Connect with us

Panamá

Transparencia Internacional muestra cómo proveedores de servicios corporativos siguen resguardando a empresas anónimas en Panamá pese a escándalos como los revelados por los Panama Papers

Published

on

Cinco años después de que los Papeles de Panamá se publicaran por primera vez tras una filtración de documentos de Mossack Fonseca, entonces uno de los bufetes de abogados offshore más grandes del mundo, los gobiernos han recuperado más de US $ 1.360 millones en impuestos atrasados ​​y multas . Las autoridades de todo el mundo continúan investigando casos civiles y penales contra los acusados ​​de lavado de dinero y corrupción.

La publicación de los Papeles de Panamá en 2016 fue un momento decisivo para la transparencia financiera mundial . Los documentos filtrados proporcionaron una gran evidencia sobre el uso de empresas anónimas por parte de políticos, ejecutivos, multimillonarios y delincuentes para engañar al sistema y ocultar fondos adquiridos ilícitamente, según Transparencia Internacional.

La firma panameña Mossack Fonseca fue solo una de las muchas firmas de abogados que aún operan como proveedores de servicios corporativos, incorporando compañías en jurisdicciones offshore en nombre de los clientes, actuando como accionistas y directores nominados y administrando estas compañías por una tarifa anual. Otros proveedores de servicios corporativos también han sido el centro de atención en los últimos años por supuestamente ayudar a los clientes a lavar fondos sucios.

En Panamá, los proveedores de servicios corporativos como Mossack Fonseca son clave ya que sirven como “agentes residentes”. Las empresas extraterritoriales establecidas en Panamá necesitan un agente residente y la obligación de identificar a las personas reales (beneficiarios finales) detrás de las empresas recae en ellos.

Una vez que estas empresas se incorporan con éxito, las autoridades generalmente no recopilan ninguna información sobre los propietarios reales de las empresas. En caso de sospechas o investigaciones contra una empresa en particular, las autoridades policiales o fiscales tendrían que solicitar información al proveedor de servicios corporativos. Si las autoridades tienen suerte, el proveedor de servicios corporativos divulgará la información de manera oportuna, esta información será precisa y el proveedor no avisará a su cliente mientras tanto.

Dado lo que sabemos sobre el papel de los proveedores de servicios corporativos gracias a los Papeles de Panamá , tal arreglo está lejos de ser ideal, ya que permite a los agentes residentes proteger a las empresas extraterritoriales envueltas en la corrupción.

En el caso de Panamá, otras brechas también impactan severamente la eficacia de estas reglas. Por ejemplo, los agentes residentes solo están obligados a recopilar información sobre el beneficiario final al comienzo de su relación con un cliente y no tienen la obligación de actualizar esta información. Las autoridades también deben indicar a los agentes residentes las razones por las que necesitan información sobre el propietario, lo que podría dar lugar a que los agentes residentes avisen a sus clientes.

Además, a partir de 2018, solo el 12 por ciento de los agentes residentes estaban registrados para la supervisión de la unidad de inteligencia financiera (UIF) del país. Esto limita la supervisión efectiva y la capacidad de las autoridades responsables para asegurar que los agentes residentes estén cumpliendo con sus obligaciones.

Cinco años después de los Papeles de Panamá, parece impensable que un modelo tan defectuoso todavía esté vigente en Panamá y que se considere una opción viable en el marco de lucha contra el lavado de dinero de un país.

En enero de 2020, el gobierno de Panamá aprobó la Ley 129 que estableció un marco regulatorio para crear un registro de beneficiarios reales en Panamá. Si bien este fue un paso importante hacia la detección y la lucha contra la corrupción, este marco estaba plagado de lagunas.

En ese momento, Libertad Ciudadana – el capítulo de Transparencia Internacional en Panamá – levantó banderas rojas de que el sistema, tal como lo propuso el gobierno, dejaría importantes lagunas legales que impactarían negativamente en su implementación efectiva. Dos grandes inconvenientes del sistema propuesto son las limitaciones de acceso – no sería un registro público, que es más efectivo que los registros privados – y la falta de un responsable que asegure la veracidad o exactitud de la información proporcionada. La legislación aprobada también ignora temas importantes como fideicomisos (fideicomisos), supervisión efectiva y sanciones por incumplimiento o por presentar información incorrecta.

Sin embargo, el problema es mucho más grave de lo previsto. Casi dos años después de la aprobación de la Ley 129, el registro de beneficiarios reales de Panamá todavía existe solo en papel. El gobierno no ha tomado medidas para adoptar el reglamento y no parece probable que se tomen medidas en un futuro próximo.

Panamá también continúa dependiendo de agentes residentes que están mal supervisados, y las empresas panameñas continúan siendo vistas como un arma secreta para cometer delitos y lavar dinero.

Además, Libertad Ciudadana descubrió que la ley aprobada por el gobierno en 2020 fue diseñada y aprobada apresuradamente principalmente para satisfacer al Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y garantizar que Panamá fuera eliminado de la lista gris de países con deficiencias en la lucha contra el lavado de dinero.

