Connect with us

Otras Latitutes

Jorge Elías Castro Fernández cuenta detalles de una interesante novela en torno a la crisis palestino-israelita

Published

on

El analista político Jorge Elías Castro Fernández relata que RRami tenía una carrera de éxito en Israel, feliz con su mujer Nurit y sus hijos. En 1997, un atentado suicida terminará con la vida de su hija Asmadar, cuyo nombre significa uva de la vid. En 2005, a través de Combatientes por la paz, una ONG palestino-israelita, conoció a Bassam Aramin, quien cambió tras pasar años en la cárcel por su lucha contra los ocupantes, convirtiéndose en un activista en pos de un entendimiento entre ambos pueblos.

Jorge Elías Castro Fernández narra que en 2007 un soldado israelí pego un tiro en la nuca a su hija Abir, de tan sólo diez años. Este hecho lo hermanó más con Rami. A grandes rasgos, sin abordar a fondo su infinitud de matices, ‘Apeirógono’ es la novela donde el irlandés Colum McCann (Dublín 1965) alcanza su cumbre literaria.

Publicada en castellano por Seix Barral y en catalán por L’Altra Editorial, sorprende tanto por su enfoque, un río desbordado entre asociaciones del pasado hacia el presente, como por su estructura, dividida en fragmentos de distinta extensión regados de mucha sabiduría y habilidad narrativa. Con ‘Apeirógono’, un polígono de infinitos lados, se muestra la eterna crisis de Oriente Medio con ojos más cercanos, deparándonos un rompecabezas por como el autor consigue encajar piezas emocionales, la historia de ambos hombres, con relaciones donde combina todos los entresijos de la trama, uniéndolos con maestría.

PREGUNTA. ¿Cómo eres tan valiente de meterte en este berenjenal?

RESPUESTA. Gracias por la pregunta. Tenía miedo, pero una de las cosas que sabía es que, independientemente de lo que hiciera, jamás lo sería tanto como Rami y Bassam. Me reconforté sabiendo que podía escribir sobre este tema, y aun así encontraría un camino. Ellos no. Conviven constantemente con la cuestión. Incluso ahora, cuando van a las escuelas de Israel, hay padres protestando en la puerta, escupen a Bassam y Rami aguanta. Imposible ser más valiente que ellos, pero debía contar esta historia.

P. Los ciudadanos occidentales, pese a toda la información de los medios de comunicación, estamos desinformados sobre el conflicto. Escribirlo basándose en dos personajes como Bassam y Rami, que pisan el suelo, lo hace más humano y comprensible.

R. Te lo explico. Estaba muy confundido. Primero te hablaré de Irlanda del Norte. Crecí en Dublín, mi madre era de Derry y viví el conflicto en propia carne, cuando era niño bombardearon la ciudad. Pese a ser de Dublín, cuando iba a Irlanda del Norte me confundía y eso que he escrito dos libros como Un país donde todo debe morir, directamente sobre Irlanda del Norte, y Transatlántico. Y sigo confundido sobre Irlanda del Norte, el lugar donde crecí. Metiéndome en Israel y Palestina sabía que esa confusión iba a estar, quería que el lector se sintiera confuso y la admitiera. Te olvidas de cifras, datos, masacres y te centras en dos criaturas vivas que respiran, les late el corazón y están ahí en el centro. Si te preocupan ellos luego podrás preocuparte de las fechas históricas. Es muy difícil humanizar el conflicto, en el cine también. Es como un rascacielos. Hay lectores que se quedan en el sótano, otros llegan al quinto y algunos al ático. Los mejores del mundo pueden escribir libros para los de la planta baja y los que están en lo alto. Mi dificultad es que esos dos niveles fueran posibles.

P. Como muchas novelas y películas no se meten en lo humano del Conflicto y eso las convierte en una especie de abstracción. Por otra parte, mientras leía el libro pensaba en un párrafo de Albert Camus: “En este momento se arrojan bombas contra los tranvías de Argel. Mi madre puede estar en uno de esos tranvías. Si eso es la Justicia, prefiero a mi madre.”

R. Me acabas de dejar la piel de gallina. Las personas antes del absoluto de las ideologías. En mi caso no sé lo que. Estuve dos semanas, conocí a Bassam y Rami, empecé a llorar. Abrieron algo en mí, el mar congelado de Kafka, donde el artista pica el hielo. Mi tarea era intentar transmitirlo. ¿Tú elegirías a tu madre o a la guerra?

P. A mi madre. A veces pienso en que no sé cómo hubiera actuado de vivir en la Barcelona de 1936.

R. ¿Se pueden responder ambas cosas?

P. La ideología se vende como un absoluto, que ataca los vínculos y los sentimientos, que quizá serían la verdadera patria.

