Connect with us

Panamá

Gobierno de Martinelli fue pionero en Panamá en el uso del software espía Pegasus

Published

on

Desde que Pegasus hizo su debut en 2016, como una de las herramientas más “oportunas” para que los gobiernos espíen, se ha utilizado en innumerables ocasiones para rastrear los teléfonos de ciudadanos de todo el mundo. Recientemente, The Washington Post publicó que México, Marruecos y otros países espiaron a unos 50.000 periodistas y activistas con el software espía.

En Panamá, el programa que utilizó el expresidente Ricardo Martinelli fue Pegasus, que supuestamente se infiltró en teléfonos celulares a través de enlaces a malware en mensajes de texto para monitorear cada detalle. Unas 150 personas entre 2012 y 2014 fueron presuntamente espiadas por el expresidente.

El lunes 19 de julio, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se refirió a los nuevos informes sobre el uso de Pegasus como «extremadamente alarmantes».

Dijo que los informes de los medios sobre este malware parecen confirmar «algunos de los peores temores» sobre el uso indebido y ilegal de la tecnología de vigilancia para socavar los derechos humanos de las personas. . “Estos informes confirman la urgente necesidad de regular mejor la venta, transferencia y uso de tecnología de vigilancia, y asegurar una estricta supervisión y autorización. Sin marcos regulatorios que cumplan con los derechos humanos, existen demasiados riesgos de que se abuse de estas herramientas para intimidar a los críticos y silenciar la disidencia ”, argumentó.

Bachelet recordó a los Estados que las medidas de vigilancia «sólo se justifican en circunstancias rigurosamente definidas y con un objetivo legítimo que las hace necesarias».

“Varias partes del sistema de derechos humanos de la ONU, incluida mi propia oficina, han expresado en repetidas ocasiones serias preocupaciones sobre los peligros de que las autoridades utilicen herramientas de vigilancia de una variedad de fuentes que supuestamente promueven la seguridad pública (…)”, agregó. El expresidente chileno también pidió a los gobiernos que “dejen de usar de inmediato las tecnologías de vigilancia en formas que violen los derechos humanos y deben tomar acciones concretas para protegerse contra tales invasiones de la privacidad regulando la distribución, uso y exportación de la tecnología de vigilancia. creado por otros «.

Blindados en el argumento de la lucha contra el terrorismo, países como México, Marruecos, Qatar, Yemen, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin utilizan el software para espiar a sus ciudadanos. Estos gobiernos son los protagonistas de la última investigación llevada a cabo por Amnistía Internacional y la organización francesa sin ánimo de lucro Forbidden Stories, junto con diversos medios de comunicación.

La prensa, la Unión Europea, la ONU y organizaciones defensoras de derechos humanos expresaron su indignación por el espionaje mundial a activistas, periodistas y políticos a través del programa informático israelí Pegasus, informó AFP.

Instalado en un teléfono móvil, este programa de la empresa NSO Group permite recuperar los mensajes de texto, fotografías, contactos e incluso escuchar las conversaciones de su propietario.

Esta investigación periodística, publicada el domingo por 17 medios internacionales, refuerza las sospechas sobre esta empresa israelí y se basa en una lista obtenida por el colectivo de periodistas France Forbidden Stories (historias prohibidas) y la organización de derechos humanos Amnistía Internacional.

En ella aparecen 50.000 números de teléfono seleccionados por clientes de NSO desde 2016 para un posible espionaje.

La lista incluye los números de 180 periodistas, 600 políticos, 85 militantes defensores de los derechos humanos o 65 empresarios, según la investigación realizada por el diario francés Le Monde, el británico The Guardian, el estadounidense The Washington Post y los medios mexicanos Proceso y Aristegui Noticias, entre otros.

Entre las víctimas, hay varios familiares y colaboradores del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, cuyos teléfonos fueron pirateados entre el 2016 y el 2017, cuando Obrador lideraba la oposición, indicó Aristegui Noticias.

Perito certificó en 2019 el uso de Pegasus en Panamá

El perito Luis Rivera Calles, experto en informática que laboró en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, testigo del Ministerio Público en el juicio que se le sigue al expresidente Ricardo Martinelli por presuntas escuchas telefónicas y dos delitos contra la administración pública en calidad de peculado, narró en 2019 su participación en dos diligencias oculares ocurridas en el año 2014. La fiscalía efectuó la relación de ambas pruebas documentales en las que el perito explicó su participación, y una tercera en la que defensa, en un juego limpio y el juez lo aceptó, el perito manifestó no haber participado y se suspendió el interrogatorio de la misma, indicó en 2019 Adelita Coriat en La Estrella de Panamá.

La Fiscalía pretendía dejar acreditado el equipo que el perito pudo observar en dichas diligencias: antenas que transmitían señales microondas, que llevaban el internet hasta la sede del Consejo de Seguridad y de ahí se conectaba a través de fibra óptica al edificio 150 del Consejo de Seguridad. El perito Rivera Calles, indicó que el sistema Pegasus, que supuestamente se empleó para intervenir en forma ilegal los móviles de cientos de personas, hoy víctimas, requiere de un sistema como el mencionado para operar en forma eficiente. Añadió que el equipo pegasus servía como un equipo remoto para conocer los datos de los celulares e indicó que se requiere de este tipo de soporte de internet.

