Connect with us

Panamá

Historias inéditas de figuras y situaciones que enaltecen o son la vergüenza del fútbol panameño

Published

on

Por S. Cano

Pese a que se intenta ocultar la verdad, algunas figuras que han pasado por la directiva de la Federación Panameña de Fútbol (FEPAFUT) se han visto implicadas en escándalos de blanqueo y legitimación de capitales y corrupción administrativa.

Es todavía recordado el caso de un exmiembro de la FEPAFUT y exdirectivo de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF), quien fue relacionado e imputado judicialmente por hechos de corrupción tras el escándalo del «FIFA Gate».

La historia reciente de la FEPAFUT, está llena de esos y otros casos escandalosos y en ciertos momentos hasta delictivos.

Las historias que aquí contaremos parten de la misma línea que algunas de las revelaciones hechas por el exfutbolista panameño Jaime Penedo en su libro titulado «Nunca te rindas» y publicado en 2018.

Se dice de la FEPAFUT

Solo hay que leer esta reseña de Bienvenido Brown en el diario La Estrella de Panamá el 20 de mayo de 2018, año en el que las regularidades en la FEPAFUT eran un rumor a voces, para entender cuán grave ha sido ha sido la situación.

El tema de hoy. Estamos frente a una realidad, en donde las acusaciones de una corrupción general sin excepción,máxime en que ya estamos en el periodo electoral, hacía los comicios del 2019, está generando una serie de acusaciones, que muchos bien podrían estar en la categoría de ‘Fake News’, (Noticias falsas). Sobre el fútbol panameño está circulando una noticia con título: ‘La verdad del fútbol panameño’, y como describo en el Sumario del ‘Coctel’ de hoy ,dice: ‘La verdad del fútbol panameño: narcotráfico, o lavado de dinero, corrupción y explotación humana’. Al final dice. Info Noti/Vzla. Hace señalamientos específicos al presidente de turno de la Fepafut, Pedro Chaluja que fue elegido por un segundo periodo del 2014-2018, y de Vice-Presidente Ramón Cardoze.

En mi estadía fugaz en Pandeportes, invitado por la ‘DG’ Farank Levy que reemplazó a Omar Moreno, que fue destituido por el Presidente ‘RMB’, por pura maldad de la entonces jefa del Meduca, Lucy Molinar, me indicó que no conocía mucho de deportes, y que a su llegada ya todos los cargos importantes estaban ocupados. Al principio dije que no pero por su insistencia, acepté el cargo de Asesor en forma Ad-honorem. Recomendé la separación del DT de Deportes que no tenía idea de lo que involucra esa función. Así nombró a Eric Holland, que tenía las idoneidad para ese cargo. Fui invitado por Holland a una reunión de la Fepafut, con el entonces presidente Ariel Alvarado, que vino acompañado con Pedro Chaluja, una persona bien respetuosa. En la conversación noté que más que el fútbol, su enfoque estaba en la parte comercial, es decir, el costo de la ubicación de las vallas comerciales. Era todo sobre el ‘$’.

Parte de la noticia dice: ‘El Presidente de la Federación Panameña de Fútbol, es el mayor accionista de uno de los más laureados equipos locales, el Deportivo Árabe Unido de Colón. De ascendencia árabe, su única experiencia previa era ‘vendiendo barato’, artículos diversos en el almacén de la familia. Pedro Chaluja carece de formación profesional o administrativa en ninguna de las áreas del fútbol, sin embargo; maneja el mayor presupuesto que la federación ha manejado en la historia de Panamá’. Y sigue más sobre Chaluja. ‘Otra parte dice: ‘Si el resto del mundo se enterara cómo funciona realmente el fútbol en Panamá, se escandalizaría’. No dejan por fuera al ‘VP’ Ramón Cardoze. Dice. ‘Es un verdadero mago a la hora de vivir del fútbol. Paralelamente dirige PRODENA. Resaltan su nepotismo en el fútbol, en donde un número plural de familiares derriban beneficios del fútbol. Ojalá que aclaren, y veremos si entra o no en la categoría de ‘Fake News’, (Noticias Falsas). ¿Qué opina usted estimado lector?.

Canchas sintéticas

Un negocio que desde hace muchos años despierta sospechas en el fútbol panameño tiene que ver con la construcción de las llamadas «canchas sintéticas». El actual presidente de la FEPAFUT, Manuel Arias, construyó algunas de dudosa calidad durante el gobierno del expresidente Ricardo Martinelli. Por otra parte, el expresidente Juan Carlos Varela ofreció, durante su gestión, que cada barriada contaría con una cancha sintética, con un entrenador, salido de las filas de la FEPAFUT o de la selección mayor, para que los jugadores tuviesen de esa forma ingresos económicos, pero el proyecto se volvió sal y agua.