R. Porque lo que dices trasciende el motivo del enfrentamiento y le quita esa totalidad, pasándola a lo pequeño, donde todos somos lo mismo sin banderas o credos draconianos.

P. El apeirógono tiene infinitos lados y a cualquiera le puede tocar lo ocurrido con las hijas de Bassam y Rami. Podría ser cualquier otra persona.

R. Gracias por ver esto, es una historia que podría aplicar en Belfast, Catalunya, Kentucky, en el Bronx. No es un libro sobre este territorio tan particular. Trata sobre dos hombres, pero sí, ese apeirógono podría ser cualquiera de nosotros.

P. ‘Mispaha’ es una palabra que aparece en uno de los fragmentos. Significa compartir la tierra, vivir juntos, justo lo contrario de lo que ocurre en esa parte del mundo.

R. Esto es lo que dicen Bassam y Rami. No hablemos de si la solución es un Estado, una confederación o una república federal. Primero terminemos con la Ocupación y a partir de aquí ya vemos si construimos esta nación mosaico, la Mispaha. Primero queremos ver si podemos vivir en una Democracia, con un modelo al estilo de Bélgica. Ellos quieren parar la Ocupación para hablar, un lienzo blanco donde arrojar pintura y ver si nace un cuadro. Rami y Bassam son personas con un mensaje sencillo, y no hay nada menos sencillo que la sencillez.

P. En la matrícula de la moto de Rami se puede leer no acabará hasta que hablemos, uno de los símbolos de la novela.

R. Es cierto. Ellos no dicen que deban amarse o caerse bien, pueden odiarse hasta la muerte, pero lo importante es entenderse. Incluso pueden odiarse si así lo desean. Deben aprender a convivir. ¿Cómo? Eso es lo más importante. Aquí el periodismo y la literatura por contar nuestra historia, y si no lo haces vas a una cárcel interna. No debemos pensar en palestinos e israelitas como seres unidimensionales. Ellos viajan juntos, olvidando las ideas, pensando en la gente, algo contrario a lo imperante hoy en día, donde imponen la existencia de una verdad en cualquier tema.

P. En tu novela la vida normal deviene épica a partir de perder a familiares en el conflicto. Has elegido contarlo desde esta épica de la normalidad de un modo muy particular, porque cuando esta última se rompe todo se resquebraja.

R. No me interesaba contar esta historia de manera tradicional, que es desde el equilibrio. Hago ver por arte de magia que aquí hay equilibrio porque ambos piensan igual, pero el libro no mantiene ese equilibrio canónica, hay demasiados lados.

 

Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 23 al 29 de junio de 2022

 
Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otras Latitutes

Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 23 al 29 de junio de 2022

Published

on

By

 

Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 23 al 29 de junio de 2022

 
Continue Reading

Otras Latitutes

Remedios Díaz Oliver pasea sus desvergüenzas por España siempre en trío

Published

on

By

Por Betsy Wilson | Opinión

La muy dinámica Remedios, que como cualquier «periodista» nos invita cada semana a “La esquinita de Reme”, un email no solo mal escrito y mal elaborado, sino que evidencia su odio a todo lo que signifique algo distinto a Trump, y a su permanente ataque desmedido y desproporcionado al presidente Biden. Ahora la Reme está dándole riendas sueltas a sus pasiones amorosas en compañía de su eterna «amiga sentimental», la viuda alegre Lilia. Y en vista que en Florida se prohíbe la palabra “gay”, entonces se pasean por la bella España para no tener que inhibir sus más bajas pasiones. ¡Claro!, a Fausto no le agrada ese “Olé Olé” de este par de “señoritas”.


Las aseveraciones expuestas en este artículo son solo del autor (a) y no representan de forma alguna afirmaciones u opiniones editoriales de awriterwithfreedom.com

 

Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 23 al 29 de junio de 2022

 
Continue Reading

Otras Latitutes

Yenny Coromoto Pulgar León da detalles de cómo celebran residentes de Europa una tradicional noche de junio

Published

on

By

Yenny Coromoto Pulgar León explica que la Noche de San Juan vuelve a las playas de numerosas ciudades costeras de España, entre ellas las de Valencia, Alicante o A Coruña con el fin de atraer la buena suerte para esta nueva etapa del año: el verano. Aunque el origen de esta festividad es un tanto incierto y existen muchas teorías de por qué se celebra, lo que está claro es que la noche del 23 al 24 de julio es todo un símbolo para quienes creen en atraer la buena suerte y en los nuevos comienzos.

