Connect with us

Panamá

La interesante historia de la Casa del Marqués de Valdehoyos desde donde el presidente Iván Duque habló de las relaciones entre Colombia y Panamá

Published

on

El presidente colombiano Iván Duque dijo que ante lo que se vislumbraba como la peor crisis humanitaria y migratoria en Latinoamérica, era necesario el establecimiento de una política de protección para miles de familias que cruzan la frontera huyendo de la grave situación que se vive en Venezuela.

El mandatario dijo que el pueblo colombiano ha sido solidario con los migrantes venezolanos y sus familias.

«Sabemos que esto tiene costos, riesgos y retos grandes pero en estos momentos no podemos ser indiferentes ante una gran afectación que ha dejado la dictadura en Venezuela», puntualizó Duque.

En entrevista concedida a Radio Panamá desde la Casa del Marqués de Valdehoyos en la ciudad de Cartagena de Indias, el presidente Iván Duque destacó que la frontera entre Colombia y Venezuela es sumamente extensa y tiene sus complejidades.

Sin embargo, Radio Panamá poco reseñó la interesante historia de la Casa del Marqués de Valdehoyos, que aquí presentamos.

Casa del Marqués de Valdehoyos

Desde abril de 2015, la Cancillería colombiana dispone de uno de los más importantes inmuebles del período colonial, para alojar a los huéspedes ilustres que visiten a Cartagena de Indias. El presidente Juan Manuel Santos y la Canciller María Ángela Holguín hicieron realidad este propósito.

Sobre la participación de Colombia en la industria marítima y portuaria,  el presidente Iván Duque resaltó que la expansión del Canal de Panamá les ha obligado a tomar acciones para adecuar sus infraestructuras.

 

Se trata de la Casa del Marqués de Valdehoyos, una bella mansión situada en la calle de la Factoría en el norte del centro histórico, sector donde residía la clase dirigente y los comerciantes acaudalados de la ciudad colonial. La casa fue construida hacia 1765, por el Marqués que le dio su nombre y la dotó no sólo de las comodidades propias de una vivienda señorial, sino también de los requerimientos de una casa de comercio.

Los Marqueses

Con la herencia de su madre y el producto de grandes concesiones comerciales y numerosas haciendas en los alrededores de Valledupar y Mompox, Josefa Tomasa asumió con habilidad los negocios relacionados con el comercio de importación de harinas y esclavos, privilegio que le fue concedido al Marqués por la corona española, que a la muerte de este le fue transferido a ella. Usaría la casa de la calle de la Factoría como sede de su actividad comercial y vivienda. A su lado, en una casa baja posteriormente demolida en tiempos de don Pedro Maciá Domenech, ahora reconstruida parcialmente por la Cancillería para instalar la cocina, funcionó la factoría de harina de Castilla. Aparte de las casas alta y baja, el Marqués poseía en la misma calle, dos casas altas más, vecinas a la casa solariega.

La casa del Marqués de Valdehoyos hacía parte del mayorazgo del mismo nombre que se fundó en 1750 alrededor del título nobiliario de su propietario, al igual que otras 26 casas en Cartagena. El mayorazgo consistía en un régimen especial de propiedad y sucesión hereditaria, en el que los bienes incluidos en él no podían ser gravados ni enajenados. Se transfería a la muerte de su poseedor a su primogénito o a otra persona determinada en la fundación.

La sucesión

Hijo de los Marqueses, don Gregorio de Hoyos y Fernández de Miranda, segundo Marqués de Valdehoyos, fue como su padre Caballero de la Orden de Calatrava y, además, Teniente Coronel del Regimiento de Caballería de Algarbe. Nacido en Cartagena fue criado en La Habana, donde se habían establecido y murieron sus progenitores a fines del Siglo XVIII. A Cartagena volvió después de la muerte de su padre, haciéndose cargo del mayorazgo que le fue transferido, en el cual se encontraban las casas ya mencionadas además de extensas haciendas en la región de Valledupar. Fue amigo del Virrey Antonio Amar y Borbón quien lo nombró alcalde de Valledupar en 1806, donde cometió numerosas tropelías que fueron causa de un levantamiento popular. Posteriormente, el Virrey Fernando Abascal del Perú lo nombró en 1813 Gobernador de La Paz, donde murió a manos de sus súbditos amotinados el 28 de agosto de 1814.