Las canchas sintéticas, sin embargo, continuaron siendo un apetecible negocio, aunque luego no se les dote. Peor aún, algunas escuelas y academias de fútbol de dudosa reputación se han apropiado de las canchas, caso en el cual, bienes que son públicos, terminan en manos de particulares o sirven luego para el enriquecimiento de miembros de determinadas tendencias políticas.

La FEPAFUT hace poco para supervisar la construcción o las condiciones de funcionamiento de las canchas y el Instituto Panameño de Deportes (PANDEPORTES), como órgano rector, que debería al menos tener la supervisión y garantizar la calidad, tampoco hace nada en esa materia.

Academias

Otro gran problema que empaña al fútbol panameño ed el de las academias. Sí bien es cierto que hay academias muy prestigiosas, no es menos verdad que hay algunas que se han ganado mala reputación, pues su personal no cuenta con licencias o formación académica, carecen de certificaciones y sus entrenadores no han recibido la instrucción de determinado nivel o categoría.

Siendo así, no pueden ser esas academias las canteras de donde salgan los futuros grandes jugadores.

El tema de las academias de fútbol se volvió todo un negocio en Panamá, donde renombradas franquicias italianas, españolas o brasileñas han querido tomar partido en el país que algunos llaman el Dubái de América Latina; aunque de forma no muy rentable, por lo menos para los franquiciadores.

En el cerrado mercado solo ha logrado tener éxito un pequeño círculo conformado por exjugadores con contactos e influencias y relaciones políticas, pues algunos, por ejemplo en la época de Varela, se beneficiaron de esas relaciones. Otros cuentan con influencias, pero en los medios.

Peor es que varias franquicias del fútbol local panameño también tienen sus propias academias, pero como negocio, donde se cobra para que niños y jóvenes puedan formar parte de esas escuelas.

Equipos

Costa del Este FC

En cuanto a equipos, se deben mencionar algunos casos importantes. Uno es el del Costa del Este FC o Club Deportivo del Este, cuyo fundador fue el brasileño Felipe Borowsky, quien perteneció a la selección nacional de Brasil en la categoría Sub-19 y llegó años atrás a Panamá como un fenómeno del fútbol brasileño. Hasta hace poco tiempo Borowsky continuaba todavía activo en el fútbol, a pesar de no tener las condiciones, la aptitud física o de estar por encima del peso adecuado.

De criticada moralidad y conducta, el brasileño era blanco de comentarios por los maltratos a su pareja y sus constantes farras. No obstante, los orígenes de Borowsky atrajeron la confianza de padres y madres, quienes preferían inscribir a sus hijos y pagar por su participación en la academia del Costa del Este FC.

El brasileño fue pionero en la participación anual de los jóvenes futbolistas panameños en la Copa Disney de verano. Con las ganancias que le dejaba ese negocio, todos los años Borowsky lograba cambiar de automóvil.

Borowsky se mueve también en canchas de las zonas periféricas de la ciudad de Panamá, arrastrando un público de San Miguelito, entre quienes hay algunos traficantes de droga, que forman parte de pandillas o participan en actividades delictivas.

Pero nada de lo anterior ha sido motivo para que muchos dejen de tener a Felipe Borowsky como una gran referencia dentro del mundo del fútbol panameño, pese a que en su país quizás no le rindan tantos honores, como en Panamá.

Pocos son quienes se atreven a decir que el brasileño es alguien maltratador y abusivo con sus jóvenes futbolistas y que no tiene pedagogía para tratar a los niños que entrenan en su academia, careciendo también de formación académica. Pese a todo, Borowsky logra destacar dentro del fútbol en Panamá.

Club Atlético Independiente de La Chorrera

Otro caso que vale la pena mencionar es el del Club Atlético Independiente de La Chorrera o CAI La Chorrera, equipo en el cual se ha asegurado habría capitales provenientes de Colombia.

Sin embargo, hay que reconocer que si hay un equipo en Panamá que en los últimos años ha hecho una inversión significativa, es el CAI La Chorrera, qué en la actualidad cuenta con su propio centro deportivo y cancha sintética en Vía Israel, en pleno centro de la ciudad de Panamá, a diferencia de la mayoría de los demás equipos.

