Connect with us

Panamá

El colombiano Alex Saab utilizó a Panamá en sus operaciones de lavado

Published

on

En más de dos décadas, Álex Naín Saab Morán, el joven barranquillero que vendía uniformes corporativos en los años 80, logró transformar sus negocios locales en un emporio empresarial en el sector textil, la construcción y la alimentación. Su actividad comercial llegó a más de 10 países, principalmente Colombia, Panamá y Venezuela —donde es señalado de ser contratista del chavismo— y hoy acumula una millonaria fortuna casi imposible de rastrear. Sin embargo, su éxito empresarial quedó en entredicho en 2018, tras la captura del revisor fiscal y el contador de sus empresas, pues la Fiscalía los señala de presuntamente participar en el entramado societario de Saab Morán para lavar dinero y enriquecerse ilícitamente. 

Las averiguaciones de los investigadores sostienen que Álex Saab y varios de sus familiares se aliaron para lavar más de $25.000 millones a través de ocho empresas colombianas. Según las pesquisas, el corazón de estas actividades ilegales sería la sociedad Shatex S.A.S., constituida en 1998 en Barranquilla, en la que hay evidencia de doble contabilidad, importaciones ficticias y contratos con compañías inexistentes. Algunos de los puntos que más llaman la atención en los informes de la Fiscalía son el inusual crecimiento económico de Shatex S.A.S. en 2007, cuando aumentó en 923 % sus ingresos, y el posterior declive en 2010 y 2011, cuando no reportó ningún ingreso alegando el cese de actividades.

Al menos en el papel, Shatex S.A.S. dejó de funcionar hace más de una década, pero la Fiscalía descubrió que en 2010 realizó ventas por más de $200 millones, compras por $77 millones e importaciones y exportaciones por más de $600 millones. Álex Saab, quien se encuentra prófugo de la justicia tras filtrarse el operativo de su captura, tendrá que explicar por qué esos movimientos no fueron declarados ante la DIAN mientras parecía que su empresa era un negocio perdido. Sin embargo, aunque en Colombia los documentos mercantiles daban esa impresión de inactividad, tres años después el empresario barranquillero constituyó al menos cuatro sociedades más en Panamá y otras jurisdicciones que se caracterizan por no revelar la identidad de sus clientes, informó en 2018 El Espectador.

Las gestiones de estos nuevos negocios estuvieron a cargo de la firma panameña Mossack Fonseca, cuyos documentos fueron filtrados en 2016 en una investigación periodística apodada Panama Papers y organizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. La publicación, liderada en Colombia por la alianza El Espectador-Connectas, reveló prácticas del bufete para facilitar la evasión de impuestos y desató investigaciones judiciales alrededor del mundo. Como consecuencia de esto, el representante legal de Mossack Fonseca en Colombia, Juan Esteban Arellano, ha sido procesado penalmente por falsedad ideológica en documento privado, enriquecimiento ilícito, lavado de activos y concierto para delinquir.

Arellano fue la persona que tramitó la creación de la estructura societaria de Saab en Panamá y otros paraísos fiscales. En octubre de 2013, el abogado barranquillero Juan Carlos Gloria de Vino, actuando como intermediario de Álex Saab, le solicitó crear cuatro sociedades en jurisdicciones con beneficios tributarios. “Se requiere un poder general a favor de Álex Saab Morán para que represente a la sociedad en todo tipo de operaciones, incluyendo apertura de cuentas, compra de inmuebles, negociación de valores y acciones”, aseguró Gloria de Vino en un correo electrónico enviado a la firma Mossack Fonseca.

De esta manera se crearon Neston Property Ltd., en las Islas Vírgenes Británicas; Proment Intl., en Costa Rica, y Lintel Overseas Inc. y Kingstone Team Inc., en Panamá. La accionista única de estas empresas es Seafire Foundation, propiedad de Álex Saab. Más adelante, en 2015, su hermano Amir Luis Saab Morán, quien también es investigado por lavado de activos y cuyo paradero es incierto, creó las empresas Roseacre Corporation, en Belice, y Clayville Inc., en Panamá, a través de su fundación Venedig. “Necesitamos un poder especial a nombre de Amir Luis Saab Morán para aperturar cuentas bancarias y hacer inversiones en sociedades”, se lee en otro correo electrónico enviado por el abogado Gloria de Vino a la controvertida firma Mossack Fonseca.

