Connect with us

Otras Latitutes

Aarón Elías Castro Pulgar cuenta la evolución histórica de la elección de los líderes religiosos del budismo

Published

on

Aarón Elías Castro Pulgar recuerda que ‘Dalái Lama’, canción del grupo Mecano, hace un repaso por la historia de Tenzin Gyatsho, el líder espiritual actual, y la invasión del Tíbet por parte de China y su anexión a principios de los años 50.

Tenzin Gyatsho, una figura que en Occidente sirve para inspirarse con frases motivadoras, pero que tampoco despierta demasiado interés, ha llegado a afirmar en alguna ocasión que desea romper el ciclo de las reencarnaciones para evitar que el próximo Dalái Lama no sea más que una mera marioneta al servicio de China, la cual también se ha pronunciado al respecto en otras ocasiones, pues pretende evitar las sucesiones del líder del Tíbet.

Lo cierto es que algunos apoyan el objetivo de que el próximo pudiera tener una mayor autonomía en Pekín, pero muchos se muestran cautos, teniendo en cuenta lo que sucedió en el pasado con Gedhun Choekyi Nyima, a quien los budistas tibetanos consideran la reencarnación del Panchen Lama (segunda figura más importante después del Dalái Lama). Lleva en paradero desconocido desde 1995, cuando tan solo tenía seis años y fue detenido junto a su familia por las autoridades chinas. Es el preso político más joven del mundo, explica el conferencista Aarón Castro Pulgar.

A nosotros, todo esto nos puede sonar estrambótico cuando menos. Tenzin Gyatsho, que es el Dalái Lama actual, nació en la provincia de Amdo y fue proclamado con el título que ha definido su vida con tan solo cinco años. Tras la victoria de los comunistas chinos, tuvo que cruzar los Himalayas a pie y someterse al exilio (donde todavía permanece), en la India. Antes de ello, los lamas vivían en Potala o templo de Lhasa, donde se establecían como los líderes espirituales y jefes supremos de una monarquía feudal dentro de una población donde la mayoría estaba compuesta por agricultores y ganaderos.

Los budistas tibetanos consideran que los Dalái Lama son emanaciones de Buda Avalokiteshvara (el Buda, o más bien Bodhisattva, de la compasión). Tenzin Gyathso es la 14 reencarnación, cuyo ciclo comenzó con Gendun Drup, nacido en una tribu nómada hacia finales de 1300, pastor hasta los siete años, antes de ingresar en el monasterio de Nartang.

Cuando este murió, los monjes decidieron buscar a quien debía ser su reencarnación, y se toparon con un joven de 17 años llamado Gendun Gyathso que les comentó que los había estado esperando desde hacía tiempo. Gendun le había dicho a sus padres nada más aprender a hablar que era el anterior Dalái Lama y recordaba su vida pasada, y según sigue la historia, gracias a él se estableció el llamado Lago de las Visiones, que ha servido para localizar a las demás reencarnaciones del líder espiritual.

Desde entonces, los problemas políticos y sociales que corresponden a cada época han marcado la trascendencia y la historia de los sucesores de ese primer Dalái Lama. Por ejemplo, Yonten Gyatsho (cuarto Dalái lama) no era tibetano sino mongol descendiente de Genghis Kan, lo que en su época trajo fuertes problemas políticos. El quinto Dalái Lama consiguió establecer relaciones cordiales con China y se le concedió el poder secular del Tíbet, el sexto Dalái Lama se pasaba el día en las tabernas de Lhasa y tenía muchas amantes, pese a las leyendas místicas que se cuentan en torno a su nacimiento, y del octavo Dalái Lama dicen que ya desde su nacimiento se sentaba en postura de meditación y mirando al cielo.

Y es que, aunque las historias sobre esta figura parecen entrelazarse entre la fantasía y la realidad, lo divino y lo humano, los monjes tibetanos siguen unas pautas muy concretas a la hora de elegir al que será el sucesor de su líder espiritual más importante. Por ejemplo, piensan que tras su muerte, la conciencia tarda un intervalo de 48 días aproximados en integrarse de nuevo en un feto, que ya desde su nacimiento dará señales de tener un carácter ‘especial’.

