Connect with us

Panamá

¿Por qué el Gobierno panameño ha permitido que Mario González Lamprea sea asesor del SENAFRONT pese a los antecedentes del oficial colombiano por abuso sexual y sus presuntas relaciones con organizaciones criminales?

Published

on

Compartir

Mario González Lamprea es un Brigadier General recién removido del Ejército colombiano. En la actualidad González Lamprea se desempeña como asesor del Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT) de Panamá. Se prevé que en próximos días González sea separado en Colombia del servicio activo.

Hasta el momento no es posible entender cómo un oficial con antecedentes en Colombia por abuso sexual contra una subordinada, entre otros puntos oscuros en su hoja profesional, haya sido admitido en Panamá como asesor del SENAFRONT. No se ha logrado precisar cómo el Gobierno del presidente Laurentino Cortizo y el Servicio Nacional de Fronteras le han podido dar cobijo en Panamá a un militar colombiano con los antecedentes de González Lamprea.

Una prueba de polígrafo a la que González fue sometido en 2019 puso en evidencia la sospechas sobre su vinculación con organizaciones delictivas, presumiblemente del narcotráfico. Sin embargo, González logró mantenerse ostentando altas responsabilidades en el Ejército colombiano, gracias a sus influencias durante el Gobierno del expresidente Iván Duque.

¿Quién es Mario González Lamprea y por qué fue removido del Ejército colombiano?

El más alto oficial de la Inteligencia Militar de Colombia había pasado agachadito frente a las denuncias por abuso sexual de una joven teniente colombiana que narró al aire los vejámenes a los que fue sometida.

Mario González Lamprea llegó al grado de general porque inexplicablemente una fiscalía de Colombia le archivo el proceso por abuso sexual mientras el Congreso colombiano aprobaba el ascenso.

Su denunciante, en cambio, fue perseguida, estigmatizada y presionada a retirarse del Ejército, informó el periodista colombiano Daniel Coronell en la La W Radio de Colombia.

Gracias a la reacción de los colombianos, el caso fue asumido por un fiscal delegado ante la Corte Suprema y la Procuraduría abrió un caso.

Eso fue en octubre de 2021.

El comandante del Ejército de Colombia, en esa época, el general Eduardo Enrique Zapateiro, en cambio, no tomó ninguna medida administrativa.

El hombre fuerte de la inteligencia siguió en su cargo hasta hace poco cuando fue claro que llegaría en Colombia un gobierno diferente al anterior.

Fue entonces cuando empezaron a buscarle, no digamos un escondite, sino un resguardo seguro.

La búsqueda empezó en Estados Unidos donde fue rechazado por sus antecedentes. Cuando el antiguo comando del Ejército insistió en que recibieran en ese país al general Mario González Lamprea apareció un argumento adicional al del abuso sexual para declinar su presencia.

En el año 2019, cuando aún era coronel, González Lamprea no pasó una prueba de polígrafo.

Los resultados de la prueba señalan que el alto oficial, de acuerdo con el detector de mentiras, mintió en dos respuestas a estas preguntas:

– La primera: “¿Tiene usted actualmente vínculos ilegales con personas al margen de la ley para beneficio propio?”. Cuando González Lamprea respondió NO, el polígrafo señalo que faltaba a la verdad.

– La segunda pregunta que lo rajó fue: “¿Cómo oficial superior ha recibido usted beneficios ilegales de persona al margen de la ley?”. También respondió NO y el informe asegura que hay un 99.9998 % de posibilidad de que la respuesta haya sido dada por una persona deshonesta.

Lo raro es que a pesar de que el Ejército colombiano conocía los resultados de esa prueba, González Lamprea no solamente fue ascendido a general sino que llegó a ser Director Nacional de Inteligencia de Colombia.

Cuando eso salió a flote se complicó la búsqueda del destino para el alto oficial.

Después de tocar varias puertas fue admitido en Panamá, en el Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT) como asesor.

El SENAFRONT es una de las ramas de la Fuerza Pública de Panamá y su director general es el comisionado Oriel Ortega, quien, de acuerdo con una fuente, hizo cursos de capacitación militar en Colombia.

Como sea, el SENAFRONT parecía un refugio modesto para Mario González Lamprea, poderoso y controvertido oficial del Ejército de Colombia.

Es posible que en los próximos días sea separado del servicio activo.

Poco antes de la medianoche del 26 de agosto, el comandante del Ejército general Luis Mauricio Ospina nombró al brigadier general Oscar Eduardo Vera Peláez como director nacional de inteligencia y comandante del Comando Apoyo Combate Inteligencia Militar, Caimi.

Junto con el cuestionado general Gónzalez Lamprea, salen del Ejército colombiano otros tres brigadieres generales: el Brigadier General Diego Luis Villegas Muñoz, comandante de transformación; el Brigadier General Milton Vargas Mariño, comandante de la Fuerza de Despliegue Rápido, Fudra; y el Brigadier General Erick Rodríguez Aparicio.

Con los más recientes anuncios han salido hasta ahora 23 generales del Ejército colombiano desde el 7 de agosto. Unos con hoja de vida limpia y otros como Mario González Lamprea.



 
 

Semanario El Venezolano – Edición Internacional, del 04 al 18 de agosto de 2022

 
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.

Contacto