«Nosotros lo que hemos logrado establecer es que hay documentos de la compra y recepción por parte de Gustavo Pérez que fuera parte del Consejo de Seguridad de este programa», manifestó el fiscal Ricaurte González al salir de la audiencia. Respondió, ante preguntas de la prensa, que la compra de dicho aparato se debe verificar en la parte administrativa cómo fue que se hizo. Este es un punto que la defensa ataca, ya que avanzó que carece de una auditoría de la Contraloría, por tanto no se puede considerar como una compra que haya efectuado el Estado, a pesar de que este tipo de aparatos o softwares son de venta exclusiva a gobiernos por parte del proveedor, NSO Gruop.

Al ingresar a la audiencia, González declaró a la prensa sobre la posible parcialización del testigo, el perito Rivera Calles por una supuesta publicación que hizo éste en las redes sociales en la que replicaba una encuesta en la que Martinelli lideraba al cargo de alcalde. Esa preocupación la planteó ante el juez presidente del Tribunal Roberto Tejeira, quien desestimó dicha situación endilgando a las partes la responsabilidad de acreditar o desacreditar al perito. Durante el juicio, no obstante, la Fiscalía no cuestionó al perito sobre dicha publicación, el fiscal explicó al finalizar la audiencia que no era el momento oportuno para hacerlo.

Durante el interrogatorio de la Fiscalía, el perito ratificó de que existía un aparato Pegasus mediante el cual se podía tener acceso remoto de los celulares y conocer todo su contenido, incluyendo fotos, agendas, conversaciones en tiempo real, etc.

 

Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 23 al 29 de junio de 2022

 
Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Panamá

Policía panameña halló en las Islas de San Blas más de 300 kilogramos de droga a bordo de yate procedente de Cartagena

Published

on

By

Hasta una playa paradisiaca, ubicada en las Islas de San Blas llegaron las autoridades policiales de Panamá luego de que sus pares colombianos los alertaros sobre una actividad sospechosa en la zona.

En los llamados cayos holandeses de Panamá encontraron a cuatro extranjeros y un lujoso yate. Según la bitácora, navegaron más de 360 kilómetros desde Cartagena en un viaje de placer, que trasportaba a una pareja, informó EL TIEMPO.

Pero, las autoridades establecieron que se trata de una nueva modalidad de narcotráfico para mover alijos hasta Europa. En efecto, durante 30 días, la pareja fingió estar de turismo en Cartagena en donde visitaron restaurantes y tiendas de lujo.

Luego, se dirigieron a un astillero en donde estaba el yate, cargado con 310 kilos de cocaína de alta pureza. Muy cerca del sistema hidráulico que permite el funcionamiento de los motores, los agentes descubrieron una caleta con el clorhidrato de cocaína.

Según pudo establecer EL TIEMPO, la droga fue envuelta en plástico e impermeabilizada con caucho negro.

La finalidad era proteger la carga de la humedad cuando llegara el momento, en alta mar, de pasarla a otra embarcación.

La Policía Antinarcóticos de Colombia confirmó que los extranjeros pretendían llegar hasta aguas continentales para “contaminar” los barcos que cruzan el canal de Panamá y que tienen como destino final el viejo continente.

Hasta ahora se sabe la pareja es emisario de una empresaria española que las autoridades identifican como alias Ruth.

Durante el periodo que estuvieron en Cartagena, los extranjeros tuvieron que esperar a ser contactados por hombres de la banda criminal conocida como ‘Los del golfo’, quienes les entregaron el alijo que se vendería en las calles de Europa.

Mientras eso sucedía, disimularon por varios días que estaban de turismo por las calles de la Ciudad Amurallada, derrochando dinero y visitando lugares exclusivos. Luego se desplazaron hasta un astillero, al sur de Cartagena, donde el navío fue adecuado por fibreros para ocultar el cargamento.

Una llamada fue la que alertó a las autoridades del posible contenido que iba en la embarcación.

Aunque la Policía colombiana ya los tenían identificados desde que surcaron la Bahía de Cartagena, tuvieron que esperar a que estuvieran en tierra firme para ejecutar las detenciones.

“El plan de estas organizaciones es aprovechar su perfil de turistas , el derroche de dinero y la visita a lugares exclusivos, para crear una fachada y así despistar el control de las autoridades”, aseguró el comandante (r.) de la Policía Antinarcíticos, coronel José James Roa Castañeda.

 

Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 23 al 29 de junio de 2022

 
Continue Reading

Panamá

Denuncian desvío de fondos y otras irregularidades en programa de becas otorgadas a estudiantes panameños a través del Instituto para la Formación IFARHU

Published

on

By

El Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (IFARHU) en los últimos días se ha encontrado en la palestra pública por presentar supuestas irregularidades en los programas de becas para muchos estudiantes que no han podido gozar de este beneficio, informó Delkis Rangel en La Verdad Panamá.