En conclusión, a partir de las fundaciones Seafire y Venedig se entrelazan las sociedades constituidas por Mossack Fonseca para los Saab Morán. En la primera, los hijos de Álex Saab (Isham Alí, Shadi Naím y Jad Alí Saab Certain) también administran los bienes, y en la segunda aparecen sus hermanos Amir, Luis Alberto y Katia Saab Morán. y su mamá, Rosa Morán Aguancha. Este consejo corporativo conformado por familiares se asemeja al denunciado por la Fiscalía en la empresa Shatex S.A.S., en la que figuran nuevamente Luis Alberto y Amir Luis Saab Morán, Rosa María Morán Aguancha, Álex Saab Morán, y su exesposa, Cynthia Eugenia Certain Ospina.

Sobre la participación de los familiares de Saab en sus negocios, una fuente le dijo a la DEA en abril de 2018 que “unas personas de descendencia libanesa” estaban dedicadas a la creación de empresas fachada para invertir grandes sumas de dinero de dudosa procedencia. “Álex Saab sería el jefe de la organización y Amir Saab, su hermano y socio, tiene conocimiento y participa de forma directa de todas las actividades”. El portal Armando.info también ha denunciado que Saab y su socio colombiano Álvaro Pulido han logrado convertirse en los mayores contratistas del Estado venezolano, en vivienda y a través del sonado programa de alimentación CLAP, con empresas como Group Grand Limited, de la que han sido directivos los hijos de Saab y Pulido, Shadi Nain Saab y Enmanuel Rubio González.

Juan Carlos Gloria de Vino, el abogado que sirvió de intermediario entre Álex Saab y Mossack Fonseca, le dijo a El Espectador que las mencionadas sociedades de su cliente en jurisdicciones secretas están inactivas desde su creación. “El señor Álex Saab ha sido cliente de mi oficina de abogados y le hemos asesorado en varios asuntos civiles y comerciales en Colombia, tales como el divorcio con su exesposa, la elaboración de contratos y estudios de títulos para adquisición de inmuebles, la creación de sociedades locales, la contratación de bienes y servicios y la estructuración de asociaciones con terceros, impuestos, entre otros”.Sobre su relación con Amir Saab Morán, hermano de Álex Saab, Gloria de Vino agregó que no ha gestionado sus negocios en Panamá. “Fui intermediario en la creación de la Fundación Venedig (…), gestionada directamente por el señor Amir Luis Saab Morán, quien es su presidente. Se creó como una estructura fiduciaria con el único propósito de precautelar el patrimonio del señor Amir Luis Saab, su esposa y sus tres hijos. Álex Saab no tiene relación alguna con la Fundación Venedig”, añadió el abogado. Sin embargo, Gloria de Vino sí asesoró la creación en Colombia de la sociedad Venedig Capital S.A.S., de Amir Luis Saab Morán. “No tiene vínculo o relación alguna con el señor Álex Saab o sociedades controladas por éste, ni fue creada por solicitud de él”, reiteró el abogado.

No obstante, la Fiscalía tiene bajo la lupa a esta empresa por su supuesta participación en el esquema de lavado de activos. Gloria de Vino fue, además, uno de los intermediarios de Mossack Fonseca con el Caribe. La mayoría de sus clientes son empresarios de Barranquilla. Entre ellos David Maestre Castro, exasesor del alcalde Álex Char. Junto a su hermano Hernán Maestre, de la junta directiva de la Cámara de Comercio de Barranquilla, creó la sociedad Mikron Equities S.A. en las Islas Vírgenes Británicas. Otro de los clientes es Manuel Guillermo Vives de Andreis, constructor que, según La Silla Vacía, ha ganado contratos en el programa de viviendas gratis que lideró el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, y el centro de convenciones Puerta de Oro.

Otro nombre en la lista de Juan Carlos Gloria de Vino es Ramón Navarro Pereira, procesado por los delitos de enriquecimiento ilícito de particulares, administración desleal y falsedad en documento privado. El exgerente de la empresa de acueducto, alcantarillado y aseo en Barranquilla, Triple A, es señalado de apropiarse ilícitamente, junto con otros directivos, de más de $27.800 millones, mediante la creación de 54 órdenes de pedido de bienes y servicios que no fueron adquiridos. Navarro y su esposa, Jeannette Lux de Navarro, crearon en octubre de 2013 la empresa Quartsun Develop Inc. en las Islas Vírgenes Británicas. Aunque Navarro aseguró que se trataba de una inversión personal, las autoridades investigan si dineros del desfalco fueron a parar a Panamá.

“Lo que se haya hecho con esa sociedad escapa a mi control y conocimiento, como sucede en tantos otros casos en que he actuado como mero intermediario. No he sido su abogado, ni le he asesorado en sus negocios. Respecto de las otras personas mencionadas, las cuales también acudieron a mí como intermediario para crear sociedades en el exterior, solo debo agregar que son reputados empresarios de la ciudad y no tienen ni han tenido cuestionamientos penales o tributarios”, concluyó el abogado Gloria de Vino.