Las instalaciones deportivas del CAI gozan de tan buenas condiciones que hasta son utilizadas por la selección nacional de Panamá para sus entrenamientos.

Entre patrocinios y el mercadeo que hacen a su marca han hecho un negocio redituable, convirtiéndose en una referencia en muchos sentidos, pues han roto con algunos patrones dentro del fútbol panameño, al darle mucha prioridad al tema de la inversión deportiva, para la envidia y animadversión de parte de otros equipos.

Como tantos otros negocios deportivos en Panamá que no dejan mucho lucro, las ganancias del CAI tampoco son muy tentadoras.

Periodistas deportivos

Una de las cosas más controversiales en el fútbol en Panamá es el tema de los periodistas deportivos, muchos de ellos sin título universitario, aún cuando son reconocidos por llevar muchos años ejerciendo el oficio comunicacional redacciones de prensa, en la radio o la televisión.

Algunos de ellos recurren constantemente a las peticiones de dinero. Cuando se trata de emprendimientos o se inaugura álbum torneo, ya sea con capital privado o del Estado panameño, hacen su aparición para ver qué y cuánto consiguen, a cambio de brindarle cobertura.

Si hay un grupo que vive del fútbol en Panamá es el de los periodistas especializados.

Hay algunos que demuestran total honradez y poseen formación técnica, como el caso de Álvaro Martínez, también conocido como «Duro al Hueso». Igual sucede con Gabriel Castillo «La Voz», muchas veces excluido por su gruesa contextura física o por su edad.

Pero hay muchos otros en el gremio de quienes no se puede decir igual, pues de manera poco ética viven del «¿cuánto hay para eso?». Para éstos, una cobertura o mención en sus perfiles de redes sociales solo es posible si les pagan por sus reportajes en semanarios y medios de poco alcance; ya sea con dineros o con viajes al exterior.

En el peor de los extremos está José Miguel Domínguez, «Chepito», quien ha tenido por costumbre realizar entrevistas que solo son publicadas si los entrevistados pagan luego por ello, argumentando que se trataría de una exigencia de medios para los cuales ha laborado, que establecen supuestamente compensaciones económicas y pautas publicitarias, como condición para dar cabida a los reportajes.

Marcas deportivas

Otro tema especial en el fútbol panameño es el de las marcas deportivas, que obtienen lucro en el negocio.

Como patrocinante, Adidas, por ejemplo, intercambia mercancía en desuso y pasada de temporada. A los jugadores les obsequian una reducida dotación de implementos que llevan su marca.

Si hay una marca en Panamá por la cual muchos no sienten simpatía y que recuerda sus orígenes en la Alemania inmediatamente posterior a la Segunda Guerra Mundial, es Adidas.

Solo aquellos equipos y actividades patrocinables que les generan interés son para la marca merecedores de su patrocinio y el listón es alto.

Nike, Mitre, New Balance, Lotto y otras marcas son manejadas por el mismo grupo de empresarios judíos. Usualmente regalan balones, tacos, guantes y otros implementos, asumiendo una actitud qué los muestra cuál si fuese dueños de los equipos, La Liga y los jugadores, aunque su inversiones limitada.

Nike, por ejemplo, tiene a su servicio a periodistas poco conocidos, dedicados a regalarles zapatos a los jugadores, como una especie de labor social. Muchos de los jugadores tienen grandes necesidades económicas y no pueden costearse un par de zapatos, por lo cual prefieren rendir fidelidad a las marcas patrocinantes y aceptar lo que les dan.

Cuando se trata de los canales de televisión, éstos si no tienen algún beneficio en sintonía, publicidad o control de los encuentros que generan audiencia, no participan o apoyan a los equipos como deberían apoyarlos.

Con las empresas de telefonía. dígase +Móvil o Digicel, sucede igual o peor. Su patrocinio los ha hecho sentirse amos de los jugadores y los equipos.

En actitud de dueña de éstos, Digicel solía promover a jugadores promesa para que participaran en campamentos y torneos en Reino Unido y otros países. De ese grupo, sin embargo, luego han salido muy pocos que hayan representado a Panamá en el exterior.

En definitiva, muchas de las marcas han tenido más beneficio del fútbol panameño, que el que ha obtenido de ellas el deporte.

