Connect with us

Panamá

Antes de ser corredor de bienes raíces en Panamá, el venezolano Ángel Enrique Zambrano hizo brillar en Venezuela un faro de corrupción

Published

on

Compartir

El exalcalde venezolano Ángel Enrique Zambrano se ha hecho conocer en Panamá como alguien de moralidad incuestionable, logrando convertirse en un consumado corredor de bienes raíces, con el número de acreditación PN 4860.

Pero no siempre fue así. Su pasado en Venezuela desdice de la estampa de rectitud que hoy exhibe el expolítico venezolano en Panamá.

En el año 1995 el político huyó de Venezuela, luego de haber sido, desde el año 1992, alcalde del municipio Baruta del estado Miranda, localizado en la región capital venezolana, donde se vio envuelto en graves hechos de corrupción.

Posterior a su etapa de alcalde, Zambrano huyó a Estados Unidos, donde años más tarde le fue supuestamente negada la visa, impidiéndole regresar a Norteamérica.

El exalcalde permaneció en Estados Unidos hasta que prescribió su causa en Venezuela, a donde regresó y logró arreglar sus problemas legales, gracias a las relaciones de su padre, quien fue gobernador del otrora poderoso partido Acción Democrática durante la conocida como Cuarta República, históricamente previa al arribo de Hugo Chávez al poder.

Una vez resueltas sus dificultades y logrado que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela cerrara su caso por motivos de prescripción, debido a los años que habían transcurrido desde que fue acusado de corrupción, el político dejó sin pagar los honorarios legales de su abogado.

Tras su regreso de Estados Unidos a Venezuela, mediante diferentes patrocinios logrados, Zambrano se dedicó a moderar un programa de radio, efectuando también algunos emprendimientos, como la creación de un hoy desaparecido pequeño semanario, denominado «El Faro del Morro«, tanto impreso como en versión online. Hoy por hoy el mismo nombre del semanario sigue siendo utilizado por algunos sitios en internet, aunque no se conoce bien si Zambrano guarda alguna relación con éstos, algo que el exalcalde tampoco ha explicado, como tampoco ha aclarado por qué no ha reclamado la utilización del nombre de su antiguo semanario con el que hoy se realizan distintas publicaciones en el ciberespacio.

Corrupción en Baruta

Si se revisa minuciosamente el pasado político del exalcalde de Baruta Ángel Enrique Zambrano, se hallaría un historial realmente sorprendente. Zambrano fue escogido como el primer alcalde de Baruta por elección directa, llegando a ocupar dicho cargo llevado en hombros por un movimiento vecinal y por el partido Acción Democrática (AD), un poco influenciado por el hecho de que su padre había sido Gobernador y Ministro durante la administración del exdirigente de AD y expresidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez.

Zambrano había creado a su alrededor grandes expectativas, para posteriormente decepcionar a muchos que confiaron en él. La Policía Municipal de Baruta resultó envuelta en los más grandes escándalos y algunos de sus funcionarios implicados en los peores delitos, como por ejemplo tráfico y consumo de drogas. El exjefe de la institución Alfredo Sáez Conde declaró entonces a los medios que el día en que asumió el mando del organismo policial, textualmente: “los funcionarios no se podían mantener en pie en el patio, donde fueron a concentrarse, de lo dopados que estaban”.

Ángel Zambrano fue investigado por presuntamente disponer de forma irregular de los dineros municipales, dilapidándolos y derrochándolos. Fueron los concejales copeyanos los que destaparon la olla y fue Ivón Attas, quien posteriormente lo sucedió en el cargo. Zambrano huyó a Miami, donde disfrutó de cierta fortuna, hasta que ésta se le acabó y no le quedó otra opción que regresar a Venezuela, no sin antes lograr la solidaridad de un Magistrado del TSJ venezolano.