Todos han sido elegidos así. Todos desde muy niños, en un proceso que puede tardar dos o tres años, aunque con Tenzin Gyatsho se extendió un poco más. Cuando en 1933 murió el 13 Dalái Lama, Thubten Gyatso, había hecho grandes cosas por su pueblo: supo mantener el Tíbet como nación independiente a pesar de las presiones de la Rusia Imperial, la dinastía Qing y el Imperio británico, creó un sistema de impuestos, un cuerpo policial, introdujo la electricidad, el teléfono y el primer automóvil en el Tíbet, y vaticinaba grandes días futuros tras años de oscurantismo.

A su muerte, comenzó de nuevo el viaje. Jamphel Yeshe Gyaltsenn, uno de los regentes del Tíbet, tuvo un sueño: una carretera, una casa con un tejado azul, un perro y un niño sentado junto a él, en un pórtico. En 1937, los monjes fueron enviados a Amdo para encontrar la casa que cumpliera con las características de dicho sueño. En el poblado de Takser descubrieron efectivamente un hogar que cumplía las condiciones, entonces se disfrazaron de mercaderes y entraron en ella. Según cuenta, a pesar de todo, el niño los reconoció.

A continuación, realizaron las pruebas y exámenes pertinentes, entre las que se encuentra la más famosa: el reconocimiento de pertenencias. Colocaron frente al niño una serie de objetos (libros, tazas de té, rosarios), y él eligió y reconoció las que verdaderamente habían pertenecido a su predecesor en la vida pasada. Eso demostró que su memoria estaba intacta y reconocía lo que había sido suyo en el pasado, concluyó Aarón Elías Castro Pulgar.

 
 
 

Semanario El Venezolano – Edición Internacional, del 04 al 18 de agosto de 2022

 
Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otras Latitutes

Jorge Elías Castro Fernández cuenta cómo surgió en México un falso santuario animal que recibió millonarias donaciones

Published

on

By

Jorge Elías Castro Fernández señala que una fotografía de una cría de león que abraza la nariz de un oso gigante de peluche, publicada en marzo de 2018 en Instagram, tiene miles de comentarios y abundan frases en inglés y adjetivos como ‘sweetest’ (el más tierno). El enternecedor animalito se llamaba Lewis (o Louie, cariñosamente), pero su belleza tiene un lado oscuro: nació ilegalmente en cautiverio y si durante sus primeros meses lucía sano, era solo para que su dueño se lucrara con él a través de Black Jaguar-White Tiger, una falsa fundación que se jactó de ser «el santuario de felinos más grande del mundo». Todavía presume de rescatar animales maltratados, a pesar de que la finca fue clausurada en julio por carecer de los permisos necesarios para operar como un centro de conservación de especies en extinción. Los animales que sobrevivieron han sido rescatados, aunque la página de la fundación sigue en activo y puede seguir recibiendo dinero.

Las fotos de ese leoncito sirvieron para captar, a través de las redes sociales, millonarias donaciones para una improvisada finca (financiada por la fundación) en la que sus padres se reprodujeron sin control y sin permisos sanitarios. Después, Lewis fue abandonado. La misma suerte que corrieron, por lo menos, 500 animales salvajes y un centenar de perros. Finalmente, el abandono fue la condena de muerte para Lewis y la inanición, los problemas renales (causados por la falta de agua), y un colapso generalizado lo condenaron con solo cuatro años. Murió antes de que pudiera ser rescatado por un grupo de activistas que lograron salvar a otros felinos y a ejemplares de otras especies en peligro de extinción. No obstante, no se sabe con exactitud cuántos ejemplares de animales salvajes pasaron por ese campo de concentración animal que cautivó en Instagram a Katy Perry, Paris Hilton, Lewis Hamilton, Maluma, y a tantas otras ‘celebrities’ internacionales. La cifra que estiman los grupos animalistas oscila entre los 500 y los 700 animales que han sido víctimas de este entramado, explicó el consultor en seguridad Jorge Castro Fernández.

Esta historia, una suerte de ‘The Tiger King’ de Netflix a la mexicana, comenzó en las redes sociales de Eduardo Serio, un mexicano acaudalado, autoproclamado rescatador de animales, y fundador de Black Jaguar-White Tiger. Por el momento, este caso ha terminado en el silencio que guardan las fosas clandestinas donde yacen los restos de cientos de animales muertos por el más absoluto de los abandonos.

