Connect with us

Panamá

Investigación conduce hasta joven como principal sospechoso en el homicidio del diseñador gráfico Ken Karasawa

Published

on

Compartir

La mañana del domingo 11 de julio Ken Karasawa le dijo a su familia que saldría a comprar desayuno chino, pero en sus planes otra era su agenda, pues había consultado la red social Grinder para encontrarse con un amigo.

Ken Karasawa de 36 años y Edwin Rodríguez de 25, se conocían desde hacía meses, incluso habían salido otras veces. Ya se conocían confirmó Rafael Baloyes, Fiscal Superior de a Sección de Homicidio y Femicidio del área Metropolitana, en la rueda de prensa rendida por el Director de la DIJ, Carlos Valencia y el fiscal de la sección de femicidios y homicidios de San Miguelito, informó Julia Alvear en Panamá Press.

Fuentes confiables contaron a Panamá Press que Karasawa recogió a Rodríguez en la Gran Estación de San Miguelito, y de allí tomaron ruta hacia Alcalde Díaz.

Aún se mantiene bajo hermetismo que sucede dentro del carro donde el conductor es Ken, y cuando iba a la altura de Revisalud se escucha un disparo y Rodríguez lo saca del carro dejándolo abandonado en plena vía a la vista de conductores y de vecinos que estaban en el área.

El disparo le entró a Ken por la espalda, lo que no descarta la posibilidad que tratara de bajarse del carro, razón por la cual disminuye la velocidad y se orilla. Es en ese momento cuando se escucha la detonación que llamó la atención de una señora que en su entrevista contó como vio al hoy aprehendido bajar del carro a Ken y dejarlo tirado en Milla 8. El disparo fue mortal, y Karasawa falleció en el cuarto de urgencia del Hospital San Miguel Arcángel.

Las primeras 24 horas de un hecho criminal son importantes. Los investigadores suman las primeras piezas que provienen del homicidio. El criminal huyó con el auto de Ken y todo indicó desde el comienzo que víctima y victimario se conocían.

¿Quién es la víctima? ¿ A qué se dedica ? ¿ Quienes son sus amigos ? son las preguntas que se plantean quienes buscan a esclarecer un homicidio para ubicar una lista de sospechosos y hasta un móvil.

Ken Karasawa era un hombre brillante, hablaba 5 idiomas, educado en los mejores colegios y universidades extranjeras. Pintaba, era un diseñador gráfico de buen gusto, considerado un genio en el mundo de las artes gráficas por la sencillez y solidez de sus trabajos. Pero además era un hombre generoso y solidario con sus amigos.

Entre los primeros informes que recibieron los investigadores fue que la víctima había hecho contacto con Rodríguez, un hombre de 25 años, un músico frustrado no muy conocido en el mundo de la música urbana.

Lo que más llamó la atención fue que Edwin Rodríguez divulgó el vídeo grabado del auto de Ken Karasawa en redes sociales ofreciéndolo en venta.

No se descarta que se buscara la comparación de las señales emitidas de ambos celulares para ver si coincidían en los mismos lugares de acuerdo a lo que reflejaran las antenas de repetición de señales.

El vehículo de Karasawa fue una pieza clave porque el Ministerio Público emitió una alerta donde se buscaba el auto, lo cual dio fruto a las pocas horas, cuando la ciudadanía lo reporta ubicado en una calle en Alcalde Díaz. Un testigo escucha los disparo y cuando se asoma se da cuenta que había un hombre tirado en el piso que era Ken. A ello se sumaron las pruebas de las huellas dactilares recogidas en el vehículo que confirmó la identidad del sospechoso. También se sumó el testimonio de una persona que señala el cambio de placa en el vehículo para hacer la venta.

Esto provocó una vigilancia del sospechoso, es así como la madrugada de ayer 14 de julio, en una vivienda en Torrijos Carter cerca del Poderoso, le cayeron a Rodríguez a quien también le conocen con el alias de Fulo está soltero vivía con sus padres y es bisexual. “Estaba durmiendo y quería marearnos, haciéndose el que no sabía de que le estábamos hablando, pero cuando se dio cuenta que teníamos la secuencia de los hechos dejó de aparentar que estaba involucrado” dijo una alta fuente de investigación.

La pregunta que muchos se hacen es porqué mató a Ken, un hombre considerado como afable y de buen trato hacia los demás. ¿ Porqué llevó Rodríguez un arma?

Investigaciones realizadas por Panamá Press revelan que Edwin Rodríguez no tiene permiso de armas registrados. El hecho de llevar un arma al encuentro de dos amigos, puede ser un indicio de pensar previamente en actuar de manera violenta si no se conseguía lo que quería. ¿ Para que la compró?, ¿ Que quería de Ken para llegar a dispararle y por la espalda ? ¿ Le exigió dinero?, ¿ había enemistad o esperaba más de esta relación casual ? ¿ Es el vehículo el móvil o la venta del auto fue para deshacerse del mismo ? Estas interrogantes plantean un escenario complejo y simple a la vez donde las pasiones humanas siempre es el detonante.

En la audiencia de garantías se debe conocer más detalles del móvil de este crimen y qué hizo vulnerable a Ken para caer en manos, de quien se presume le quitó la vida.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by PanamaPress (@panamapress)

 

View this post on Instagram

 

A post shared by PanamaPress (@panamapress)



 
 

Semanario El Venezolano – Edición Internacional, del 04 al 18 de agosto de 2022

 
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Panamá Dos Cucharas es tu destino...

"Laboratorio Fútbol” ofrecerá a los fanáticos una nueva manera de vivir el deporte rey

Envían de vacaciones a los fiscales Ruth Morcillo, Adecio Mojica, Zuleyka Moore y Nahaniel Murgas tras denuncia de exministra por simulación de hecho punible y otros delitos

Únete y forma parte del comité que tendrá la tarea de construir un nuevo templo en Ciudad del Lago

Excandidato presidencial Juan Carlos Navarro es víctima de campaña de desprestigio y persecución judicial por parte de fuerzas oscuras con intereses políticos

Advertisement
Advertisement

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.

Contacto