19/10/2012 06:00 – ACTUALIZADO: 04/12/2014 16:02

Cuando contaba con 24 años, sus padres, los marqueses de Urquijo, fueron asesinados en su chalé de Somosaguas. Han pasado 32 años de aquello y en todo este tiempo Myriam de la Sierra y Urquijo se ha casado por tercera vez y ostenta un destacado lugar en una controvertida empresa que promete numerosos beneficios y que acaba de comenzar a ser investigada.

Ella y su marido, el paquistaní Bash Bokhari, están al frente de ACN (American Communication Network) en España, una compañía estadounidense de marketing que promete grandes ganancias. “¡Deje de soñar, empiece a vivir! Podrá ganar hasta 25.000 euros mensuales“. Así se presenta la compañía, autodefiniéndose como la mayor empresa de telecomunicaciones de venta directa del mundo, tal y como relata Vanity Fair.

Pese a que al parecer obtiene 1.000 millones de euros de ingresos en 23 países de cuatro continentes y que su facturación total desde sus inicios, en 2007, alcanzaría los nueve millones de euros, lo cierto es que ACN ha sido acusada en varias ocasiones de estar operando bajo un ilegan sistema piramidal y por publicidad engañosa. Fue en Canadá en el año 2002, en Australia en 2004 y en Francia, respectivamente,

Ahora, en España, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha sido alertado de una “posible estafa piramidal” por parte de la Unión de Consumidores, que ha pedido que se ponga en marcha una investigación tras reconocer “el altísimo número de personas que están trasladando dudas, sospechas o preocupación por esta empresa, por lo que las autoridades competentes deberían investigarla, evaluar si funciona correctamente o si hay una práctica irregular detrás”.

El Confidencial