Dentro de ellas están los huesos de leones, tigres y panteras que, antes de morir, se habían comido las colas entre ellos mismos por el estrés, el hambre, la sed, y el abandono entre cerros de estiércol. O que fueron sacrificados injustificadamente cuando Serio (que se hace llamar PAPA BEAR en Instagram y todavía se jacta de ser el ‘padre’ de 503 felinos) no pudo hacerse cargo económicamente de ellos. Ese quizá sea el final, ya que a día de hoy, no hay responsables ni procesos judiciales avanzados en este caso que incluye maltrato animal grave, un cementerio clandestino de especies en extinción, así como corrupción y evasión fiscal.

Todo comenzó en 2013. Así lo cuenta Arturo Islas Allende, comunicador, divulgador ambientalista y una de las voces más férreas contra esa falsa fundación, y quien viralizó vídeos donde se muestran animales siendo rescatados en condiciones denigrantes. La estrategia de Serio, explica el comunicador, empezó cuando adquirió una jaguar negra llamada Cielo y vio el potencial que tenían los felinos en las redes para captar fondos para su fundación. Así, poco a poco, fue haciéndose con cientos de leones, tigres, leopardos, y perros.

El éxito fue meteórico y el centro recibía cada vez más famosos como Khloe Kardashian, Maluma, Paris Hilton (que visitó Black Jaguar-White Tiger en 2014, y se hizo fotos con crías de león y de tigre para sus redes), Kaley Cuoco, o miembros de los Backstreet Boys. Pero la popularidad no fue lo único que entró por la puerta del falso santuario, también lo hizo el dinero. La periodista mexicana Gabriela Gutiérrez (que desde 2017 lleva investigando el caso) publicó en un hilo de Twitter un documento que demostraba que los donativos de la fundación llegaron a ser de 1,5 millones de dólares en 2019 —mientras que en 2015 solo había recibido 232.000 dólares—, según las cifras que Eduardo declaró al Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos. En ese mismo hilo, Gutiérrez también publica la imagen de un león famélico y con la cola arrancada. Sostiene que Serio mentía cuando utilizaba el término ‘santuario’, pues para obtener ese distintivo son necesarias la revisión y aprobación de alguna asociación especializada, como la American Sanctuary Association, algo que jamás sucedió.

Uno de los primeros escándalos fue el de Katy Perry en mayo de 2018. Después de que publicara en su perfil de Instagram unas fotos con unas crías de león y de jaguar, sus seguidores la señalaron y criticaron. Los fans y animalistas le reclamaban que con esas fotos promovía el maltrato animal y la explotación de especies salvajes, actividades que son contrarias a lo que una fundación para la preservación de especies en peligro de extinción debería de hacer. Un par de días después, Perry borró las fotos y los medios hablaron del tema de forma escueta, pero no sucedió nada más.

Yael Ruiz trabajó en Black Jaguar-White Tiger desde septiembre de 2020 hasta abril de 2022 y confirma que los famosos no fueron engañados directamente, sino que todo alrededor de ese supuesto santuario era una mentira muy bien montada por Serio. Ruiz afirma que todo sucedió bajo el amparo de autoridades corruptas porque Eduardo Serio es hijo de Eduardo Moisés Salomón, una de las personas ligadas al caso de blanqueo de capitales y corrupción política para la financiación de la campaña presidencial del expresidente Enrique Peña Nieto, concluyó Jorge Elías Castro Fernández.

 
 
 

Semanario El Venezolano – Edición Internacional, del 04 al 18 de agosto de 2022

 
Continue Reading

Otras Latitutes

Aarón Elías Castro Pulgar explica algunos misterios filosóficos del budismo

Published

on

By

Aarón Elías Castro Pulgar cuenta que mirando desde la puerta del monasterio las columnas de roca y las torres de hielo que se elevaban 7.000 metros hacia el cielo, el monje budista sonrió y dijo: «Estoy en casa. En mi paraíso».

Luego volvió su atención al salón de clases donde estaba instruyendo a jóvenes monjes novicios.

Le di las gracias, cerré la puerta detrás de mí y me alejé del monasterio. Lejos del pequeño pueblo de Thame con sus sólidas casas de piedra y campos de cebada y papas. Lejos de los enormes picos del Himalaya. Y lejos del beyul.