La inercia del gobierno panameño en la implementación del marco regulatorio para la creación de un registro de beneficiarios reales parece provenir de su enfoque equivocado en eliminar al país de esas listas grises en lugar de comprender la necesidad de un régimen efectivo de transparencia de beneficiarios reales. Esto también explica las deficiencias del marco propuesto: no se debió a la necesidad de abordar de manera significativa los problemas subyacentes que llevaron a que Panamá figurara en esas listas grises en primer lugar.

Una campaña de Libertad Ciudadana – Que no se Puedan Esconder  (ningún lugar donde esconderse) – muestra el valor de los registros de beneficiarios reales no solo en la lucha contra los delitos financieros y la corrupción en Panamá, sino también a nivel mundial.

Un régimen efectivo de beneficiarios reales haría mucho más que solo ayudar a Panamá a eliminar su nombre de las listas grises. Existe una creciente evidencia de países que ya han implementado sistemas efectivos de divulgación beneficiosa de que dicho sistema también ayudaría a las autoridades a estar mejor equipadas para detectar y combatir la corrupción, el fraude y los conflictos de intereses en la contratación pública. También respaldaría a las empresas y ayudaría a aumentar la confianza y la integridad en los sectores comercial y financiero.

Para asegurar que los contratos se adjudiquen con base en el mejor valor ofrecido, el desempeño en adjudicaciones anteriores y en el mejor interés de los contribuyentes, se requieren procesos de selección justos y abiertos, donde se divulgue la identidad de las personas que reciben fondos públicos como salvaguarda contra los ineficaces y uso corrupto de recursos.

En Panamá, existen serias preocupaciones de que la implementación de un registro de beneficiarios reales podría violar los derechos de privacidad de las personas. Sin embargo, la publicidad ofrece seguridad jurídica a la propiedad privada. El Registro Público de Panamá recopila, actualiza e integra datos y garantiza la autenticidad de documentos, títulos y actos, que van desde la transferencia de la propiedad de los bienes inmuebles hasta la capacidad jurídica de una persona física. Por ejemplo, para que se registre el acta de una reunión de copropietarios en propiedades horizontales, se debe incluir una lista de asistentes y datos sobre su propiedad.

Los riesgos asociados con la divulgación de información dependerán del contexto de cada caso. Dependiendo de estos, se podrían implementar excepciones. Tal es el caso del Reino Unido, donde solo las autoridades tienen acceso a determinados datos y excepcionalmente se puede solicitar la supresión de información si, por la actividad de la empresa o las características personales de los beneficiarios efectivos, éstos pudieran correr riesgo de violencia o intimidación. si sus datos se hicieran públicos.

El 29 de marzo de 2021 entró en vigor la Ley 81 de protección de datos personales la cual se inspira y se rige por los principios de lealtad, finalidad, proporcionalidad, veracidad y exactitud, seguridad de los datos, transparencia, confidencialidad, licitud y portabilidad. Un registro público de beneficiarios finales últimos cumple con estos principios. Independientemente, el procesamiento de datos personales por parte de las autoridades con fines de prevención, investigación, detección o persecución de delitos o la ejecución de sanciones penales no entra dentro del ámbito de aplicación de esta ley.

El gobierno de Panamá debe abordar las debilidades en su marco propuesto para un régimen de beneficiarios reales en el país y avanzar hacia la implementación del marco para poner fin al abuso de empresas anónimas, señala Transparencia Internacional.

La comunidad internacional, y en particular el GAFI, como organismo normativo mundial contra el blanqueo de capitales, debería revisar de una vez por todas las normas internacionales sobre la transparencia de los beneficiarios reales. Esto ayudará a brindar más claridad y orientación a los países sobre las medidas que deberían estar en vigor para asegurar que la información precisa, adecuada y actualizada sobre el beneficiario final esté disponible para las autoridades competentes de manera oportuna. Al hacerlo, el GAFI debería aprender del pasado y no insistir en medidas que claramente han fallado en todos los países.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Panamá

El techo raso de los camerinos de un estadio que está como el deporte en Panamá

Published

on

By

A través de las redes sociales se han difundido fotografías del mal estado del área de camerinos, que algunos internautas aseguran pertenece al estadio Armando Dely Valdés en Colón. No obstante, otros han señalado que correspondería al estadio Rommel Fernández en la ciudad de Panamá.

En las fotografías se aprecia el grave deterioro de un techo raso que estaría prácticamente a punto de caerse.

Hasta el momento ninguna autoridad de Pandeportes se ha pronunciado acerca del tema.

 

Continue Reading

Panamá

Abogada vinculada a Mossack Fonseca (Panama Papers) es designada por el presidente Laurentino Cortizo como secretaria de la Comisión Nacional contra el Blanqueo de Capitales

Published

on

By

A través de un decreto ejecutivo firmado por el presidente de la República, Laurentino Cortizo, y el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, el Gobierno designó a Isabel Vecchio como nueva secretaria técnica de la Comisión Nacional contra el Blanqueo de Capitales, Financiamiento del Terrorismo y Financiación de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva (CNBC).

Esta es la posición que quedó vacante tras la renuncia de Dani Kuzniecky, que se conoció el pasado 5 de octubre.