Desaparecido el segundo Marqués y aunque tuvo otros hijos, el mayorazgo pasó a su hija María de los Dolores de Hoyos y su esposo Pedro Ramírez de Virues, terceros Marqueses. En la década de 1830 aparece ya transferido a don Martín Ramírez de Hoyos, cuarto Marqués, quien al igual que sus padres vivía en España y vino a Colombia por aquellos años a reclamar los bienes del mayorazgo que habían sido incautados por el gobierno republicano. En 1839 los bienes del mayorazgo eran 26 casas en Cartagena, valoradas en $266.250. En 1825 la casa del Marqués de Valdehoyos le fue adjudicada al general Mariano Montilla por la Comisión Principal de Repartimiento de Bienes Nacionales, en pago por sus sueldos como militar en la guerra de la independencia por la suma de $32.523.00.

En ella tuvo Montilla -quien era a la sazón comandante de la plaza de Cartagena- el privilegio de hospedar por pocos días al Libertador, cuando llegó enfermo y decepcionado a esta ciudad en mayo de 1830, a pocos días de su fallecimiento en Santa Marta. Disuelta la Gran Colombia regresa Montilla a Venezuela en 1835 y la casa es adquirida ese mismo año, luego de un sonado pleito, por el catalán don Pedro Maciá Domenech, apoderado de la familia Valdehoyos en Cartagena, quien la habitó hasta su muerte. Una hija suya, Josefa Maciá Macaya, contrajo matrimonio con Antonio Teodoro Tono. Los descendientes de esta unión ocuparon la casa por cuatro generaciones.

Muchos personajes importantes tuvieron relación con esta casa. Entre ellos podemos mencionar al almirante Rafael Tono Llopis, héroe de la batalla del lago de Maracaibo, padre de Antonio Teodoro Tono; Daniel Lemaitre Tono, conocido escritor, músico, industrial y alcalde de Cartagena, nieto de Antonio Teodoro; Luis Carlos “El Tuerto” López, famoso poeta, autor del famoso soneto “A mi ciudad nativa”, casado en 1881 con Aura Marina Cowan, nieta de Antonio Teodoro.

En 1969, Marina López de Ramírez y Regina Escobar de Perdomo descendientes de Teresa Maciá y Antonio Cowan, propietarias del inmueble, lo vendieron a la Corporación Nacional de Turismo, gerenciada entonces por Raúl Eduardo Arbeláez. A este lo sucede el cartagenero Nicolás del Castillo Mathieu, quien emprendió la restauración de la casa con proyecto y dirección de Roberto de la Vega Visbal. En 1998, cuando se suprimió la Corporación Nacional de Turismo y se ordenó su liquidación, la casa del Marqués de Valdehoyos fue transferida al otrora Ministerio de Desarrollo Económico que la traspasó, en el año 2000, al Ministerio de Relaciones Exteriores, su actual propietario, para ser la sede alterna de la Cancillería en cumplimiento de la ley de la República de 1963 impulsada por el entonces  senador cartagenero Eduardo Lemaitre Román.

La casa original

La casa colonial cartagenera es una creación única que se desarrolló en los estrechos solares del trazado urbano de la ciudad. Su esquema es similar al de las casas del sur de España, herederas de las tradiciones del Mediterráneo -con marcada influencia árabe- que gira alrededor del patio central, donde la vida familiar cobra una particular intimidad aislada del mundo exterior. Su originalidad es producto del clima tropical, de los materiales y de las técnicas de construcción disponibles en la región.

La de Valdehoyos es de las llamadas casas altas con entresuelo, la tipología más importante de la arquitectura doméstica cartagenera. Tiene patio central, traspatio y huerta. La fachada es sencilla, como todas las de la ciudad en el período colonial, con rejas de balaústres de madera en las ventanas de los locales de la planta baja y en los entresuelos. Un amplio balcón de madera prolonga la sala sobre la calle. La portada es de piedra, característica de las casas principales de la ciudad. Se ingresa a través de un espacioso zaguán, muy alto, con techos sobre vigas de madera. A ambos lados se sitúan sendos escaños de piedra donde esperaban los menesterosos la limosna, lo que explica la existencia de la otra puerta entre el zaguán y el vestíbulo. Hay quienes dicen que esos escaños se utilizaban para montarse a los caballos, dadas las gradas que tienen en sus extremos. El zaguán es atravesado por un puente con balaustrada de madera que comunica los entresuelos de ambos lados de la casa