Según una creencia integral en la escuela Nyingma del budismo tibetano -establecida en el siglo VIII y la más antigua de las cuatro escuelas diferentes-, un beyul es un lugar donde los mundos físico y espiritual se superponen, explica el conferencista Aarón Castro Pulgar.

Son valles paradisíacos ocultos cuya ubicación solo se revelará en momentos muy específicos, cuando el mundo esté bajo una enorme tensión y en peligro de destrucción por guerra, hambruna o plaga.

En esos momentos, se cree, un beyul se convierte en un refugio armonioso en un mundo inestable.

«Un beyul es un lugar sagrado y un santuario al que los lamas (maestros del budismo tibetano) pueden llevar a la gente en tiempos difíciles», explicó Frances Klatzel, autora de varios libros sobre la cultura budista y del Himalaya, incluido Gaiety of Spirit – the Sherpas of Everest.

Pero no cualquiera puede ingresar a un beyul, agregó. Solo puede hacerlo un verdadero budista con un corazón puro que haya superado enormes pruebas y dificultades.

Según los budistas nyingma, tratar de ingresar a un beyul cuando no se cumplen todas las condiciones puede llevar a la muerte.

Como autor de una serie de guías de la región y visitante habitual de las regiones del Himalaya y el Tíbet, me pareció fascinante que en algún lugar entre los pliegues del Himalaya pudiera haber tierras ocultas reveladas a unos pocos dignos paramomentos calamitosos.

Klatzel explicó que los beyuls fueron creados por Padmasambhava (nacido del loto) -conocido también como Gurú Rinpoche (maestro preciado)-, quien fue fundamental en la difusión del budismo en el Tíbet y el Himalaya alrededor de los siglos VIII o IX.

«Durante sus viajes por el Himalaya, Padmasambhava se dio cuenta de que vendrían tiempos de conflicto, por lo que usó sus poderes espirituales para purificar y ‘ocultar’ ciertos valles y escribió textos que describían sus ubicaciones y las condiciones para ingresar a ellos», señaló.

Esos textos quedaron escondidos en cuevas, dentro de monasterios y detrás de cascadas en todo el Himalaya y solo podían ser descubiertos por lamas en momentos predeterminados por Padmasambhava.

Nadie sabe exactamente cuántos beyuls hay, pero 108 es la cifra más aceptada, aunque la mayoría aún no se ha revelado.

Los que sí se han revelado suelen estar en el lado sur del Himalaya, que es más verde, más húmedo y más fértil, más «paradisíaco», que la meseta tibetana.

Los practicantes budistas han sabido de algunos durante siglos, como en Sikkim en el noreste de India y los valles de Helambu, Rolwaling y Tsum en Nepal, que están salpicados de pueblos y ciudades.

Hay otros cuya ubicación es conocida, pero son inaccesibles para la mayoría de la gente, pues un beyul puede ser tanto un lugar físico como un lugar espiritual, concluyó Aarón Elías Castro Pulgar.

 
 
 

Semanario El Venezolano – Edición Internacional, del 04 al 18 de agosto de 2022

 
Continue Reading

Otras Latitutes

Romeo Mawad y Miguel Mouawad Mawad, los empresarios motivo de polémica a los que vinculan con la corrupción financiera en Venezuela

Published

on

By

Romeo Mawad es un operador financiero de varios boliburgueses. El libanés Mawad un célebre colocador de depósitos públicos de boliburgueses en la banca privada y paraísos fiscales.

Según un reporte de la web Prensa América, Mawad, antes de convertirse en un potentado multimillonario, operaba en Venezuela un pequeño comercio de venta de computadoras.

Las comisiones recibidas por este libanés por sus truculentas operaciones le alcanzaron y sobraron para instalarse en el «imperio» mayamero.

El libanés mantiene propiedades e inversiones en varias ciudades norteamericanas como Brickell. Weston. Según informaciones allí sigue su vida ostentosa con dinero de los negocios sucios de sus clientes boliburgueses.

Durante años Romeo Mawad se habría desempeñado como broker del banquero Nelson Mezerhane, logrando la colocación en el Banco Federal de dineros provenientes de instituciones públicas. Habría fungido como intermediario entre el Grupo Federal y miembros del entorno gubernamental, particularmente con un ex Vicepresidente.

Una vez caído en desgracia Mezerhane, habría pasado a cumplir las mismas funciones al lado del banquero Víctor Vargas (archienemigo de Mezerhane).

