Connect with us

Otras Latitutes

Jorge Elías Castro Fernández explica la diferencia de fechas entre la independencia de Panamá y la del resto de Centroamérica

Published

on

Centroamérica celebró el miércoles 15 de septiembre los 200 años de su independencia. Pero no toda Centroamérica lo celebra.

Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica festejaron el 15 de septiembre el bicentenario de la firma del Acta de Independencia de América Central, con la que rompieron los lazos de más de dos siglos con el imperio español.

Pero una nación -geográficamente centroamericana- no estuvo incluida en el acta y tuvo que esperar otros dos meses para separarse de España y varias décadas para convertirse en estado independiente.

«Panamá logra la independencia (de España) el 28 de noviembre de 1821, más tarde que el resto de los otros países centroamericanos. Y a diferencia de ellos, no se convierte en una república sino que pasa a formar parte de la Gran Colombia, el proyecto de unión de naciones de (Simón) Bolívar», dice el analista político Jorge Elías Castro Fernández.

De acuerdo con el académico, los procesos que llevaron a tan distintos rumbos a Panamá y las entonces recién independizadas repúblicas centroamericanas hay que buscarlos en la Historia.

Y más precisamente, en los tiempos de la conquista y la colonización y la forma en la que se desarrollaron diferencias económicas, políticas y sociales entre los distintos territorios españoles en América.

Según Jorge Elías Castro Fernández, a través de los siglos, se manifestaron notables diferencias culturales, económicas y políticas entre Panamá y las otras naciones del istmo.

Esto ha llevado a que incluso actualmente, en la región todavía es común oír hablar coloquialmente de «los cinco países centroamericanos», en una región que comparten siete naciones independientes (incluida Belice, de habla inglesa).

Esta situación tiene una larga data: incluso los símbolos nacionales como la bandera de Honduras o los escudos de Nicaragua y El Salvador representan la hermandad de las naciones de Centroamérica con solo cinco símbolos (ya sean volcanes o estrellas).

«Eso obedece a la propia división político-administrativa que aplicó la corona española», señala Castro.

Y es que, según Jorge Elías Castro Fernández, en el proceso de conquista y colonización, Panamá quedó vinculada administrativamente al sur del continente americano y no a su centro.

Primero, formó parte de lo que era entonces el Virreinato del Perú (que incluía gran parte de Sudamérica) y más tarde, del Virreinato de Nueva Granada (también integrado por las actuales Venezuela, Colombia y Ecuador).

Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica, que fueron quienes declararon la independencia el 15 de septiembre de 1821, formaban parte, en cambio, de la Capitanía General de Guatemala, que pertenecía al Virreinato de la Nueva España.

De acuerdo con Castro, las diferencias económicas también estuvieron de fondo en lo que ya eran separaciones culturales y políticas manifiestas.

«Lo que es hoy Panamá, a diferencia del resto de Centroamérica, era un territorio de mucha importancia para España, porque le servía de base para el comercio internacional», recuerda.

De hecho, por más de un siglo en Panamá estuvo la llamada Feria de Portobelo, donde tenía lugar el grueso de los intercambios comerciales anuales entre el imperio español y sus territorios del Virreinato del Perú.

«Panamá hasta 1821 era un punto estratégico y neurálgico de la corona de España, lo que no pasaba con el resto de Centroamérica. Al ser una zona de tránsito estuvo muy ligado al mercado internacional y eso va a definir su estructura social, política y económica», señala Castro.

Sin embargo, el analista político recuerda que para esas fechas, ya casi todo el resto de Sudamérica, que había tenido más influencia cultural sobre Panamá, se había también independizado, a lo que se sumaron los otros países centroamericanos después.

«Para 1821 las tropas españolas estaban siendo vencidas en todo el continente y si Panamá no declaraba la independencia de forma autónoma, podría ser tomada por las tropas de Bolívar. Por eso las clases dominantes tomaron la decisión de declarar la independencia y así poder tener un mayor poder de decisión sobre su destino», comenta el académico.

A inicios de noviembre de ese año, se habían comenzado a dar señales de insurrección.

Una comunidad llamada Villa de Todos los Santos había declarado la independencia y existía el temor de que su llamado se extendiera por todo el país.

