Connect with us

Panamá

Superintendente de Odebrecht declaró en Brasil cómo pagó comisiones en Panamá para destrabar una deuda de $50 millones

Published

on

Compartir

André Luiz Campos Rabello, superintendente de Odebrecht en Panamá, asegura que pagó $6 millones a intermediarios para destrabar una deuda de $50 millones por una obra que entregó al gobierno de Martín Torrijos. En la ampliación de la declaración rendida ante la coordinadora de la Operación Lava Jato en Sao Paulo, Brasil, procuradora Thaméa Danelon, insinúa que dicho monto fue desembolsado a los hijos del expresidente Ricardo Martinelli, según Adelita Coriat en La Estrella de Panamá.

Desde que llegó a Panamá en 2004-2005, Rabello recibió la visita de varios lobistas que le prometían agilizar la demorada burocracia estatal, un nicho del cual lucraban, o lucran, empresarios o agentes públicos, no solo de Odebrecht, sino de otras empresas del ramo. Una práctica enquistada en Panamá por la que Rabello confesó haber acordado entre $35 millones y $39 millones por este servicio para varias infraestructuras que presuntamente encabezaron los hermanos Martinelli, y de lo cual asevera envió documentación a las autoridades panameñas para probarlo.

En la presente entrega (transcrita para las autoridades panameñas), continúa la entrevista de la ampliación de indagatoria efectuada el 2 de agosto de 2017 en Sao Paulo, Brasil, por la procuradora Thaéma Danelon a Rabello, un foráneo que logró insertarse en la vida política y la sociedad panameña como pez en el agua después de estudiar a fondo su idiosincrasia.

Como muestra de ello, la empresa transfirió $1,4 millones a la fórmula Martinelli-Varela que corrió para las elecciones de 2009. La transacción fue autorizada por Luiz Mameri, su jefe y líder empresarial de Odebrecht para Latinoamérica y Angola.

TD: ¿Esos hijos (de Martinelli) lo buscaron a usted?

AR: Sí me buscaron. Eso después que ellos ya habían ganado la elección para ofrecer el trabajo de lobby. En la época yo realmente no recuerdo, del propio…, la campaña Martinelli. Pero fui contacto, estuve con él, el candidato, con Martinelli.

TD: ¿A dónde se reunió con él?

AR: Todo está bien detallado. Yo creo que fue en un supermercado. Él tiene una red de supermercados allá. Fue una oficina de un supermercado. Él allá de una forma, digamos así… Me comentó: “Mi programa de gobierno es tal y tal… Usted quédese tranquilo, yo sé que ustedes hicieron varios proyectos, espero que puedan tener oportunidades, fue así en ese momento, muy político.

TD: ¿Pero él indicó alguna contrapartida?

AR: No, en ese momento no, en ese momento no indicó, no. Él preguntó: “¿cuáles son los problemas que ustedes tienen aquí? Le tengo. En el gobierno pasado yo terminé algunos proyectos y me deben $50 millones, era un poco más. No me pagaron. No tramitaron mis facturas. Estoy en una situación complicada con la empresa porque… incluso la empresa me había dado la orientación de paralizar los proyectos y yo decidí que no los paralizaran. En la época, yo ya era director superintendente. Yo decidí no paralizar, confiando que el gobierno anterior me iba a pagar, pero no me pagaron, me dieron vueltas para ser sincero. Me dijeron: “Te pagamos después de la elección” y no cumplieron. En la época hasta un empresario me abordó diciéndome que, si yo contribuía con él, no me acuerdo si era $1 millón o $2 millones, él conseguía que me pagaran aún del gobierno anterior.

TD: ¿Del gobierno de Martinelli?

AR: No, no. Del otro que estaba allá en el gobierno. Pero yo le dije, no creo en ti. Primero consigue que me paguen y yo te doy. Él no resolvió, no pagó, no obtuvo nada.

TD: Y de la campaña específica del señor Martinelli, ¿cuánto usted pagó?

AR: Yo creo que aproximadamente ofrecí $1,4 millones. Yo pedí aprobación de mi jefe, pues para eso siempre se tiene aprobación del líder.

TD: ¿Quién era su líder?

AR: En la época era Luiz Mameri. Entonces él lo aprobó y se hizo el pago, pero no recuerdo ni la cuenta, pero eso lo tengo…

TD: ¿Fue el Departamento de Operaciones Estructuradas (DOE) quien lo realizó?

AR: Bueno, eso allí, vea bien, hoy entendemos mejor cómo funciona eso. En la época era una caja negra (caja 2). La propia investigación de Lava Jato es la que ha venido desarmando cómo funciona eso. Al menos de lo que yo puedo hablar, pedíamos autorización de arriba, enviábamos la autorización para lo que lo que hoy se llama esa área, que yo creo que no tenía ningún nombre en esa época, que yo sepa, no sé decir.

TD: ¿Pero sabía que era pagado?

AR: Sí.

TD: ¿Fue por alguna ‘offshore’? ¿Algo se pagó en efectivo?

AR: No. En verdad no tengo conocimiento de cómo funcionaba eso. Después de la colaboración del año pasado nos proporcionaron en algunos momentos procesos de que el sistema se llamaba Drousys y fueron identificadas algunas que están como datos de corroboración de la empresa incluso lo entregamos a ellos.

TD: ¿La documentación fue entregada?