Mawad se habría convertido, gracias a sus relaciones, en uno de los más destacados operadores financieros de la banca venezolana y colocador de dinero de entes públicos. En una entrevista que le ofreció a la escritora Cristina Guzmán, Romeo admitió tener una casa de bolsa en sociedad con el banquero Vargas. Hay quienes opinan que Mawad no cree en lealtades, sino en oportunidades.

Hijo de gato

Uno de los beneficiarios de las alianzas que dejó Alejandro «El tuerto» Andrade, fue con el ciudadano venezolano Miguel Antonio Mouawad Mawad, quien está señalado e investigado por Estados Unidos, por presuntas irregularidades a través del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes).

Mawad, residía en una lujosa mansión en Miami Beach, en el estado de la Florida, con su esposa e hijos, desde 2017. La fortuna de Maward, ascendería a 2.000 millones de dólares.

El investigado es hijo de Romeo Mawad, vinculado al chavismo y que gracias a esta conexión logró obtener millones y millones de dólares.

Aunque el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos ha sancionado a varias personas vinculadas con hechos de corrupción, lavado de dinero, Mawad, no ha sido incluido en esta lista. Aunque tienen un historial de acusaciones federales en Estados Unidos y de denuncias de corrupción en Venezuela.

La familia entera de los Mawad fue incluida como defendants (acusados) en relación al caso del financista venezolano Francisco Illarramendi. Según una demanda del receiver del caso John Carney, la familia integrada por Romeo, su esposa, su hija Tania y su hijo Miguel Mawad utilizaron tres empresas que establecieron en las Islas Vírgenes Británicas (BVI) y en Belize, para recibir más de $71 millones en fondos transferidos por el propio Illarramendi.

Según el portal Venezuela al Día, en un trabajo de investigación, las dos empresas abiertas por los Mawad en BVI, Horion Investment Ltd y Grimsel Group, Ltd, y la firma fundada en Belize, M Holding S.A., fueron descritas como “compañías de fachada” establecidas con el único propósito de recibir las transferencias fraudulentas de Illarramendi.

Los Mawad también fueron mencionados en la demanda de Carney en otra segunda operación realizada por intermedio del empresario Walter Stipa, de $15 millones, que fueron usados para comprar un hotel de playa en Aruba.

Romeo Mawad fue descrito en papeles de la corte de Connecticut como una persona “estrechamente conectada con funcionarios de alto nivel del gobierno de Chávez en Venezuela”.

En una oportunidad fue abordado por una ciudadana cuando se encontraban en un lujoso restaurante en Miami, la mujer que logró conocer al «corrupto» mostró su molestia en ver como disfrutaban del dinero de los venezolanos.

 

Tras la detención de María de los Ángeles González de Hernández, exvicepresidenta del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes), una entidad creada por Chávez, quien pasó de chavista militante y operadora de la corrupción, a colaboradora de la justicia norteamericana, un hijo de González desarrolló una relación de negocios con Miguel Antonio Mouawad Mawad, hijo de Romeo Mawad, con el objetivo de “salvar” la fortuna de la ex funcionaria de las garras de los fiscales federales.

Los Mawad tienen un historial de acusaciones federales en Estados Unidos y de denuncias de corrupción en Venezuela.

Muñeca de la mafia

Luego de hacerse viral una comprometedora foto de la actriz, modelo y presentadora venezolana Gaby Espino junto al empresario venezolano, Miguel Mawad, muchos internautas de la plataforma 2.0 se han ido en su contra asegurando que es una interesada y que cambia de novio a cada rato, reseñó.

Así fue como esta semana la polémica foto rodó por toda internet y los medios de comunicación, dejando ver a la posible nueva conquista de la venezolana, a quien se le conoce por haber tenido un sinfín de novios, reseñó gossipvzla.com.

El afortunado es nada más y nada menos que el empresario venezolano, Miguel Mawad acusado de tener una vinculación con presuntas irregularidades en bancos del Estado venezolano, además de ser señalado de fortuna ilícita. Cabe mencionar que Mawad contrajo matrimonio con Mariana Bahkos, con quién se desconoce si están divorciados.

Entre las fuertes críticas que ha recibido la venezolana en las redes sociales, resaltan las siguientes:

 
 
 

Semanario El Venezolano – Edición Internacional, del 04 al 18 de agosto de 2022

 
Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.