Era un gran negocio para los cuasi enchufados comprar chatarra a las empresas básicas de la CVG y revenderla en el exterior.

Pero el enfado de los boligarcas se deja notar, porque ahora todos los negocios de las empresas básicas son un monopolio de los turcos.

Para sorpresa de muchos, a individuos prófugos de la justicia, narcotraficantes y testigos protegidos de agencias federales en USA, como los boligarcas Pedro García y Jhonnathan Marín, se oye, les continuarían haciendo contrataciones en PDVSA, sólo que a través de nuevas empresas y con nuevos testaferros.

Boligarcas seguirían saqueando PDVSA con nuevas empresas