Al margen de las sociedades que creó el grupo Saab en Panamá, la Fiscalía sigue rastreando a dónde fue a parar el dinero que entre 2004 y 2011 logró mover a través de operaciones ficticias de comercio exterior con su empresa Shatex. La sospecha de los investigadores es que parte de la plata que no fue declarada en Colombia terminó en cuentas en el exterior de compañías de papel, que al parecer pertenecían a Saab, como habría sucedido en Panamá, donde siete de los ocho clientes registrados por Shatex en ese país no existían en los registros oficiales. A su vez, autoridades de México, Estados Unidos e Israel les siguen la pista a los negocios de Álex Saab a nivel mundial.

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Panamá

Llega a su fin el juicio en Estados Unidos contra los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares por lavar sobornos de Odebrecht

Published

on

By

En la Corte de Brooklyn se escuchará de boca del juez de distrito, Raymond J. Dearie, cuál será la pena que deberán pagar los hijos del expresidente panameño, Ricardo Martinelli Berrocal, por lavar fondos irregulares provenientes de la constructora brasileña Odebrecht.

La lectura de sentencia de los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares se fijó para el viernes 20 de mayo. A las 4 de la tarde, el juez de la causa, Raymond J. Dearie, establecería cuál sería la pena que deberán purgar los hijos del expresidente panameño, Ricardo Martinelli Berrocal. Los hermanos se declararon culpables de haber lavado USD 28 millones provenientes de sobornos entregados por la constructora brasileña Odebrecht a cambio del otorgamiento de contratos en beneficio “de un familiar cercano y alto funcionario” del gobierno de Panamá, informó Maibort Petit maibortpetit.info.

Por documentos del caso, se conocieron los últimos movimientos judiciales de los Martinelli Linares, por ejemplo, para el 13 de mayo estaba programada la fecha de control para la sentencia de Ricardo Martinelli Linares luego de que el juez Dearie, le negara su pedido de fianza. Este, así como su hermano, Luis Martinelli Linares, se declararon culpables diciembre de 2021. En razón de que la defensa había solicitado una sentencia acelerada antes de una solicitud anticipada de una sentencia de tiempo cumplido, la Corte refirió que estaría dispuesta a adelantar la fecha de dicha sentencia.

Se convino en pedir al Departamento de Libertad Condicional avocarse al caso y, en tal sentido, el 28 d e marzo emitió un borrador de PSR para Luis Martinelli y el 30 de marzo recibió las objeciones y pedidos de corrección de parte de los abogados defensores.

Luego, el 4 de abril, la defensa pidió a la fiscalía que expusiera su posición respecto a la solicitud anticipada para que la Corte adelantara la sentencia del 13 de mayo a la semana del 25 de abril. El gobierno respondió el 8 de abril que se oponía a cualquier adelanto de sentencia de Martinelli porque la fiscalía continuaba “reuniendo información para las audiencias de sentencia, incluso a la espera de información adicional de Panamá sobre la posición del país como víctima para fines de restitución”.

Los abogados defensores expusieron que todas las partes habían tenido tiempo suficiente para prepararse para la sentencia, encontrándose, además, el PSR sustancialmente completo y no representa un obstáculo para un avance razonable de las audiencias de sentencia, por lo que requirieron del Tribunal un adelanto de las fechas de sentencia de Ricardo Martinelli y su hermano.

Presentaron una oferta de cronograma:

“Para una audiencia el lunes 25 de abril: las presentaciones de la defensa deben presentarse el jueves 14 de abril; presentación del gobierno para el jueves 21 de abril; la respuesta de la defensa vence el viernes 22 de abril.

“Para una audiencia el miércoles 27 de abril o el jueves 28 de abril: las presentaciones de la defensa deben presentarse el lunes 18 de abril; presentaciones del gobierno vencen el lunes 25 de abril; respuesta de la defensa para el martes 26 de abril”.

Entretanto, los fiscales han solicitado que la condena que se les dicte a los hermanos Martinelli Linares entre en el rango de los 108 y los 135 mes, es decir, entre 9 y 11 años.

El Departamento de Libertad Condicional sugirió al tribunal una sentencia de 180 meses de prisión y el pago de una multa de USD 250.000, puesto que a su juicio no existen causales que puedan hacer mitigar la pena.

Para el gobierno resulta inadmisible la pretensión de la defensa que ha pedido al juez Dearie que, incluso, deje en libertad a sus clientes, toda vez que a criterio de sus abogados defensores, ya habrían sido suficientes los 23 meses que llevan detenidos tanto en Guatemala como en Brooklyn.