En su retorno a Venezuela, escogió como destino para radicarse la ciudad de Lechería, estado Anzoátegui. Desde entonces, asesoraría allí a los alcaldes locales, llegando a considerar la posibilidad de lanzar su candidatura a algún cargo público. De esta forma el ex gobernante municipal se habría convertido en una especie de “gurú” de la opinión vecinal en Lechería.

El 3 de julio de 2011, Simón, E. Lacise, en un artículo para el sitio venezolano aporrea.org, escribió:

«Ah, una joyita de cuando visité a Puerto La Cruz y escuché una voz pesada de alguien como una seudoronquera que no pronuncia las “c”, las cambia por “d”, y oyéndole barbaridades me dijeron que era Ángel Enrique Zambrano. Lo recordé como el hombre audaz y malcriado, y en Internet encontré este análisis: “Fue escogido como el primer Alcalde de Baruta por elección directa, llegando a ocupar dicho cargo llevado en hombros por un movimiento vecinal (era como un Primero Justicia) y por el partido Acción Democrática, un poco influenciado por el hecho de que su padre, Ángel Zambrano (todos los hijos varones se llaman, Ángel Zambrano, variando sólo el segundo nombre, lo que indica un culto a la personalidad), había sido Gobernador y Ministro durante la administración de Carlos Andrés Pérez. Zambrano había creado a su alrededor grandes expectativas, para posteriormente decepcionar a muchos que confiaron en él. La Policía Municipal de Baruta resultó envuelta en los más grandes escándalos y algunos de sus funcionarios implicados en los peores delitos, como por ejemplo tráfico y consumo de drogas. Ángel Zambrano fue investigado por presuntamente disponer de forma irregular de los dineros municipales, dilapidándolos y derrochándolos. Fueron los concejales copeyanos los que destaparon la olla. Ivón Attas, lo sucedió en el cargo.

Se mencionaron permisos de construcción irregulares otorgados por él, para grandes Centros Comerciales, etc. Zambrano huyó a Miami, donde disfrutó de cierta fortuna, hasta que ésta se le acabó y no le quedó otra opción que regresar a Venezuela, no sin antes lograr la solidaridad de un Magistrado del TSJ venezolano. En su retorno a Venezuela, escogió como destino Anzoátegui. Con sus habilidades comerciales se metió en los medios de comunicación: saca una revista que es pura propagandas, su programa de radio es pura propagandas, metiche de la gastronomía en cuanta inauguración. De esta forma el ex gobernante municipal se habría convertido en una especie de “gurú” de la opinión vecinal en Lechería”.

En el año 2009, en la edición digital del diario Panamá América, apareció una fotografía en la que se podía apreciar a Zambrano disfrutando y dando cátedras de “decencia” y “conocimientos editoriales”, luego de haber estado prófugo de la justicia y haber saqueado las arcas municipales de Baruta. Posteriormente y después de haber vivido algún tiempo en los Estados Unidos, tuvo que regresar a Venezuela y negociar con el entonces magistrado Alfredo Ducharne, para que el mismo sobreseyera la causa que se seguía contra Zambrano.

El abogado venezolano Ricardo Koesling fue el encargado de defender judicialmente a Zambrano y nunca logró cobrar sus honorarios profesionales por tal defensa.



 
 

Semanario El Venezolano – Edición Internacional, del 04 al 18 de agosto de 2022

 
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Panamá Dos Cucharas es tu destino...

"Laboratorio Fútbol” ofrecerá a los fanáticos una nueva manera de vivir el deporte rey

Envían de vacaciones a los fiscales Ruth Morcillo, Adecio Mojica, Zuleyka Moore y Nahaniel Murgas tras denuncia de exministra por simulación de hecho punible y otros delitos

Únete y forma parte del comité que tendrá la tarea de construir un nuevo templo en Ciudad del Lago

Excandidato presidencial Juan Carlos Navarro es víctima de campaña de desprestigio y persecución judicial por parte de fuerzas oscuras con intereses políticos

Advertisement
Advertisement

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.

Contacto