Del zaguán se pasa al vestíbulo en cuyo lado derecho está la escalera. A continuación se llega al patio, cuyos extremos este y oeste están claustrados con arcos de medio punto peraltados, muy propios de la arquitectura cartagenera de la época. Por uno de los lados del patio vuelan las balconadas del entresuelo y del piso superior. El lado norte está cerrado por un muro que no supera la altura de la planta baja, permitiendo que las brisas refresquen la casa. Debajo del patio hay un aljibe subterráneo cubierto con dos bóvedas de cañón para almacenar el agua lluvia para el uso doméstico. Pasado el patio se llega a las crujías donde tuvieron sus habitaciones los sirvientes y esclavos de la casa, y a un traspatio que comunica con la huerta.

En el frente de la planta baja y en los entresuelos estaban los almacenes y las oficinas. Estos espacios constituían la “factoría” que le dio el nombre a la calle, pues en el siglo XVIII, factoría era un establecimiento comercial. Los fardos de harina eran izados hasta los almacenes secos y ventilados que ocupaban los entresuelos. Hoy se encuentran ahí parte de las habitaciones con que ha sido acondicionada la casa para su nuevo destino de alojamiento.

La Casa del Marqués de Valdehoyos, además de tener su propia historia interesante, ha sido fuente de inspiración para varios relatos de ficción, algunos de ellos contenidos en las novelas ‘El amor en los tiempos del cólera’ y ‘Del amor y otros demonios’ de Gabriel García Márquez, y ‘La tejedora de coronas’ y ‘Cuando besan las sombras’ de Germán Espinosa. Algunas escenas de las versiones cinematográficas de las de García Márquez, fueron rodadas en esta casa. El genial poeta Luis Carlos López y Daniel Lemaitre Tono, con estrechos vínculos familiares con los herederos de la casa, también se refirieron a ella y sus habitantes. Se dice que en las noches deambula por la casa el fantasma de una bella dama de cabellera larga y vestido blanco vaporoso.

El nuevo destino

El inmueble ha sido acondicionado por la Cancillería para hospedar invitados especiales. Consta de diez confortables habitaciones distribuidas en los entresuelos y el piso principal; el gran salón, acondicionado para conciertos; biblioteca, salas de estar y el restaurante ubicado en la antigua caballeriza al fondo de la hermosa huerta sombreada por árboles tropicales, ornada con esbeltas palmeras.

En el patio posterior o traspatio se encuentra la piscina con bar y terrazas. Cuenta también con una azotea en una tercera planta y el mirador que la corona, desde el cual se puede divisar una hermosa vista sobre el mar Caribe para evocar los afanes del Marqués, que no cesaban hasta avizorar en lontananza los galeones que le traían su propia mercancía.

En imágenes: Canciller Holguín y el Presidente Santos hicieron la reapertura de la Casa del Marqués de Valdehoyos

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Panamá

Omar Torrijos falleció cuando Panamá todavía era una colonia española, según un video viral de Cortizo

Published

on

By

Nuevamente se ha viralizado en las redes sociales un video en el que el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, dice estar conmemorando los 300 años de la desaparición de Omar Torrijos, quien falleció el 31 de julio de 1981, es decir, hace solo 40 años.

Si el dato de Cortizo fuera cierto, esto significaría que Torrijos falleció en los años 1700’s cuando aún Panamá era una colonia española, pues el país declaró su independencia el 28 de noviembre de 1821.

El video ya se había difundido en 2018 cuando todavía Cortizo no era presidente y ya algunos ciudadanos criticaban que alguien con semejante memoria pudiera ocupar el más alto cargo de Gobierno en Panamá.

Continue Reading

Panamá

Señalan a la constructora Bagatrac, que ha recibido contratos millonarios del Gobierno panameño, de construir una casa para el diputado Benicio Robinson

Published

on

By

Un video que circula en las redes sociales denuncia que en la zona de Boquete, la constructora Bagatrac, S.A., que ha conseguido contratos con el Gobierno de Laurentino «Nito» Cortizo por el orden de los 170 millones de dólares, le construye supuestamente una mansión a legislador perredista Benicio Robinson.