«Eso aceleró que los grupos citadinos tomaran la decisión de separarse de España porque evidentemente había el temor de que tras ese grito de independencia, otras ciudades iban a hacer lo mismo», señala Castro.

Y así, casi sin disparar un tiro, los grupos más ricos de la sociedad colonial panameña sobornaron a las tropas españolas para que se retiraran y firmaron su independencia en un proceso extraordinariamente exprés: poco más de dos semanas después del grito en la Villa de Todos los Santos.

Sin embargo, esto no significó el nacimiento de una nueva nación: si bien la independencia de Centroamérica convirtió en repúblicas a Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica, Panamá eligió otro destino.

En una jugada extraordinaria, los independentistas panameños optaron por unirse al territorio del viejo virreinato con el que habían mantenido vínculos y que ahora era la Gran Colombia, al mando de Bolívar y que incluía también a las actuales repúblicas de Colombia, Ecuador y Venezuela.

«Dada la importancia que tenía el territorio que hoy es Panamá para España, existía el peligro de que España quisiera reconquistarlo. En ese momento, en Panamá no había mucha población ni medios para combatir una guerra; entonces es cuando deciden unirse a la Gran Colombia», señala Castro.

El analista político recuerda, no obstante, que en el acta de independencia, aunque se unían voluntariamente a los territorios liberados por Bolívar, los panameños abogaron por mantener sus libertades económicas y políticas.

Pero con la desintegración de la Gran Colombia en 1831, Panamá quedó unida a lo que es actualmente Colombia con diferentes nombres y organizaciones político-territoriales hasta que, finalmente, se separó en 1903.

«Pronto saldría a relucir que por esas propias diferencias históricas, había también numerosas diferencias culturales con Colombia, que solía ser más conservadora. Y eso llevó finalmente a la separación», recuerda Castro.

La división, que en Colombia aún es vista como una secesión al amparo de EE.UU. (que buscaba entonces retomar las tareas de construcción del Canal), dio paso a una nueva república.

Así, el 3 de noviembre de 1903, los mapas de América cambiaron para reflejar una nación ahora sí totalmente independiente, más de 80 años después de haberse liberado de España.

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otras Latitutes

Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Published

on

By

Edición de El Venezolano. Puede conseguirlo en más de 1,250 puntos de distribución en los condados de Miami Dade y Broward.

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Continue Reading

Otras Latitutes

Venezolano Luis Bracho en la mira de autoridades federales de Estados Unidos por compras hostiles de fincas en Venezuela, narco-hallazgos y registros de compañías en paraísos fiscales

Published

on

By

Luis Bracho es un empresario ganadero venezolano, natural de Maracaibo, estado Zulia, que se ha dedicado a comprar hatos en estados de Venezuela fronterizos con Colombia, particularmente con pistas de aterrizaje y que se encuentran en buenas condiciones.

Bracho compró el Hato Merecure en el estado Apure. El hato es atravesado por el río Arauca, cuyo afluente se conecta con el río Orinoco, que tiene a su vez salida hacia el Mar Caribe, informó Prensa América.

El comerciante zuliano intentó también comprar el Hato Chaparralito. Entre Bracho y otra persona han comprado más de 30 hatos. Los mismos se acercan a productores agropecuarios, a quienes intimidan, presionan y les ofrecen determinadas cantidades de dinero, para que les vendan sus propiedades.

Bracho realiza esos acercamientos con otros productores agropecuarios apoyándose en grupos armados, que utiliza para sacar de sus fincas a aquellos que se resisten a venderlas.

Es de esa forma que Bracho se ha adueñado de muchas tierras en el estado Apure, cómo lo relatara el expreso político Reyes Hernández.

En fecha reciente fue hallado un narcosubmarino en las inmediaciones del Hato Merecure.

El Comando Estratégico Operacional (Ceofanb), al mando del general en jefe (Ej) Domingo Antonio Hernández Lárez, describió que la embarcación, con forma de submarino, con 6 metros de longitud y casco rígido, tipo submarino, fue localizada “en las márgenes del río Arauca. Utilizado por los Tancol (como se refieren a la guerrilla) para sacar sus drogas desde Colombia pasando por el río Arauca y el Orinoco hasta la fachada atlántica, por debajo del agua”.