AR: No, la entregará la empresa. Pero regresando aquí al tema. En ese momento él no hizo ningún tipo de cambio de eso te doy eso, ¡nada de eso!. Al contrario. Él fue muy cauteloso en ese momento. Vino a decirme lo siguiente: “Su deuda, esos contratos que se suspendieron, que no se firmaron del gobierno, no es un compromiso de un gobierno, no se preocupe”. Si ellos no resolvieron su vida… En ese momento recuerdo muy bien la oración que él dijo: “Si ellos no resolvieron tu protesta, y está todo regularizado ese compromiso es del Estado, no de un gobierno, y yo lo voy a resolver”. Él quiso darme tranquilidad. Después tuve como unas dos reuniones más con él.

TD: ¿Fue en alguna cafetería?

AR: No. Fue en esa misma oficina del supermercado. Entonces básicamente… Es un ejemplo que puedo comentar. Como les dije, los hijos continuaron la aproximación ofreciendo servicios de lobby para destrabar los procesos y allí fue que realmente se logró por medio de acuerdos, pude resolver, por medio de los empresarios, que son los hijos del señor.

TD: ¿Son dos hijos de él?

AR: Son dos hijos, pero yo tenía más contacto con uno, el más viejo, el otro no actuaba. Básicamente por medio de esos acuerdos se fueron destrabando algunas…

TD: Contratos que estaban paralizados…

AR: Principalmente lo que me interesaba era recibir los pagos retrasados porque la empresa me presionaba mucho para que yo resolviera ese problema de liquidez que estábamos pasando por allá.

TD: ¿Se hizo un pago adicional?

AR: No.

TD:El pago de la donación…

AR: No, no hubo ninguna contrapartida. No se pidió ninguna contrapartida, ni él exigió ni él dijo que iba a hacer. Para esos montos, para resolver o articular las cuestiones, fueron pagados otros montos. Creo que fueron $6 millones, en varios pagos. Hubo un señor…

TD:¿Usted tenía conocimiento de quién hacía los pagos?

AR: El sector que se llamaba… Siempre el modus operandi fue el mismo. Cuando se hacía el acuerdo con el agente público o un lobista o intermediario… Hubo varios. Siempre eran hechos acuerdos, yo pedía aprobación a mi líder, él me autorizaba al mismo tiempo, lo que se llama Departamento de Operaciones Estructuradas (DOE).

TD:¿Ellos tenían que indicar si era una cuenta ‘offshore’?

AR: Sí. Generalmente, ellos pasaban una dirección. Lo ponían en un sobre cerrado o hasta abierto. Entregaban. Yo nunca guardé absolutamente ningún tipo de esos papeles.

TD:¿Pero se lo entregaban a usted cierto? ¿Para qué se realizaban estos pagos?

AR: Entregaban las direcciones, yo hacía el acuerdo, pedía aprobación, ellos pasaban a dónde depositar el dinero. Muchas veces eran varias cuentas, no era una sola. A veces me decían, no lo pagues a esa, toma esta y pon aquí un monto. Yo de la misma forma que lo recibía lo entregaba a la red del DOE.

TD:¿Ellos lo efectuaban?

AR: Ellos lo efectuaban. Muchas veces cuando no llegaban, ahí era que esas personas, sean ellos empresarios o agentes públicos me buscaban de regreso y me decían: “Mira, lo que tenía que pasar, no pasó”. Entonces yo regresaba y hablaba con ellos. Y les decía que está pasando algo, no concluyó. Ellos buscaban entender el proceso y ver lo que había pasado y tal, que era bien complejo, y luego concluirlo. Dentro de ese contexto también algunas veces que alguno de ellos no tenía una cuenta final, o tenían problemas para recibir, o el banco cuestionó o alguna cosa de ese tipo. Y el área de DOE algunas veces contactó a alguno de ellos para intentar resolver el proceso. Una de las veces también mandó a una persona, una especie de consultor, Roberto Durán, Roberto Tacla Durán. Mandó como una persona que iría a resolver los problemas de alguno de ellos para recibir sus montos.

TD:¿Ese crédito pendiente fue recibido por la empresa entonces, los $50 millones?

AR:Sí, fue recibido en seis meses. Fue así. Ya veníamos trabajando un año para recibir, una deuda que tenía más de un año en verdad. Yo fui bastante cuestionado por la empresa. En un primer momento abordaron, pero yo no quería aceptar, pero fue en otro gobierno. Yo no lo creí, en verdad. Y entonces con la presión que venía: “Tienes que resolver, no puedes pasar más de este año”, porque eso ya venía desde 2008. Nosotros te vamos a dar la última oportunidad, tiene que ser en 2009 y realmente pasó.

Las declaraciones completas puede leerlas aquí



 
 

Semanario El Venezolano – Edición Internacional, del 04 al 18 de agosto de 2022

 
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Panamá Dos Cucharas es tu destino...

"Laboratorio Fútbol” ofrecerá a los fanáticos una nueva manera de vivir el deporte rey

Envían de vacaciones a los fiscales Ruth Morcillo, Adecio Mojica, Zuleyka Moore y Nahaniel Murgas tras denuncia de exministra por simulación de hecho punible y otros delitos

Únete y forma parte del comité que tendrá la tarea de construir un nuevo templo en Ciudad del Lago

Excandidato presidencial Juan Carlos Navarro es víctima de campaña de desprestigio y persecución judicial por parte de fuerzas oscuras con intereses políticos

Advertisement
Advertisement

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.

Contacto