Son escasos los datos biográficos de los Martinelli Linares y entre la poca información que puede encontrarse en la web, está el hecho de que ambos tienen doble nacionalidad, panameña e italiana, en razón de los orígenes de su padre, el expresidente de Panamá, Ricardo Alberto Martinelli Berrocal.

El exmandatario panameño es un empresario cuya mayor compañía es Súper 99, una de las principales cadenas de supermercados de Panamá. También es dueño de Importadora Ricamar S.A.,al tiempo que es socio, inversionista, directivo o accionista de otras firmas panameñas, como el Diario por la Democracia S.A., la Azucarera La Victoria, Empresa ERA, MegaDepot, ToyLand, Compañía Digital de Televisión y Plastigol S.A. Igualmente es director de Gold Mills de Panamá, Global Bank, Panasal S.A., Televisora Nacional de Panamá, DirectTV, Desarrollo Norte S.A. el Molino de Oro, Avipac Inc y Calox Panameña.

Entretanto, la madre es Marta Linares de Martinelli quien está titulada en Comercio en el Saint Mary of the Woods College en Indiana (Estados Unidos) y posteriormente adquiere la licencia como Corredora de Seguros en la Universidad de Panamá.

Ricardo Alberto, el mayor, tiene 42 años de edad, mientras Luis Enrique tiene 39. La tercera de los hermanos Martinelli Linares es Carolina Elizabeth.

En la red social LinkedIn, el perfil de Luis Enrique Martinelli Linares refiere que es el director general de la empresa Importadora Ricamar S.A. Allí se describe como un joven empresario panameño que dirige la firma Super-99, como también es denominada la cadena de supermercados más grande de Panamá.

Es egresado en administración de negocios de la Universidad Metodista del Sur (Southern Methodist University) ubicada en Texas, donde igualmente cursó estudios internacionales[1].

La Importadora Ricamar S.A. es una empresa registrada en Panamá el 10 de diciembre de 1961 bajo el número 115395, cuyo estatus actual es vigente, de acuerdo a lo que informa el portal Open Corporates. El nombre del agente es Magalis Guadalupe Reyes Reyes y el directorio está conformado por Adrián Domínguez Castro y María Concepción Rodríguez, como apoderados; Alejandro Garuz, como apoderado y gerente general; Alejandro Garuz Adames, como director y presidente; David Alejandro Jiménez Barrios, como director y secretario; Gabriel Arturo Jiménez Barrios, como director y tesorero; Roberto Antenos Reyes Reyes y Vicente González Jiménez, como suscriptores. La representación legal de la empresa la ejercen el presidente, el secretario y el tesorero. Marta Linares de Martinelli fue destituida de la presidencia entre el 25 de julio de 2019 y el 21 de mayo de 2020[2].

El 29 de enero de 2017, el gobierno de los Estados Unidos canceló la visa, tanto de los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, como de su madre, la ex primera dama panameña, Marta Linares de Martinelli[3].

La figuración pública de los hijos del expresidente Ricardo Martinelli Berrocal comenzó con la acusación que su contra se presentó ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, donde están imputados por delitos de lavado de dinero de fondos provenientes de un esquema masivo de soborno en el que está involucrada el conglomerado mundial de construcción con sede en Brasil, Odebrecht S.A.

De acuerdo a la documentación que se maneja en Corte de Brooklyn, el plan corrupto por el que se señala a los Martinelli Linares involucraba el pago de más de USD 700 millones en sobornos a funcionarios de gobierno, miembros de partidos políticos y otros funcionario y personeros en Panamá y otros países alrededor del mundo para obtener y retener negocios para Odebrecht.

La constructora brasileña a través de sus representantes admitió su culpabilidad el 21 de diciembre de 2016. Esto ocurrió igualmente en el Distrito Este de Nueva York donde enfrentó una acusación criminal de conspiración para violar las disposiciones contra el soborno de la Ley de Prácticas Corruptas Extranjeras (FCPA)[4].

Luego de un complicado proceso, Luis Enrique Martinelli Linares fue extraditado desde Guatemala hacia los Estados Unidos para enfrentar la acusación presentada ante el tribunal federal en Brooklyn el 15 de noviembre de 2021. Por su parte, Ricardo Alberto Martinelli Linares fue extraditado el 10 de diciembre de 2021. Habían sido detenidos en julio de 2020, en el Aeropuerto Internacional La Aurora de Guatemala, cuanto procuraban abordar un avión privado que los sacara de suelo guatemalteco rápidamente y así evitar su captura en razón de la solicitud que cursaba de parte de la justicia estadounidense. Desde su aprehensión estuvieron recluidos en la cárcel de la base militar Mariscal Zavala, en Guatemala.