Entrenador destacado

Gaspar Arjona

Alguien que merece una mención especial es el entrenador Gaspar Arjona, uno de los preparadores de porteros mejor formados en Panamá. Arjona cuenta con una formación académica como técnico superior en educación física y ha acudido a muchos seminarios en su formación como preparador de porteros. Este entrenador cuenta con experiencia, conocimiento y metodología de trabajo. Es conocido por ser un hombre de familia y sin vicios. Arjona pasó por las categorías menores de la selección nacional y categorías menores del Chorrillo Fútbol Club, ahora conocido como Club Deportivo Universitario. Fue jefe de los entrenadores en la academia Solo Para Porteros y tiene una amplia trayectoria.

Algunos expertos reconocen que en Panamá hay mucho talento, solo que muy mal gerenciado y dirigido. Pero el de Arjona es uno de esos casos de talento, vocación y amor al fútbol, que destaca entre varios otros.

Gaspar Arjona

Academia Atlético de Madrid

Una franquicia que no se debe pasar por alto es la del Club Atlético de Madrid en Panamá, comprada por el empresario venezolano Tobías Carrero y por su hijo, propietarios de la Aseguradora Ancón Panamá, SA. La franquicia se instaló en Costa del Este, alquiló una cancha con un muy buenas condiciones, consiguió patrocinantes y anunciaron que sus entrenadores viajarían de España para residir en Panamá. Pero después de iniciada la pandemia de COVID-19, no se ha vuelto a saber del tema o cuán operativa continúa la franquicia.

Una interesante semblanza de Tobías Carrero Nácar – Academia Atlético de Madrid en Panamá

Carrero visualizó también una vía para sus negocios polémicos, esta vez colonizando Madrid, con miras a abrirse oportunidades en nuevos espacios, por si Panamá en algún momento no fuese lo suficientemente rentable.

Exdirector técnico destacado

Christian Saborío

Christian de Jésus Saborío, fallecido en 2020, ha sido seguramente uno de los técnicos mejores formados de todos los tiempos en el fútbol panameño.

Sus críticos recuerdan, sin embargo, su fanatismo por temas religiosos y de ocultismo, por lo cual algunos pensaban estaba fuera de sus cabales.

Saborío terminó siendo mensajero de la firma de abogados Morgan & Morgan. En el fútbol panameño poco lo tomaron en serio, a pesar que en algún momento llegó a dirigir la selección nacional, tanto masculina como femenina, además de haber sido director técnico del Deportivo Saprissa Fútbol Femenino en Costa Rica.

El técnico se formó en Madrid (España), vivió en Milán (Italia) y obtuvo licencia emitida por la Real Federación Española de Fútbol, pero en Panamá se le dieron pocas oportunidades.

Las enseñanzas de Saborío quizás hoy poco se recuerden. Tal vez no lo favoreció mucho su pasado tormentoso, en el mundo de las drogas, del que se había recuperado. Lo cierto es que nunca se le dio el valor que merecía.

Directivos polémicos en la FEPAFUT

Un caso de directivos polémicos es el de Pedro Chaluja, quien fue presidente y accionista del Club Deportivo Árabe Unido de Colón, además de haber presidido durante varios años la Federación Panameña de Fútbol (FEPAFUT). Chaluja se caracterizaba por su soberbia y por las muchas ganancias que obtuvo del fútbol panameño. Estuvo encargado de la llegada deportiva a Panamá del técnico colombiano Hernán Darío «El Bolillo» Gómez y de la clasificación de Panamá para la Copa Mundial de Fútbol de 2018.

Otro es el de Ramón Cardoze, quien fue vicepresidente de la FEPAFUT y dirigía la empresa Producciones Deportivas Nacionales, S.A.(PRODENA), encargada de comercializar los partidos de la Liga Panameña de Fútbol. Su presencia en la directiva de la FEPAFUT le fue muy beneficiosa para Cardoze, no solo por el vínculo que mantenía con canales de televisión. Vale especial mención que la nutricionista contratada por la FEPAFUT, por altas cifras, para elaborar menúes y dietas, quien también viajaba con la selección nacional, era la esposa de Cardoze. Al mismo tiempo su hija era becada para estudiar en España, con fondos supuestamente de la Federación. El hijo del exvicepresidente de la FEPAFUT, también habría cursado estudios en el exterior con dinero de la Federación, contando con oportunidades que no han tenido muchos otros panameños. Frente a todo esto, se pudiera decir que la familia Cardozo se hizo gracias al fútbol.

Técnico si suerte

Livio Contessotto

Un dato anecdótico es el del técnico argentino Livio Contessotto, quién posee licencia tipo A para dirigir equipos mayores profesionales. También es fisioterapeuta profesional con licenciatura. Su mayor fuerte es el análisis de juegos y videos de jugadas.