En el video se señala que Bagatrac es, presuntamente, propiedad de Alberto Jurado Rosales, actual representante del corregimiento de Tijeras y su gerente general es Jessenka Espinoza Ríos, alcaldesa del distrito de Boquerón, ambos electos por el gobernante partido PRD.

Asimismo se critica que en otros tiempos un caso así hubiese provocado que muchos se rasgaran las vestiduras y que el Ministerio Público iniciara una investigación de oficio por el evidente tráfico de influencias.

Continue Reading

Panamá

Escándalo de cuenta secreta vinculada al fiscal mexicano Alejandro Gertz Manero salpica a Panamá y al banco suizo Julius Baer

Published

on

By

Durante seis años Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República de México, ha realizado una persecución contra Laura Morán de 94 años de edad, quien fuera durante 50 años la compañera de vida de su hermano mayor Federico. Hasta ahora la motivación de la disputa era la supuesta negligencia de Laura y su familia en la atención de Federico, lo cual según el Fiscal habría provocado su muerte. En base a esa acusación Alejandra Cuevas de 67 años, hija de Laura, fue detenida acusada de «homicidio doloso por omisión de auxilio” y se encuentra en prisión desde hace casi un año aunque un juez anuló este jueves 16 de septiembre la orden de encarcelar a esta última.

En el litigio de un asunto personal, usando su poder como Fiscal, Gertz Manero ha incurrido en actos de prepotencia, abuso, conflicto de interés, chantajes y negociaciones «poco ortodoxas”. Lo que parecía una historia de terror en el ámbito de lo personal, se ha convertido en una historia de interés público, señaló la periodista mexicana Anabel Hernández en una columna para la agencia alemana Deutsche Welle que aquí reproducimos.

Hay información que podría significar que la verdadera motivación de la persecución es otra. La familia Morán encontró en el domicilio que Laura y Federico compartieron durante años, estados de cuenta fechados en 2014 de un portafolio de inversión de 7.954 millones de dólares, manejada por Operadora Invictus, establecida en Panamá- considerado mundialmente un paraíso fiscal-, abierta en el banco suizo Julius Bär y que de los cuales tengo copia. No tienen rotulado el nombre del titular, solo un número de cliente: el 0016.9863

La cuenta creada en 2010 comenzó con un depósito de 1.298 millones de dólares, en 2012 hubo un nuevo depósito de 6.158 millones de dólares, y en 2013 uno más de 293 mil dólares. En los documentos se detalla que el 26 por ciento de los recursos están en inversiones de renta fija y corto plazo, el 44 por ciento en renta fija y plazo mayor, y el 22 por ciento en acciones.

Operadora Invictus creada en 2010 se publicita como «un grupo de profesionales calificados, comprometidos y con amplia experiencia en el sector financiero”. De acuerdo a los registros oficiales de Panamá su director y tesorero es Fernando Méndez Montes. Katia Jannette Smith Chavez, es otro de sus directivos. Ambos están vinculados como directivos de al menos otras 7 compañías de manera simultánea en Panamá. Un esquema típico en la creación de empresas para que los verdaderos propietarios queden bajo la sombra.

Como «representante” de Operadora Invictus está registrado Antonio Sacido Blasco de nacionalidad española, quien fue denunciado en 2019 en Panamá por el delito de «patrimonio económico” junto con otras ocho personas de acuerdo a registros judiciales de ese país. Mientras que el banco suizo Julios Bar fue acusado de conspiración de lavado de dinero en el escandalo FiFA Gate, y en julio pasado anunció que pagaría al Departamento de Justicia de Estados Unidos cerca de 80 millones de dólares para llegar a un acuerdo judicial.

Gertz Manero es un funcionario público del viejo establishment. Fue responsable de la campaña nacional contra el narcotráfico en 1976, fue jefe de la policía de la Ciudad de México de 1998 al 2000, fue Secretario de Seguridad Pública del 1 de diciembre del 2000 al 2004 y diputado federal de 2009 a 2012 por el Partido Convergencia. Nadie comprende cómo fue nominado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador como fiscal, cargo en el que fue ratificado por el gobierno.

Existen testigos presenciales a quienes he entrevistado desde hace meses bajo la condición de no revelar sus nombres , quienes me han revelado que el Fiscal Gertz Manero a lo largo de su función pública, al menos de la época del sexenio de Felipe Calderón, cuando fue diputado federal; y cuando inició su función como Fiscal habría recibido dádivas, habría realizado llamadas de presión y negociaciones poco ortodoxas en algunos de los casos de delitos de cuello blanco abiertos en el actual sexenio.