En el esquema corrupto de Odebrecht, los Martinelli Linares habrían lavado —de acuerdo a los documentos judiciales— aproximadamente USD 28 millones en pagos de sobornos hechos por la empresa brasileña a un alto funcionario del gobierno de Panamá que es pariente cercano de los acusados. Contra los hermanos fue presentada la denuncia penal el 27 de junio de 2020 y, posteriormente, el 4 de febrero de 2021, en contra de Luis Martinelli Linares y Ricardo Martinelli Linares fueron presentados cinco cargos. En la Corte de Brooklyn. Uno de los cargos es por conspiración para cometer lavado de dinero, mientras dos son por encubrimiento de lavado de dinero. Luis Martinelli Linares enfrenta también dos cargos de participación en transacciones de propiedad obtenida ilícitamente[5].

Luis Enrique Martinelli Linares se declaró culpable de conspiración para cometer lavado de dinero por su desempeño en el esquema corrupto de soborno de Odebrecht S.A., ante el juez federal de distrito Raymond J. Dearie, el 2 de diciembre de 2021. Ante el magistrado dijo que participó en la conspiración junto con su hermano, Ricardo Alberto Martinelli Linares y otras personas mediante el establecimiento de cuentas bancarias extraterritoriales a nombre de compañías de fachada en las que recibirían y disfrazarían los fondos irregulares que sumaban USD 28 millones. Explicó que él y sus socios transfirieron hacia y desde los Estados Unidos el dinero, lo cual llevaron a cabo a través de transferencias electrónicas que involucraban las ganancias del esquema y que les servirían para la compra de un yate y un condominio en EE. UU.[6]

Entretanto, la declaración de culpabilidad de Ricardo Alberto Martinelli Linares se produjo el 14 de diciembre de 2021, cuando ante el juez federal de distrito, Raymond J. Dearie, admitió que participó en la conspiración para lavar dinero en el esquema encabezado por Odebrecht S.A. Tal como lo hizo su hermano, asintió los términos de la acusación que los señala de usar el sistema financiero de Estados Unidos para promover su esquema de corrupción, lo cual lograron constituyendo “cuentas de empresas ficticias en bancos extraterritoriales para tratar de evadir la responsabilidad y usaron parte de las ganancias de los sobornos para su beneficio personal”[7].

El artículo completo puede ser leído maibortpetit.info

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Continue Reading

Panamá

Participación de los hermanos Martinelli Linares en Digicel habría desencadenado reveses sufridos por la empresa en Panamá

Published

on

By

En opinión de algunos ciudadanos, ha quedado claro que reveses recientes que ha sufrido Digicel en Panamá se han desencadenado en parte debido a la vinculación de la familia Martinelli con la empresa.

El pasado mes de abril la compañía solicitó su liquidación voluntaria ante los Tribunales de Justicia Civiles, como consecuencia de la aprobación, por parte del Gobierno Nacional de Panamá, de la fusión de Cable & Wireless Panamá (CWP) y Claro, decisión que representa el fin de la libre competencia para el mercado de las telecomunicaciones en el país, según dijo la compañía en una declaración.

Revelaciones recientes han indicado que tras bastidores los verdaderos accionistas de la compañía son los hermanos Luis Enrique y Ricardo Martinelli Linares, hijos del expresidente Ricardo Martinelli, quienes esperan sentencia tras haberse declarado culpables de lavar dinero de sobornos de Odebrecht.

Los fiscales del caso de los hermanos Martinelli en Nueva York confirmaron que 9.2 millones de dólares de las coimas de Odebrecht fueron utilizados para comprar una empresa de telefonía celular, informó FOCO.

Diversas fuentes consultadas confirmaron a FOCO que la empresa a la que se refieren es Digicel.

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Continue Reading

Panamá

El video viral con imágenes del presidente Laurentino Cortizo en el que un hombre asegura arrepentirse de «haber votado por usted»

Published

on

By

En las redes sociales se viraliza un video con un audio de fondo en el que una persona dice arrepentirse de «haber votado por usted», mientras se muestran imágenes del presidente de Panamá, Laurentino Cortizo.

En el vIdeo el hombre señala: «…porque usted no ayuda al pueblo, usted ayuda al rico…».

No está claro si se trata de un vídeo auténtico, de un montaje o si el reclamo iba dirigido realmente a Cortizo.

 

Lea el Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 19 al 25 de mayo de 2022

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.