Contessotto probó suerte en Panamá y no la tuvo, aunque contó con el apoyo del presentador Julio Shebelut, del periodista Gabriel Castillo y de otros comunicadores. A pesar de todo ello, nunca logró que lo contrataran en la Federación, aún cuando Manuel Arias, actual presidente de la FEPAFUT, le habría ofrecido un cargo dentro de la selección nacional, que finalmente no obtuvo.

El mayor peso en contra de Contessotto en Panamá fue que nunca vistió una camiseta como jugador internacionalmente reconocido o con algún logro importante en Argentina. El técnico argentino es otro de los varios extranjeros que han salido del fútbol panameño con más derrotas que éxitos.

Gerente de Selecciones

Otra historia que no se puede pasar por alto es la de Rolando «Rolo» González, quien ha sido durante muchos años gerente de selecciones de la Federación Panameña de Fútbol. González se identificó políticamente con el expresidente Juan Carlos Varela, en cuyo Gobierno le concedieron una comisión de servicio qué le permitió seguir cobrando su sueldo, tras ser designado como cónsul de Panamá en Grecia. Luego de ello regresó nuevamente a la FEPAFUT, al mismo cargo, del que por lo visto no hay otros con la capacidad necesaria en Panamá que puedan ocupar tal gerencia.

González es otro de los personajes en Panamá a quienes siempre le ha ido muy bien con el fútbol y con las relaciones que su puesto en la Federación le genera. Tiene también fama de coquetear con secretarias y mujeres mucho más jóvenes que él, además de un gusto especial por las fiestas y el licor.

Preparador de porteros destacado

Un caso digno de ser destacado es el del profesor Gaspar Pérez, excelente formador y preparador de porteros. Pérez resalta por su metodología, entrenamiento, visión y experiencia. Cuenta con formación profesional y certificación reconocida por la FIFA. Es quizás uno de los mejores preparadores de porteros de toda Centroamérica. Es alguien a quien tampoco se le ha dado el reconocimiento, el mérito o el salario que merece.

Otros de los valores destacables de Pérez es que se trata de una persona muy generosa, correcta y dedicada profesionalmente.

Psicólogos deportivos no, pastores sí

En Panamá, desde fecha muy reciente, es que en las ligas menores de la selección de fútbol tienen psicólogos deportivos, pues antes era una figura que no existía.

Cuentan que»El Bolillo» Gómez solía decir qué los psicólogos deportivos solo servían para regar por todas partes las intimidades de los camerinos, donde por cierto, en la época del colombiano la marihuana corría a diestra y siniestra.

Los equipos profesionales en Panamá usualmente no tienen psicólogo deportivo, pues muchos de sus directivos no creen en ese sector de la psicología aplicada. En ocasiones confunden a quienes se dedican al coaching y son motivadores, con la psicología deportiva.

Salvo algunas excepciones en ciertas categorías de la selección nacional de fútbol, quiénes realizan el trabajo que deberían hacer profesionalmente los psicólogos deportivos en diferentes equipos, son pastores evangélicos, quienes se encargan de hablar con los jugadores o de tratar de sacarlos de los malos pasos en aquellos casos en los que sea necesario.

Sin dejar de reconocer el mérito que pudieran tener los pastores, el fanatismo religioso en el fútbol panameño puede llegar a veces a situaciones extremas.

Portero experimentado

Marco Casagrande

El italiano Marco Casagrande cuenta con licencia de la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol​ (UEFA). Fue portero de la selección de Italia Sub-19, donde fue suplente de Gianluigi Buffon, uno de los mejores porteros de todos los tiempos en el fútbol italiano.

Casagrande dispone de licencia para dirigir en Panamá y como preparador de porteros, además de formación profesional y la licencia de la UEFA que renovaba anualmente durante sus viajes a Italia.

Pero sus trastornos de conducta y sus problemas con el alcohol, ya superados, terminaron por afectarlo. En Panamá no logró que se le reconociera salarialmente su tiempo como esperaba.

En su país natal el italiano jugó en el Parma y fue formador de las ligas menores de la Juventus de Turín. Pero también ha jugado en varios países de Centroamérica, a donde llegó como una revelación deportiva. Sin embargo, ahora se dedicaría a la preparación de pizzas en su propio restaurante familiar, junto a su esposa y su cuñada.