De lo público a lo privado

El periódico El País publicó en marzo pasado un capítulo más de la tortuosa historia entre Gertz Manero y la familia Morán. Reveló que en noviembre de 2020, días después del arresto de la hija de Laura, el Fiscal a través de intermediarios habría prácticamente extorsionado a Laura y su familia para liberar a Laura a cambio de que le entregaran los bienes que le correspondían a Laura según el testamento de Federico, y desocupara la lujosa residencia en la que también, según el testamento, ella tenía derecho a vivir hasta que muriera.

Gertz Manero habló directamente con un familiar de Laura, quien esperaba por desesperación de ver a Alejandra Cuevas en la cárcel, llevar a buen término una negociación con el Fiscal. El familiar grabó la llamada. En ella el Fiscal los acusó no solo de la muerte de su hermano, sino de haberse apropiado de bienes y de haber tomado indebidamente 3.5 millones de pesos de las cuentas de Federico, cuentas que eran mancomunadas con Laura.

En la grabación, a veces en tono claramente amenazante, el Fiscal les exige que firmen escritos asumiendo la responsabilidad en la muerte de su hermano Federico. En un claro conflicto de interés y abuso de poder dio instrucciones que para terminar de llegar al acuerdo debían reunirse con Juan Ramos, subprocurador de la Fiscalía, revelando un claro conflicto de interés y abuso de poder del Fiscal quien usa como abogado privado a un subprocurador subordinado a él.

Otro de los operadores de Gertz Manero en el caso contra Laura Morán ha sido Javier Coello Trejo, quien fue quien a su nombre presentó la denuncia penal contra Laura y su familia por homicidio. Coello Trejo fue subprocurador de Investigación en la Lucha contra el narcotráfico en la PGR en el sexenio de Carlos Salinas. En expedientes judiciales de la PGR hay declaraciones ministeriales que revelan los nexos de Coello Trejo con el crimen organizado. Lo he documentado en el libro «Los Señores del Narco” desde 2010. En específico las denuncias narran las visitas personales que hacía en sus tiempos de subprocurador al capo Amado Carrillo Fuentes líder del Cartel de Juárez.

En su círculo cercano Coello Trejo solía bromear para justificarse: «esos son cuentos, no hay gordo malo”.

Casualmente Coello Trejo es el abogado de Emilio Lozoya ex director de Pemex en el sexenio de Enrique Peña Nieto, acusado en el mayor escándalo de corrupción destapado en el en el sexenio de AMLO. Se le señala por un desfalco a la petrolera mexicana de más de 200 millones de dólares y de haber sido parte de una red de sobornos para dar contratos a Odebrecht. Pero extrañamente nunca ha pisado la cárcel y ha llegado a una benéfica negociación con la FGR cuyo titular es amigo de Coello Trejo. Es claro en éste caso un conflicto de interés entre la parte acusadora y la parte defensora.

¿De quién es y de dónde viene el dinero?

Ni la compañera de Federico ni su familia sabían de la existencia de la cuenta en Suiza de casi 8 millones de dólares , y dudan que el dinero pudiera ser realmente de Federico. Sospechan que éste en realidad era el prestanombres de Alejandro Gertz Manero según me confiaron integrantes de la familia en mayo pasado, en un encuentro que sostuvimos.

Narraron que durante los últimos meses de vida y ya con un estado de salud deteriorado por la edad- Federico tenía más de 80 años- se cayó de la cama y se golpeó la cabeza. Aun así, mal herido y pese a que los doctores que mandó llamar Laura recomendaron reposo, Alejandro, quien entonces era rector de la Universidad de las Americas en la Ciudad de México, lo sacó de su domicilio. Laura le pidió que no se lo llevara por su delicado estado de salud pero el ahora Fiscal insistió en que era algo importante y no dejo que nadie lo acompañara. Se lo llevó por 7 horas presuntamente a firmar una serie de documentos. Federico llegó muy alterado y cansado a su domicilio y ahí se aceleró el declive fatal de su salud.

La familia de Laura dice desconocer a dónde llevó el Fiscal a su hermano aquel día, pero piensan que podría estar relacionado con la cuenta en Suiza. Operadora Invictus tiene una oficina en la Ciudad de México.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.