Deika Pineda, presidenta de la Asociación de Centros Educativos Particulares Unidos (ACEUPA), habló con La Verdad Panamá para exponer sus quejas referentes a la problemática que no solo afecta la imagen de diversas escuelas, sino también a muchos niños que dependen de esta ayuda para culminar sus estudios.

La dirigente señala que la virtualidad ha dado pie para que los problemas en la institución crezcan, ya que al inicio de la pandemia se le solicitó a los planteles educativos realizar sus trámites por medio de una plataforma digital de la mano con el Ministerio de Educación (MEDUCA). Algunas escuelas presentaron sus inconformidades, pero, comprendieron que en ese momento por motivos de falta de movilidad se debían adaptar a la medida, accediendo a la plataforma.

Al acceder a la plataforma, se percataron de que habían anomalías, entre ellas para citar algunas, estudiantes con becas de $90 dólares que al tiempo le depositaban $300 dólares, además de estudiantes que en el transcurso de la mañana le depositaban su beneficio y en horas de la tarde se lo retiraban; irregularidades que se fueron reportando al MEDUCA pero no daban respuesta a la molestia.

“Me parece que es un silencio cómplice que mantiene el MEDUCA en este tema, ya sabían que esto podía estar ocurriendo, los niños han sido los más afectados al no recibir sus becas y el IFARHU se escuda en decir que las escuelas no subieron la información a la plataforma, lo cual le hemos comprobado al MEDUCA que es falso, teniendo a los padres de familia bajo mareos y excusas”.

Pineda revela que como escuelas le realizan las certificaciones y las cartas correspondientes para que los estudiantes junto a sus acudientes, se dirijan a las instalaciones del IFARHU, pero esta institución hace que los mismos vayan 20 mil veces al lugar sin darle respuestas concretas.

La escuela le emite la certificación al padre de familia y el consuelo que recibe es que la beca será depositada dentro de 6 meses o que su cheque ha desaparecido ¿Por qué? Si el cheque ya debe estar habilitado si es un derecho del niño como estudiante, distorsionando por medio de excusas ese derecho y colocando a las escuelas como las responsables.

La fuente agrega que en varias ocasiones se han dirigido al IFARHU y al MEDUCA pidiendo solución y no se han hecho efectivas, ya que los padres de familias acuden a las escuelas molestos en busca de soluciones.

“Hay padres que dicen: yo pierdo más faltando a mi trabajo para ir a pelear eso, que esperando a que paguen. Dejando el trámite a medias y yo siempre les he dicho: a alguien le va a llegar esa beca al bolsillo que no va a ser a su hijo y es exactamente lo que está pasando”

Actualmente muchos niños y jóvenes se ven limitados a seguir sus estudios al no recibir sus becas, han tenido que decidir en seguir estudiando o no, porque no cuentan con los recursos.

“Aplaudo lo que está realizando el diputado Silva, y todavía falta que busque lo que está pasando con las becas escolares porque él está enfatizado en las universitarias, sin saber lo que tiene atrás las escolares”.

Deika Pineda hace un llamado a las autoridades para que las becas sean otorgadas a las personas que realmente lo necesitan y no sean patrocinadas para otro tipo de actividad que no sea educación.

Incluso agregó, que la forma de pago que actualmente se maneja no llega realmente a la educación, hay que reformar todo el sistema y sacar provecho del beneficio en el sector educativo que tanto lo necesita.

“Los bonos que son para comida, que sean para comida. No podemos estar utilizando el dinero de educación para otros gastos porque no estamos haciendo nada para el avance educativo de nuestra juventud”.

“Como asociaciones nos hemos dirigido por medio de cartas al IFARHU planteándole esta temática del uso de las becas y diferentes aspectos que se encuentran en el ojo de la tormenta y el director de esta institución jamás ha prestado de su tiempo para atender el tema, jamás ha concedido las citas”.

Con referencia a lo anterior, concluye que todo el escenario que se está viviendo es resultado de las personas que están al frente de las instituciones que no cuentan con los conocimientos ni las experiencias para dirigir estos organismos de carácter social, desviándose los fondos y perdiendo los niños, jóvenes y la clase trabajadora que actualmente lo necesitan.

 

Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 23 al 29 de junio de 2022

 
Continue Reading

Panamá

Casos como el del venezolano William Monterola evidencian todo lo que sufren los migrantes que cruzan la selva del Darién para tener una mejor vida

Published

on

By

Las redes sociales están abarrotadas de imágenes y vídeos de las difíciles condiciones que atraviesan migrantes venezolanos y de otras nacionalidades que se atreven a cruzar desde Colombia la selva del Darién, con rumbo a Panamá.

Los migrantes deben confrontar peligros de todo tipo y en ocasiones padecen situaciones que requieren atención médica y que les imposibilitan poder seguir su camino.

En un corto vídeo fue presentado el caso del venezolano William Alfonso Monterola Albornoz, quien según sus propias palabras, es un ejemplo de todo lo que sufren los migrantes para tener una mejor vida. En el vídeo se ve al venezolano recostado en el suelo, sobre unas mantas, aparentemente herido.

 

Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 23 al 29 de junio de 2022

 
Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.