Centro Deportivo de Alto Rendimiento

Por último, merece una mención especial el personal del Centro Deportivo de Alto Rendimiento para atletas profesionales y en formación del Instituto Panameño de Deportes, que cuenta con un excelente staff de fisioterapeutas, encargados de ayudar a recuperar de sus lesiones a los jugadores miembros de los equipos de la FEPAFUT, así como a otros deportistas.

Son profesionales con una magnífica formación, comparable con la de sus similares de los países potencia. Estos tienen además una gran vocación de servicio y realizan una extraordinaria labor.

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Panamá

Llega a su fin el juicio en Estados Unidos contra los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares por lavar sobornos de Odebrecht

Published

on

By

En la Corte de Brooklyn se escuchará de boca del juez de distrito, Raymond J. Dearie, cuál será la pena que deberán pagar los hijos del expresidente panameño, Ricardo Martinelli Berrocal, por lavar fondos irregulares provenientes de la constructora brasileña Odebrecht.

La lectura de sentencia de los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares se fijó para el viernes 20 de mayo. A las 4 de la tarde, el juez de la causa, Raymond J. Dearie, establecería cuál sería la pena que deberán purgar los hijos del expresidente panameño, Ricardo Martinelli Berrocal. Los hermanos se declararon culpables de haber lavado USD 28 millones provenientes de sobornos entregados por la constructora brasileña Odebrecht a cambio del otorgamiento de contratos en beneficio “de un familiar cercano y alto funcionario” del gobierno de Panamá, informó Maibort Petit maibortpetit.info.

Por documentos del caso, se conocieron los últimos movimientos judiciales de los Martinelli Linares, por ejemplo, para el 13 de mayo estaba programada la fecha de control para la sentencia de Ricardo Martinelli Linares luego de que el juez Dearie, le negara su pedido de fianza. Este, así como su hermano, Luis Martinelli Linares, se declararon culpables diciembre de 2021. En razón de que la defensa había solicitado una sentencia acelerada antes de una solicitud anticipada de una sentencia de tiempo cumplido, la Corte refirió que estaría dispuesta a adelantar la fecha de dicha sentencia.

Se convino en pedir al Departamento de Libertad Condicional avocarse al caso y, en tal sentido, el 28 d e marzo emitió un borrador de PSR para Luis Martinelli y el 30 de marzo recibió las objeciones y pedidos de corrección de parte de los abogados defensores.

Luego, el 4 de abril, la defensa pidió a la fiscalía que expusiera su posición respecto a la solicitud anticipada para que la Corte adelantara la sentencia del 13 de mayo a la semana del 25 de abril. El gobierno respondió el 8 de abril que se oponía a cualquier adelanto de sentencia de Martinelli porque la fiscalía continuaba “reuniendo información para las audiencias de sentencia, incluso a la espera de información adicional de Panamá sobre la posición del país como víctima para fines de restitución”.

Los abogados defensores expusieron que todas las partes habían tenido tiempo suficiente para prepararse para la sentencia, encontrándose, además, el PSR sustancialmente completo y no representa un obstáculo para un avance razonable de las audiencias de sentencia, por lo que requirieron del Tribunal un adelanto de las fechas de sentencia de Ricardo Martinelli y su hermano.

Presentaron una oferta de cronograma:

“Para una audiencia el lunes 25 de abril: las presentaciones de la defensa deben presentarse el jueves 14 de abril; presentación del gobierno para el jueves 21 de abril; la respuesta de la defensa vence el viernes 22 de abril.

“Para una audiencia el miércoles 27 de abril o el jueves 28 de abril: las presentaciones de la defensa deben presentarse el lunes 18 de abril; presentaciones del gobierno vencen el lunes 25 de abril; respuesta de la defensa para el martes 26 de abril”.

Entretanto, los fiscales han solicitado que la condena que se les dicte a los hermanos Martinelli Linares entre en el rango de los 108 y los 135 mes, es decir, entre 9 y 11 años.

El Departamento de Libertad Condicional sugirió al tribunal una sentencia de 180 meses de prisión y el pago de una multa de USD 250.000, puesto que a su juicio no existen causales que puedan hacer mitigar la pena.

Para el gobierno resulta inadmisible la pretensión de la defensa que ha pedido al juez Dearie que, incluso, deje en libertad a sus clientes, toda vez que a criterio de sus abogados defensores, ya habrían sido suficientes los 23 meses que llevan detenidos tanto en Guatemala como en Brooklyn.