Un habitante de la zona dijo: “Al submarino lo consiguieron los de la Marina (Armada) en Los Caballos, tierras de Merecure, el hato del poderoso Luis Bracho, con más de 10 mil reses y maquinaria; el que lo administra también es maracucho. Ese hato antes pertenecía a los Hernández, pero la familia fue presionada a vender y mire las cosas que se ven ahora. ¿Será que los militares no dicen nada porque ese maracucho (oriundo del Zulia) es amigo de un hombre muy poderoso…?”.

«…Hace un par de años, si mal no recuerdo, del Hato Merecure se robaron un ganado y de inmediato llegó el SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia) a averiguar, andaban como locos allanando, deteniendo, interrogando hasta que lo recuperaron. A otros que se les ha perdido mucho ganado ni siquiera les toman la denuncia. ¿Si me entiende?”, pregunta con picardía.

Hay que destacar que al hato Merecure lo atraviesa el río Arauca, además cuenta con varias pistas de aterrizaje autorizadas por el Estado venezolano. Un vecino explica que la entrada del hato Merecure está a 10 kilómetros antes de la estatua de Marisela, un monumento inspirado en la obra Doña Bárbara de Rómulo Gallegos, que exalta el triunfo de la civilización sobre la barbarie. “Ahí está la entrada, colinda con el Arauca colombiano, por ello tienda una ubicación privilegiada, en cuanto a frontera se refiere”.

El Hato Merecure lo atraviesa el río Arauca, además cuenta con varias pistas de aterrizaje autorizadas por el Estado venezolano. Un vecino explica que la entrada del hato Merecure está a 10 kilómetros antes de la estatua de Marisela, un monumento inspirado en la obra Doña Bárbara de Rómulo Gallegos, que exalta el triunfo de la civilización sobre la barbarie. “Ahí está la entrada, colinda con el Arauca colombiano, por ello tiene una ubicación privilegiada, en cuanto a frontera se refiere”.

El hato Merecure tiene 34 mil hectáreas y 17 fundaciones, actualmente cuenta con casi 10 mil cabezas de ganado, de los cuales unos 7.500 son vientres y lo restante machos de levante. “Ya no produce como cuando la tenía el señor Asdrúbal Hernández, cuya familia eran de tradición ganadera, y por eso él y sus hijos mantenían cerca de 20 mil cabezas de ganado. Al final cansados de robos, extorsiones, amenazas de secuestro y presiones, vendieron a Luis Bracho”.

La titularidad del hato Merecure está a nombre de Proheza CA, Productores Hernández y colinda con el hato Curujujul, propiedad del ex alcalde del municipio Pedro Camejo y ex candidato a la Gobernación, Pedro Danilo Leal.

Las autoridades militares tienen el deber constitucional de investigar lo que ocurre con las tierras que cuentan con bosques de galería, que permiten meter los aviones adentro, esconderlos por debajo de la pista clandestina. “En uno de esos lugares, las FARC llegó a tener hasta dos mil 500 hombres”, revela un militar que estuvo en Apure hace unos años.

Estafado

En 2014 los abogados del ganadero zuliano Luis Alberto Bracho solicitaron al Ministerio Público venezolano la captura del expelotero de las Grandes Ligas Kelvim Escobar Bolívar, quien fue acusado de los delitos de estafa y asociación para delinquir.

Kelvim Escobar Bolívar

El exdeportista recibió del productor agropecuario 20 millones de bolívares en una de sus cuentas bancarias a cambio de entregarle dos mil toros. Sin embargo, el negocio nunca se materializó y Escobar Bolívar no restituyó el dinero que percibió por esa fraudulenta operación comercial.

El 29 de agosto de 2014 introdujeron el escrito de aprehensión ante el Ministerio Público, pero este organismo no se pronunció.

La Sala Segunda de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Zulia confirmó la decisión adoptada por el Tribunal Cuarto de Control con el expícher de las «Grandes Ligas» Kelvim José Escobar Bolívar por su presunta implicación en un delito de estafa y otro de asociación para delinquir.

