritz Carlton de Aruba para hacerse presentes en la boda. Según reportes de prensa, los novios cubrieron las comidas de todos los invitados durante la boda programada para durar al menos 3 días.

Una orquesta local amenizó la jornada, que siguió lo establecido por el ritual religioso judío. Los regalos fueron comprados online a famosas casas especializadas en su tipo. Ataviados con trajes de gala y smoking, los invitados degustaron los platos Kosher cocinados por un distinguido chef.

En 10 contenedores el padre de la novia trasladó desde Panamá los alimentos, bebidas, sillas, mesas toldos y todo lo necesario para el festín.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.