Son escasos los datos biográficos de los Martinelli Linares y entre la poca información que puede encontrarse en la web, está el hecho de que ambos tienen doble nacionalidad, panameña e italiana, en razón de los orígenes de su padre, el expresidente de Panamá, Ricardo Alberto Martinelli Berrocal.

El exmandatario panameño es un empresario cuya mayor compañía es Súper 99, una de las principales cadenas de supermercados de Panamá. También es dueño de Importadora Ricamar S.A.,al tiempo que es socio, inversionista, directivo o accionista de otras firmas panameñas, como el Diario por la Democracia S.A., la Azucarera La Victoria, Empresa ERA, MegaDepot, ToyLand, Compañía Digital de Televisión y Plastigol S.A. Igualmente es director de Gold Mills de Panamá, Global Bank, Panasal S.A., Televisora Nacional de Panamá, DirectTV, Desarrollo Norte S.A. el Molino de Oro, Avipac Inc y Calox Panameña.

Entretanto, la madre es Marta Linares de Martinelli quien está titulada en Comercio en el Saint Mary of the Woods College en Indiana (Estados Unidos) y posteriormente adquiere la licencia como Corredora de Seguros en la Universidad de Panamá.

Ricardo Alberto, el mayor, tiene 42 años de edad, mientras Luis Enrique tiene 39. La tercera de los hermanos Martinelli Linares es Carolina Elizabeth.

En la red social LinkedIn, el perfil de Luis Enrique Martinelli Linares refiere que es el director general de la empresa Importadora Ricamar S.A. Allí se describe como un joven empresario panameño que dirige la firma Super-99, como también es denominada la cadena de supermercados más grande de Panamá.

Es egresado en administración de negocios de la Universidad Metodista del Sur (Southern Methodist University) ubicada en Texas, donde igualmente cursó estudios internacionales[1].

La Importadora Ricamar S.A. es una empresa registrada en Panamá el 10 de diciembre de 1961 bajo el número 115395, cuyo estatus actual es vigente, de acuerdo a lo que informa el portal Open Corporates. El nombre del agente es Magalis Guadalupe Reyes Reyes y el directorio está conformado por Adrián Domínguez Castro y María Concepción Rodríguez, como apoderados; Alejandro Garuz, como apoderado y gerente general; Alejandro Garuz Adames, como director y presidente; David Alejandro Jiménez Barrios, como director y secretario; Gabriel Arturo Jiménez Barrios, como director y tesorero; Roberto Antenos Reyes Reyes y Vicente González Jiménez, como suscriptores. La representación legal de la empresa la ejercen el presidente, el secretario y el tesorero. Marta Linares de Martinelli fue destituida de la presidencia entre el 25 de julio de 2019 y el 21 de mayo de 2020[2].

El 29 de enero de 2017, el gobierno de los Estados Unidos canceló la visa, tanto de los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, como de su madre, la ex primera dama panameña, Marta Linares de Martinelli[3].

La figuración pública de los hijos del expresidente Ricardo Martinelli Berrocal comenzó con la acusación que su contra se presentó ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, donde están imputados por delitos de lavado de dinero de fondos provenientes de un esquema masivo de soborno en el que está involucrada el conglomerado mundial de construcción con sede en Brasil, Odebrecht S.A.

De acuerdo a la documentación que se maneja en Corte de Brooklyn, el plan corrupto por el que se señala a los Martinelli Linares involucraba el pago de más de USD 700 millones en sobornos a funcionarios de gobierno, miembros de partidos políticos y otros funcionario y personeros en Panamá y otros países alrededor del mundo para obtener y retener negocios para Odebrecht.

La constructora brasileña a través de sus representantes admitió su culpabilidad el 21 de diciembre de 2016. Esto ocurrió igualmente en el Distrito Este de Nueva York donde enfrentó una acusación criminal de conspiración para violar las disposiciones contra el soborno de la Ley de Prácticas Corruptas Extranjeras (FCPA)[4].

Luego de un complicado proceso, Luis Enrique Martinelli Linares fue extraditado desde Guatemala hacia los Estados Unidos para enfrentar la acusación presentada ante el tribunal federal en Brooklyn el 15 de noviembre de 2021. Por su parte, Ricardo Alberto Martinelli Linares fue extraditado el 10 de diciembre de 2021. Habían sido detenidos en julio de 2020, en el Aeropuerto Internacional La Aurora de Guatemala, cuanto procuraban abordar un avión privado que los sacara de suelo guatemalteco rápidamente y así evitar su captura en razón de la solicitud que cursaba de parte de la justicia estadounidense. Desde su aprehensión estuvieron recluidos en la cárcel de la base militar Mariscal Zavala, en Guatemala.