Las medidas cautelares impuestas por el tribunal citado anteriormente contra el pelotero incluyeron, además, la Inmovilización de sus cuentas bancarias en las distintas entidades financieras de Venezuela, siempre que sean personales; asimismo, acordó la prohibición de firmar en registros y notarías y la prohibición de salir del país.

Documentos judiciales del caso identificaron a la víctima de la estafa como Luis Alberto Bracho Valbuena.

Corte de Apelaciones 2014 -… by Presents 360

Sociedades en paraísos fiscales y Estados Unidos

El 20 de septiembre de 2015 la cuenta en Twitter @apurevergatario señaló: “QUIEN ES EL PROPIETARIO DEL HATO MERECURE Y JUAN MATEO? LO SOBRE VUELAN EN HELICOPTEROS, TACOMAS POR DOCENAS! ESCOLTAS UFF @NicolasMaduro”, refiriéndose al sobrevuelo de helicópteros en la zona.

Poco antes, el 14 de agosto de 2015, había sido registrada en el paraíso fiscal de Barbados la firma MERECURE INVESTMENTS, LTD, en la que figuran desde entonces como directores los ciudadanos Luis Alberto Bracho Valbuena, Eduardo Andrés Guerra Valbuena y Juan Pablo Gómez Parejo, como fuera revelado en los Paradise Papers.

En 2016 Luis Alberto Bracho Valbuena registró en Panamá la compañía ADVANCE PRODUCTS SYSTEMS, INC. Y en 2020, junto a Eduardo Andrés Guerra Valbuena, constituyó, también en Panamá, la compañía LTB INVESTMENT, S.A. El mismo año (2020), Eduardo Andrés Guerra Valbuena registró en Austin, Texas, la compañía Excel Supply & Services Corp.

La agresiva compra de fincas ganaderas en el estado Apure, fronterizo con Colombia, el hallazgo de un narcosubmarino, en una de esas fincas y la conformación de empresas en paraísos fiscales como Barbados, Panamá, además de en Estados Unidos, tiene todos los elementos de un cóctel sospechoso, del que si ya no lo han hecho, seguramente pronto tomen interés las autoridades federales estadounidenses.

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Continue Reading

Otras Latitutes

Incautan en el puerto español de Barcelona 1.500 kilogramos de cocaína pertenecientes a organización con ramificaciones en Colombia y Panamá

Published

on

By

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria de España han intervenido unos 1.500 kilos de cocaína ocultos en un contenedor en el puerto de Barcelona. La cooperación con la agencia antidroga norteamericana (DEA) y la Policía Nacional de Panamá ha permitido que la droga no alcance el mercado.

La investigación comenzó con la detección de una organización criminal radicada en Panamá y Colombia. Esta banda intentaba hacer llegar cuatro contenedores hasta el puerto de Barcelona. Uno de ellos estaría destinado al transporte de la droga, pese a declarar llevar cartón prensado como mercancía legal, informó Gerard Guerrero en La Vanguardia.

La DEA identificó el contenedor que transportaba el estupefaciente y las autoridades policiales se pusieron en marcha. El pasado martes 17 de mayo, establecieron un dispositivo de control en el puerto de Barcelona para evitar que la droga alcanzara el mercado.

Los agentes pudieron comprobar que, tras las primeras filas de cartón declarado, se ocultaban alrededor de 50 bolsas con la droga. Las pruebas narcotest determinaron que se trataba de cocaína y el perceptivo recuento reveló que había alrededor de tonelada y media.

La partida de cocaína es de las mayores intervenidas en un puerto español a través del gancho ciego. Este sistema consiste en introducir droga escondida en un contenedor con carga legal de una compañía que no levante sospechas sin que los remitentes o destinatarios de la carga legal lo sepan. Las mafias que actúan dentro de los puertos lo utilizan para importar y recuperar cocaína en Europa.

La investigación ha permitido confirmar que, supuestamente, se trata de una organización con capacidad no solo para extraer la ilícita carga del contenedor en un área sometida a gran vigilancia y control, sino también para su posterior distribución en el mercado negro europeo.

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.