Con el fin de llamar a la buena fortuna y aprovechar la noche más mágica del año, algunos se acercarán a las orillas del mar, al calor de una hoguera sobre la que saltar o a la que arrojar deseos, pero la noche es también de quienes opten por una celebración más íntima. Para estos últimos hay rituales para la Noche de San Juan de andar por casa: desde sustituir las fogatas por velas a beber agua de manantial o cascar un huevo en un vaso de agua para pedir un deseo. Yenny Pulgar León señala que estos son algunos de los más conocidos:

Saltar las hogueras. Pasar por encima del fuego en la víspera del festivo de San Juan es, seguramente, la forma más habitual de celebrar esta festividad. En Alicante, donde la Generalitat valenciana reconoce la Noche de San Juan como Bien de Interés Cultural Inmaterial, la tradición dice que hay que saltar siete veces; y en Galicia, donde el evento se considera de Interés Turístico Internacional, nueve. En otros puntos de España, bastaría con saltar las olas de espaldas al mar.

Presagios para parejas. Otra de las tradiciones más conocidas consiste en lanzar una trenza hecha con flores o con cintas de colores a la persona amada en el momento de saltar la hoguera. Si el enamorado la recoge antes de que caiga al suelo, será un presagio de prosperidad para la pareja. También existe un ritual para vaticinar el futuro de la relación. Se basa en colocar un par de agujas en un cuenco profundo lleno de agua y dejarlas flotar libremente. Si los alfileres se separan, se supone que la relación no va por buen camino y que se producirá un distanciamiento, mientras que si se unen, ambas personas permanecerán juntas.

Quemar los deseos. Uno de los rituales más famosos de San Juan, especialmente en Cataluña y las islas Baleares, consiste en escribir deseos en un papel y quemarlo en las hogueras de la playa dando tres saltos. Además, en el Mediterráneo catalán la ‘nit del foc’ se celebra comiendo la clásica coca de San Juan, un dulce preparado a base de harina, huevos, leches y frutas confitadas. Por su parte, Cádiz celebra la Fiesta de los ‘Juanillos’, muñecos de trapo confeccionados por los vecinos que se queman para simbolizar el comienzo del verano.

Cascar un huevo en un vaso de agua. Para pedir deseos en la noche más mágica del año, también se puede recurrir a colocar un vaso con agua y huevo al lado de la ventana abierta del dormitorio cuando sean las 00:00 horas de la noche. Aunque hay distintas versiones de cómo se debería colocar el huevo en el vaso, lo común es echarlo entero, incluyendo yema y clara, y espera toda la noche para ver cómo, al día siguiente, se encuentra ubicado el huevo entre el agua. Se podría decir que si la clara flota hacia arriba, como si de una vela de barco se tratase, el año que hay por delante estará lleno de buenas cosas; si por otro lado, la yema se queda cubierta por la clara no sería un año tan bueno.

Lavarse la cara a medianoche. En algunos lugares de Andalucía, sobre todo en el litoral malagueño, es tradición lavarse la cara en el agua del mar justo a medianoche para conservar la salud y la belleza durante todo el año. Pero, de acuerdo a la tradición, el hechizo dejaría de ser efectivo si después de bañar el rostro la persona se mira al espejo. En Galicia la tradición manda hacerlo con el agua donde la noche anterior se ha sumergido un ramillete de las hierbas de San Juan. No hay consenso sobre las plantas que debe tener: se dice que romero o hierba luisa, pero también menta y lavanda, desglosó Yenny Coromoto Pulgar León.

Patatas bajo la almohada. Dormir con tres patatas bajo la almohada es una superstición propia de la Noche de San Juan. Una de las patatas debe estar entera, otra rasgada y la última sin piel. Al día siguiente se debe introducir la mano bajo la almohada y extraer uno de los tubérculos: si se saca la patata entera, el futuro estará lleno de prosperidad; la patata marcada reflejaría una alternancia de momentos positivos y desdichados; por último, la patata sin piel simbolizaría la mala suerte, según la experta.

 

Semanario El Venezolano – Edición Miami, del 23 al 29 de junio de 2022

 
Continue Reading

Envían de vacaciones a los fiscales Ruth Morcillo, Adecio Mojica, Zuleyka Moore y Nahaniel Murgas tras denuncia de exministra por simulación de hecho punible y otros delitos

Únete y forma parte del comité que tendrá la tarea de construir un nuevo templo en Ciudad del Lago

Excandidato presidencial Juan Carlos Navarro es víctima de campaña de desprestigio y persecución judicial por parte de fuerzas oscuras con intereses políticos

Advertisement
Advertisement

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.