En el esquema corrupto de Odebrecht, los Martinelli Linares habrían lavado —de acuerdo a los documentos judiciales— aproximadamente USD 28 millones en pagos de sobornos hechos por la empresa brasileña a un alto funcionario del gobierno de Panamá que es pariente cercano de los acusados. Contra los hermanos fue presentada la denuncia penal el 27 de junio de 2020 y, posteriormente, el 4 de febrero de 2021, en contra de Luis Martinelli Linares y Ricardo Martinelli Linares fueron presentados cinco cargos. En la Corte de Brooklyn. Uno de los cargos es por conspiración para cometer lavado de dinero, mientras dos son por encubrimiento de lavado de dinero. Luis Martinelli Linares enfrenta también dos cargos de participación en transacciones de propiedad obtenida ilícitamente[5].

Luis Enrique Martinelli Linares se declaró culpable de conspiración para cometer lavado de dinero por su desempeño en el esquema corrupto de soborno de Odebrecht S.A., ante el juez federal de distrito Raymond J. Dearie, el 2 de diciembre de 2021. Ante el magistrado dijo que participó en la conspiración junto con su hermano, Ricardo Alberto Martinelli Linares y otras personas mediante el establecimiento de cuentas bancarias extraterritoriales a nombre de compañías de fachada en las que recibirían y disfrazarían los fondos irregulares que sumaban USD 28 millones. Explicó que él y sus socios transfirieron hacia y desde los Estados Unidos el dinero, lo cual llevaron a cabo a través de transferencias electrónicas que involucraban las ganancias del esquema y que les servirían para la compra de un yate y un condominio en EE. UU.[6]

Entretanto, la declaración de culpabilidad de Ricardo Alberto Martinelli Linares se produjo el 14 de diciembre de 2021, cuando ante el juez federal de distrito, Raymond J. Dearie, admitió que participó en la conspiración para lavar dinero en el esquema encabezado por Odebrecht S.A. Tal como lo hizo su hermano, asintió los términos de la acusación que los señala de usar el sistema financiero de Estados Unidos para promover su esquema de corrupción, lo cual lograron constituyendo “cuentas de empresas ficticias en bancos extraterritoriales para tratar de evadir la responsabilidad y usaron parte de las ganancias de los sobornos para su beneficio personal”[7].

El artículo completo puede ser leído maibortpetit.info

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Continue Reading

Panamá

Participación de los hermanos Martinelli Linares en Digicel habría desencadenado reveses sufridos por la empresa en Panamá

Published

on

By

En opinión de algunos ciudadanos, ha quedado claro que reveses recientes que ha sufrido Digicel en Panamá se han desencadenado en parte debido a la vinculación de la familia Martinelli con la empresa.

El pasado mes de abril la compañía solicitó su liquidación voluntaria ante los Tribunales de Justicia Civiles, como consecuencia de la aprobación, por parte del Gobierno Nacional de Panamá, de la fusión de Cable & Wireless Panamá (CWP) y Claro, decisión que representa el fin de la libre competencia para el mercado de las telecomunicaciones en el país, según dijo la compañía en una declaración.

Revelaciones recientes han indicado que tras bastidores los verdaderos accionistas de la compañía son los hermanos Luis Enrique y Ricardo Martinelli Linares, hijos del expresidente Ricardo Martinelli, quienes esperan sentencia tras haberse declarado culpables de lavar dinero de sobornos de Odebrecht.

Los fiscales del caso de los hermanos Martinelli en Nueva York confirmaron que 9.2 millones de dólares de las coimas de Odebrecht fueron utilizados para comprar una empresa de telefonía celular, informó FOCO.

Diversas fuentes consultadas confirmaron a FOCO que la empresa a la que se refieren es Digicel.

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Continue Reading

Panamá

El video viral con imágenes del presidente Laurentino Cortizo en el que un hombre asegura arrepentirse de «haber votado por usted»

Published

on

By

En las redes sociales se viraliza un video con un audio de fondo en el que una persona dice arrepentirse de «haber votado por usted», mientras se muestran imágenes del presidente de Panamá, Laurentino Cortizo.

En el vIdeo el hombre señala: «…porque usted no ayuda al pueblo, usted ayuda al rico…».

No está claro si se trata de un vídeo auténtico, de un montaje o si el reclamo iba dirigido realmente a Cortizo.

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.