Vecchio se ha desempeñado en los últimos 10 años en la administración pública, en distintas instituciones y cargos, algunos de ellos vinculados a la estrategia del país para salir de las listas discriminatorias, informó La Prensa.

Antes, entre 2005 y 2010, fue abogada en Mossack Fonseca, la firma que fue objeto de una investigación periodística internacional que tuvo repercusión mundial en 2016 por el uso de estructuras jurídicas opacas.

Vecchio dijo que desempeñó en la firma distintos roles de la práctica profesional de un abogado, en las áreas de mercantil, marítimo, administrativo, litigios, así como en materia laboral.

Consultada sobre un eventual mensaje contradictorio que se pueda enviar a las organizaciones internacionales por su nombramiento como la persona que debe liderar la estrategia del país para salir de las listas, dijo que no debería haber conflicto porque lleva más de 10 años trabajando para la administración pública, que es lo que quiere seguir haciendo, y que tiene experiencia y conocimiento en temas de prevención de blanqueo de capitales.

En 2016, ingresó en la Intendencia de Supervisión y Regulación de Sujetos No Financieros, entidad creada para mejorar el sistema de prevención contra el lavado de activos en un gran grupo de actividades económicas no financieras, entre ellas, los abogados.

Empezó como abogada de la Intendencia -entidad que hoy en día es una Superintendencia- y llegó a ser su subdirectora.

Ha sido subdirectora de la Unidad para la Competitividad de los Servicios Internacionales del Ministerio de la Presidencia y asesora de la CNBC, de la que ahora es secretaria técnica.

Adscrita al despacho del ministro de Economía y Finanzas, la CNBC fue creada a través de la Ley 23 de 2015 y está compuesta por representantes del Ministerio de Economía y Finanzas, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Presidencia, la Superintendencia de Bancos de Panamá, la Procuraduría General de la Nación, la Unidad de Análisis Financiero y la Comisión de Economía y Finanzas de la Asamblea.

Consultada acerca de la presencia de Panamá en las listas, Vecchio dijo que el país ha presentado avances, que estos tienen que continuar y que existe un compromiso al más alto nivel. Destacó en su estrategia la importancia del trabajo interinstitucional para avanzar y obtener resultados.

Vecchio es licenciada en Derecho y Ciencias Políticas por la Universidad Santa María La Antigua. Cuenta con un diplomado en Comercio Internacional y Servicios Bancarios de la Universidad Latina de Panamá; una maestría en Derecho Marítimo de Tulane University, New Orleans, Estados Unidos; y una maestría en Administración Pública de Cornell University, Ithaca, Nueva York, Estados Unidos.

Asume el cargo en un momento complejo para Panamá, cuya presencia en la lista negra de la Unión Europea fue ratificada a inicios de octubre y que espera conocer esta semana la nueva evaluación del Grupo de Acción Financiera sobre los avances en la ejecución del plan de acción para abordar las deficiencias en la lucha contra el blanqueo de capitales.

En la Asamblea, además, reposa el proyecto de ley 624, presentado por el Ministerio de Economía y Finanzas, que aspira a cambiar varias leyes del régimen de prevención de blanqueo de capitales y que ha generado rechazo entre algunos gremios, entre ellos los abogados.

Continue Reading

Panamá

Magistrado Cecilio Cedalise pidió al presidente de la Corte Suprema de Justicia de Panamá tomar acciones legales por filtración de proyecto de fallo que dejaría sin efecto caso contra Martinelli

Published

on

By

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Cecilio Cedalise, envió una carta a su homólogo y presidente de esa corporación de justicia Luis Ramón Fábrega en la que le solicita la presentación de acciones legales a raíz de la difusión en diversos medios de comunicación de un proyecto de fallo en el cual se concede una demanda de inconstitucionalidad a favor del expresidente Ricardo Martinelli, por el caso de los pinchazos.

La nota, publicada en la tarde del martes, 19 de octubre, en la página web del Órgano Judicial, precisa que en diversos medios de comunicación y redes sociales se ha puesto en conocimiento del público la existencia de un proyecto de fallo sometido a lectura simultánea entre los miembros de la Corte, en el que se decide una demanda de inconstitucionalidad, informó La Prensa.

Según Cedalise, la filtración del fallo ha producido un desasosiego nacional y bien puede considerarse una violación al ordenamiento jurídico nacional, por lo que exigió a Fábrega el inicio de acciones legales al respecto.

En su nota Cedalise precisa que el proyecto tenía una encriptación para cada uno de los despachos de los magistrados, a fin de detectar el posible origen de una filtración, a pesar de lo cual la misma se produjo.

La nota de Cedalise argumenta que las acciones legales deben ser ejecutadas sin excusa, para que impere el respeto “a la majestad de la justicia”.

El proyecto de fallo de Cedalise anularía el caso de los pinchazos con el argumento de que en un juicio especial contra un diputado, en este caso, un diputado del Parlamento Centroamericano, cargo que ostentaba Martinelli, no se podía realizar una audiencia de acusación sin antes haber realizado la audiencia de imputación.

Esta posición ha sido rechazada por los querellantes en el proceso que se le sigue al expresidente por espionaje político.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.